Banca

A&M se suma al mercado y cree que Sabadell será el siguiente en protagonizar una fusión

La firma cree que en la propuesta de CaixaBank-Bankia podría sobrar una de las redes al completo

Dos personas en los cajeros dispuestos en el edificio de la sede de Caixabank, en Valencia, Comunidad Valenciana (España), a 4 de septiembre de 2020.
Dos personas en los cajeros dispuestos en el edificio de la sede de Caixabank, en Valencia, Comunidad Valenciana (España), a 4 de septiembre de 2020. EL PAÍS

Alvarez & Marsal se suma a la corriente que prevé nuevas fusiones en el mapa bancario español en los próximos meses. Y, también como el mercado, ve a Banco Sabadell como el siguiente jugador en mover ficha en un proceso de consolidación, después de que CaixaBank y Bankia hayan marcado el inicio de una nueva oleada con su propuesta.

El mercado apuesta por una operación corporativa de Sabadell, que se refleja en la subida de su acción, que desde que se anunció las negociaciones entre CaixaBank y Bankia ha experimentado un alza del 20%.

"Sin duda, Banco Sabadell podría ser el siguiente. Así lo evidencia la evolución de la acción", han indicado el director general de la firma en España y Portugal, Fernando de la Mora, y los directores senior, Alberto Gil y Eduardo Areilza, en una rueda de prensa telemática para presentar el informe 'El Pulso de la Banca'.

Areilza ha explicado que cuando alguien activa el botón de salida hay ciertas entidades que se quedan "descolgadas" y Banco Sabadell es una de ellas, por lo que es el "claro candidato" a continuar con el proceso de consolidación.

En opinión de los expertos de la firma, lo ideal sería que la consolidación consiga bancos de al menos 600.000 millones de euros en activos. "Tienen que jugar en esa liga si queremos una consolidación europea", ha apostillado.

La firma da por descontado que las entidades de tamaño pequeño activarán igualmente procesos de fusión para tratar de mejorar y sobrevivir, aunque entiende que el grupo resultante no alcanzaría un tamaño potencial como el que puede llegar a alcanzar el caso de CaixaBank-Bankia.

De cualquier forma, las entidades pequeñas "no van a mantener esos tamaños porque así no son negocios sostenibles". Así, habrá movimientos en esa franja y, aunque considera difíciles las fusiones de tres en tres, contempla la posibilidad de que se sumen varios bancos de forma gradual en el tiempo.

FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA 

Respecto a la operación que ya está sobre la mesa entre CaixaBank y Bankia, Alvarez & Marsal ha destacado que permitiría dar carpetazo al rescate financiero en España. "Arregla y da un carpetazo a la reestructuración de los últimos años, ya que el Estado se quedaría como accionista minoritario. En otros países como Irlanda, Inglaterra u Holanda siguen con el lastre del rescate", ha señalado Areilza.

Sin embargo, reconoce que igual no consigue hacer florecer todo el potencial de sinergias y no logra recuperar unos niveles de rentabilidad aceptables en el medio plazo. De hecho, cree que no es la operación más clara que podría haberse planteado, porque ambas entidades no están en su mejor momento. "El riesgo de integración es alto", ha dicho el director senior de la firma.

Aún así, Alvarez & Marsal ve claras las sinergias que se podrían generar y ha aludido al efecto 'badwill' o diferencia negativa de consolidación, que servirá para financiar el proceso de reestructuración. "De ahí que se produzca la buena acogida del mercado a la transacción", ha apostillado el experto.

Para los analistas de la firma, las operaciones con compañías por debajo del valor en libros son muy beneficiosas para inversores porque no hay que poner dinero en el sistema, sino que se financian con su propio capital.

Alvarez & Marsal cree que el grupo resultante podría prescindir de una de las redes al completo, ya sea la de la entidad grande o la de la pequeña. CaixaBank cuenta con casi 4.000 oficinas y Bankia con 2.200. De este modo, espera que el número de puestos redundantes esté entre esos dos rangos.

Según casi todas las operaciones de fusión que se han realizado en España, en unos cinco años de media, y tras finalizar todos los ajustes, cuentan con el mismo tamaño que tenía la mayor firma antes de la integración, según explican desde CC OO.

Normas
Entra en El País para participar