Bodegas

Félix Solís elevó un 140% su provisión ante litigios en plena guerra con García Carrión

A cierre de 2019 tenía apartados 6 millones de euros para contenciosos

Félix Solís elevó un 140% su provisión ante litigios en plena guerra con García Carrión

La enconada batalla que mantienen los dos grupos bodegueros de la Denominación de Origen Valdepeñas, Félix Solís Avantis y García Carrión, ha hecho tomar medidas a la primera ante las posibles consecuencias que puedan derivarse de los litigios que ambas protagonizan y que han llegado hasta la Audiencia Nacional.

Las cuentas anuales de Félix Solís depositadas en el Registro Mercantil muestran cómo el grupo vinícola incrementó en un 140% las provisiones dedicadas a contenciosos judiciales hasta los 6 millones de euros, después de incorporar otros 3,5 millones adicionales a los poco más de 2,5 millones que ya tenía reservados para ese efecto al cierre de 2018.

Como explica su memoria financiera, llevó a cabo dicho incremento “por el eventual riesgo derivado del inicio de otro procedimiento contencioso”. Durante el año pasado se conoció la denuncia Las diligencias ahora remitidas a la Fiscalía de la Audiencia Nacional fueron abiertas a raíz de una denuncia de varias organizaciones agrarias de Castilla-La Mancha ante la fiscalía provincial por un presunto fraude en el etiquetado de vinos de la DO Valdepeñas, no solo de Félix Solís, como reserva o gran reserva. A esta denuncia se sumó García Carrión a través de su filial Bodegas Vinartis.

La fiscalía provincial decidió en febrero pasado derivar el caso a la Audiencia Nacional. Lo hizo días después de que la consejería de agricultura de Castilla-La Mancha abriese un expediente a tres bodegas de la DO: Félix Solís, Bodegas Vinartis y Bodegas Navarro López por esta misma cuestión.

La guerra ha continuado durante estos últimos meses en el seno de la DO. Las asociaciones agrarias Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias amenazaron con abandonarla si no se acometían cambios profundos, como una modificación dde los estatutos para eliminar los derechos a veto y nuevos contraetiquetados específicos para cada categoría de vino. La junta directiva de la DO decidió a principios de este mes convocar elecciones a su presidencia para desbloquear la sitaución.

En cuanto a negocio, Félix Solís cerró 2019 con unos ingresos consolidados de 290 millones, un crecimiento del 1,3% respecto al año anterior. Casi el 55% de los mismos los generó a través dde la exportación. Por su parte, el beneficio neto fue de 20,1 millones, un 11% más. Respecto al Covid-19, reseña el impacto sobre el negocio de distribución a hostelería pero también que se ha visto compensado con el “aumento de las ventas en otras divisiones comerciales”.

Normas
Entra en El País para participar