Hacienda suspende las reglas fiscales para todas las administraciones en 2020 y 2021 con el aval de la UE

La medida suspende los objetivos de déficit, ahorrando al Gobierno el debate sobre la senda fiscal y permitiendo a los ayuntamientos gastar 14.000 millones en remanentes

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

La Unión Europea acaba de decidir extender a 2021 la suspensión de las reglas fiscales a fin de alentar la recuperación de la crisis ocasionada por la crisis del Covid-19 por lo que el Gobierno de España ha decidido anular también los objetivos de reducción de déficit y deuda pública tanto para este año como para el próximo.

Así lo ha avanzado este miércoles la ministra de Hacienda, y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en una declaración realizada desde el Congreso de los Diputados detallando que la medida beneficiará a todas las administraciones públicas.

Montero ha explicado que la decisión supondrá dejar en suspenso la Ley de Estabilidad Presupuestaria, permitiendo al Estado, las comunidades autónomas y las entidades locales incurrir en déficit como consecuencia del mayor gasto asociado a la pandemia sin preocuparse de infringir la legislación.

La medida, en todo caso, no afectará al límite legal de 30 días en el periodo medio de pago a proveedores que las administraciones públicas tienen para hacer frente a sus obligaciones, si bien las corporaciones locales ya triplican ese plazo.

Sin embargo, la decisión de Bruselas viene a solucionar el problema de la financiación de los municipios, que aunque cuentan con unos 14.000 millones de euros en remanentes de los superávits de los últimos años no pueden gastarlos sin aprobar ingresos por la misma cuantía porque la posibilidad de incurrir en déficit les está legalmente vedada.

“Todas aquellas entidades locales que tienen un volumen de recursos en las cuentas bancarias van a poder utilizarlo en 2020 y 2021, que es en los años que quedan suspendidas las reglas fiscales”, ha aclarado Montero.

La medida, que Bruselas venía estudiando en los últimos meses, supone un importante balón de oxígeno para España, cuyo déficit se prepara para saltar del 2,8% del cierre de 2019 al entorno del 12% este año, según la mayoría de analistas. Como resultado, la deuda pública pasará del 95,5% del año pasado a un umbral cercano al 120%.

“En septiembre, la Comisión Europea ha confirmado que la cláusula de salvaguarda se mantiene en 2021, y nos ha comunicado que para el año 2021 sigue en suspenso las reglas fiscales”, ha detallado Montero.

Montero ha criticado el “austericidio” como método para afrontar la crisis, como demostró, ha dicho, la Gran Recesión iniciada en 2008. La ministra ha aplaudido la decisión de la Unión Europea de apostar ahora por políticas expansivas.

La ministra ha recordado que España recibirá 140.000 millones de euros entre transferencias y créditos comunitarios durante los próximos seis años gracias al programa de ayuda al Covid-19, lo que permitirá al Ejecutivo impulsar unos Presupuestos ampliamente expansivos en 2021.

"El Gobierno de España no renuncia a un objetivo de estabilidad presupuestaria”, ha aseverado, no obstante, Montero, sosteniendo que “se suspenden las reglas fiscales, pero no las obligaciones fiscales” de “garantizar la sostenibilidad de las cuentas públicas a medio plazo”.

Pese a ello, la suspensión de la regla permitirá al Gobierno presentar un techo de gasto y un proyecto de Presupuestos Generales del Estado sin acompañarlos de la tradiconal senda fiscal que marca los objetivos de déficit para el año.

Montero asegura que "no hubiera habido ningún problema en aprobar los objetivos de estabilidad" de cara a la tramitación de los Presupuestos de 2021, si bien esta medida ahorra un trámite al Ejecutivo en su pugna por sacar adelante las nuevas cuentas.

Con todo, Hacienda sí que remitirá a Bruselas una proyección del comportamiento del déficit en el plan presupuestario de 2021 que deben remitir a la Comisión Europea el próximo 15 de octubre.

Finalmente, la ministra ha avanzado que el próximo lunes convocará el Consejo de Política Económica y Fiscal a fin de abordar con las comunidades autónomas las previsiones de incremento del gato público para 2021, un primer paso clavo hacia el impulso del proyecto presupuestario.

Montero ha aclarado que su plan pasa por facilitar a las regiones los mismos recursos con que han contado este año, aunque no impulse un nuevo fondo Covid, pues además de poder incurrir en déficit, el Gobierno está dispuesto a hacerles una nueva tanda de transferencias y a cargar con el agujero fiscal que se genere.

Normas
Entra en El País para participar