Redes sociales

TikTok recurre a la Justicia para evitar su prohibición en EE UU a partir de este domingo

ByteDance solicita una licencia de exportación en China en plena negociación para crear TikTok Global con Oracle y Walmart como socios

Logo de TikTok en la pantalla de un móvil.
Logo de TikTok en la pantalla de un móvil.

La red social chinaTikTok propiedad de la empresa china Bytedance, ha recurrido a un juzgado de Washington para que impida que la orden ejecutiva emitida por el presidente estadounidense, Donald Trump, se lleve a cabo y la aplicación quede prohibida en el país a partir de este domingo, obligando a Apple y Google a retirarla de sus tiendas de aplicaciones.

La plataforma, que ha sido considerada una amenaza para la seguridad de EE UU, según palabras de Trump, pide una paralización cautelar de la orden de la Casa Blanca alegando que una prohibición de estas características atentaría contra la libertad de expresión y se saltaría el debido proceso.

En la documentación entregado al juez, la compañía pide que este resuelva antes de la medianoche del domingo, el nuevo plazo para una potencial prohibición tras la extensión decretada por el propio Trump el fin de semana pasado después de aprobar preliminarmente el acuerdo alcanzado entre ByteDance y las estadounidenses Oracle y Walmart, informa Efe.

TikTok señala en su defensa que no hay urgencia que justifique la medida impuesta por el Gobierno de EE UU y que ha llevado a cabo "esfuerzos extraordinarios para satisfacer unas demandas del Gobierno que cambian todo el tiempo y supuestas preocupaciones de seguridad nacional".

Precisamente Trump amenazó este lunes con no aprobar el acuerdo alcanzado entre Oracle y Walmart con ByteDance sobre TikTok Global, la sociedad que crearían los tres socios para que la red social china pueda seguir operando en EE UU, si las empresas estadounidenses no tienen un "control total" sobre la sociedad resultante. El mandatario había dado su visto bueno pocas horas antes de forma pública.

El cambio de postura de Trump se achaca a las versiones contradictorias ofrecidas por ByteDance y sus aliados estadounidenses, Oracle y Walmart, sobre los términos del acuerdo. Según la versión de estas últimas, que controlarán el 20 % de la futura TikTok Global, la mayor parte de la nueva empresa será de propiedad estadounidense. Por su parte, ByteDance sostiene que seguirán controlando el 80% restante hasta que lleven a cabo su salida a Bolsa en el plazo del un año.

Licencia de exportación

En paralelo al movimiento de TikTok ante la justicia de EE UU, ByteDance ha solicitado una licencia de exportación de tecnología en China mientras ultima el citado acuerdo con Oracle y Walmart con el que espera evitar definitivamente la ejecución de los planes del Gobierno de EE UU de prohibir su aplicación en ese país.

La empresa con sede en Pekín presentó la solicitud a la oficina de comercio municipal de la ciudad y está a la espera de una decisión, según informó el jueves en un comunicado en su plataforma de noticias en línea Toutiao.

La solicitud se presentó un mes después de que China revisara por primera vez en 12 años su lista de tecnologías sujetas a prohibiciones o restricciones a la exportación, una medida que según los expertos da al Gobierno chino la posibilidad de pronunciarse sobre cualquier acuerdo en torno a TikTok, informa Reuters.

ByteDance ha dicho que su acuerdo con Oracle y Walmart dará lugar a la creación de una empresa estadounidense independiente y no implica ninguna transferencia de tecnología, aunque Oracle podrá supervisar el código fuente de TikTok en EE UU.

Tras las declaraciones contradictorias de las compañías tampoco está claro que China esté dispuesta a ceder y aprobar el acuerdo. Según han señalado algunos medios estatales chinos como el Global Times, Pekín cree que el acuerdo es “injusto” y “satisface las tradicionales exigencias de Washington”.

La experiencia de TikTok es "un ejemplo de libro de la piratería moderna y del acoso tecnológico de los EE UU", ha dicho la agencia de noticias estatal china Xinhua, añadiendo que los temores sobre la seguridad nacional que Washington ha expresado sobre TikTok son "nada más que una tapadera".

Desde China hablan de "extorsión" y apuntan a que las prohibiciones impuestas ya a Huawei y ZTE y las que se quieren imponer a TikTok y WeChat solo obedecen a una guerra por el dominio tecnológico. Lo que algunos analistas apuntan es que el caso TikTok, como el resto de los apuntados, enciende la alarma sobre las operaciones en EE UU.

Normas
Entra en El País para participar