Vivienda

Amenabar reta a Neinor y Aedas como mayor promotora de España

El grupo vasco prevé entregar 2.200 casas este año

La constructora ingresa 272 millones, un 30% más

Obra residencial de Amenabar en Boadilla del Monte (Madrid), promoción que la inmobiliaria vasca entregará este año.
Obra residencial de Amenabar en Boadilla del Monte (Madrid), promoción que la inmobiliaria vasca entregará este año.

Amenabar disputa el trono de ser la mayor promotora de España. La compañía vasca presumiblemente cerrará este año como la inmobiliaria que más entregas de viviendas va a realizar, por delante de las cotizadas Aedas, Neinor y Metrovacesa y de otra importante compañía como la madrileña Vía Célere.

Construcciones Amenabar entregará a clientes 2.200 casas, una cifra que la sitúa por encima de sus competidores. “La tendencia de la actividad de la construcción de vivienda residencial para la sociedad sigue siendo al alza para el 2020, con una cartera de 5.000 viviendas en construcción y con previsión de duplicar el número de viviendas entregadas hasta las 2.200”, recoge la compañía en el informe de gestión de sus cuentas de 2019 recién presentadas en el Registro Mercantil.

Esa cifra supera a las 2.060 aproximadamente que tiene previsto entregar Vía Célere, como también se recoge en sus respectivas cuentas consolidadas de 2019, a las 2.000 de Aedas y a las 1.700 de Neinor. En el caso de Metrovacesa no informa sobre sus previsiones tras incumplir sus objetivos en los últimos años.

Todas estas compañías junto a otras como Aelca y Habitat se han convertido en protagonistas relevantes de la recuperación del atomizado negocio de la construcción residencial a partir de 2015, aunque en la actualidad la pandemia por Covid-19 ha enfriado las expectativas de crecimiento.

La mejora del negocio residencial tiene también reflejo en los resultados de Construcciones Amenabar. La empresa ingresó 318 millones de euros en 2019, un 30,5% más que el año anterior. En el caso del beneficio también se dispara un 19,2%, hasta los 23,29 millones. Entre sus competidores, Neinor facturó el pasado año 489 millones, Aedas 311 millones y Vía Célere (controlada por el fondo estadounidense Värde Partners) alcanzó los 362 millones.

La rama de construcción es la principal enseña del grupo, que a nivel consolidado facturó el pasado año 347,14 millones (frente a los 341,8 millones de 2018), según avanzan a Cinco Días desde la firma vasca, ya que esas cuentas todavía no están presentadas en el Registro. Asimismo, obtuvo un resultado neto de 65,6 millones (versus 28,4 millones del ejercicio anterior).

De las 2.200 unidades que prevé finalizar y entregar, la promotora vasca propiedad de la familia Amenabar, 1.706 casas corresponden a promoción para su marca propia y 494 para terceros. “La firma es la promotora no cotizada y no invertida por un fondo –toda su actividad la realiza a través de recursos propios– que más viviendas ha entregado en los últimos años en España, sumando más de 4.000 viviendas desde 2015 hasta 2019”, señalan desde la empresa. En el plan estratégico 2020-2023, presentado recientemente, la firma calcula entregar más de 4.500 pisos en ese periodo.

Salvedades en la auditoría

La firma de auditoría Comas presenta salvedades a las cuentas de 2019 de Construcciones Amenabar y le afea que no declare los sueldos de los directivos ni haber podido disponer de la información de las UTE (unión temporal de empresas) en las que participa y cuyos estados financieros la compañía vasca ha integrado proporcionalmente a su porcentaje de participación en cada una de ellas. “No hemos podido realizar los procedimientos necesarios en la totalidad de las UTE para obtener evidencia adecuada y suficiente de que el efecto de dicha integración no pudiera verse alterado por cualquier circunstancia no tenida en cuenta por los gestores de las UTE”, refleja el auditor.

Asimismo, el auditor destaca que las cuentas anuales omiten la información requerida en la Ley de Sociedades Anónimas “relativa a la remuneración de los administradores”. Y el auditor recuerda que ya en 2018 incluyeron estas salvedades.

La empresa también recoge que tiene una deuda de 38,3 millones de euros con entidades de crédito a corto plazo y 216 millones en el apartado de pasivos financieros a largo plazo, de los que 135 millones corresponden a endeudamiento con proveedores.

También en el negocio de ‘build to rent’

Duplicar. Amenabar entregó el pasado año 1.055 casas a escala nacional, lo que supone que en 2020 prevé duplicar ese negocio. Actualmente dispone de 62 promociones en curso para 4.065 viviendas, según datos proporcionados por la compañía.

Madrid. La compañía “lidera la entrega de viviendas en la Comunidad de Madrid”, según sus propias cifras. En esta comunidad autónoma opera desde 2014 y está presente en la capital, en el barrio de Valdebebas, y en los municipios de Las Rozas, Boadilla y Rivas-Vaciamadrid. “En concreto, Amenabar es la promotora más activa en el ámbito de Valdebebas, con cuatro promociones entregadas, que suman un total de 432 viviendas”, reflejan desde la firma.

Alquiler. Igualmente en Valdebebas construye para el fondo Ares vivienda destinada al alquiler, con 436 unidades. De esta forma, la empresa se ha sumado al pujante negocio del build to rent en el que ya están otras promotoras como Neinor, Aedas, Kronos o Metrovacesa.

Negocio. Amenabar, cuenta con ramas de negocio: promotora, constructora, recursos y concesiones. Fue fundada en San Sebastián hace 39 años y emplea a más de 500 personas.

Normas
Entra en El País para participar