Tesla se desploma un 21% tras el rechazo del S&P 500

El fabricante estadounidense registra su peor día de pérdidas desde marzo

Elon Musk, consejero delegado de Tesla, en China, en una foto de archivo.
Elon Musk, consejero delegado de Tesla, en China, en una foto de archivo. REUTERS

Tesla está en el punto de mira este martes en Wall Street. El fabricante de vehículos eléctricos se ha desplomado un 21,06% tras el rechazo del S&P 500, a pesar de mantener su capitalización bursátil por encima de los 380.000 millones de dólares (unos 321.000 millones de euros). La empresa registra así el mayor día de pérdidas desde marzo.

Tesla no consiguió el pase en la revisión del índice S&P 500 que se conoció el viernes después del cierre de Wall Street, una exclusión para la que el gestor de los índices no ha explicado los motivos. En su lugar, entraron tres compañías con menor capitalización (33.891 millones), pero con un historial de rentabilidad más consistente: Etsy Inc., minorista en línea; Teradyne, fabricante de semiconductores; y Catalent, empresa de tecnología farmacéutica.

La decisión del S&P Dow Jones es un golpe para los inversores de Tesla. El repunte de un 400% en las acciones del fabricante en lo que va de año, hasta el cierre del viernes, había sido impulsado por sus resultados trimestrales de gran éxito, así como por la apuesta de su inclusión al S&P 500, que habría provocado la demanda de los fondos indexados. Ahora, su rechazo ha eliminado la expectativa alcista y se espera que la caída normalice la valoración en bolsa de la empresa.

La exclusión de Tesla en el S&P 500 refleja el reto que supone añadir a una firma de ese tamaño. La empresa fundada por Elon Musk emplea a más de 48.000 personas y registró ingresos de al menos 5.000 millones de euros en el segundo trimestre de este año. Aun así, no se descarta que la automovilística sea incluida en la lista más adelante.

La jornada festiva de este lunes en Estados Unidos, por el Día del Trabajador, retrasó la confrontación del fabricante californiano al mercado bursátil estadounidense para comprobar cuán profunda es finalmente la caída, cuya pendiente ya rozaba el 7% en el aftermarket del pasado viernes.

En la apertura de este martes, Tesla estaba un 25% por debajo de sus máximos históricos registrados este mes. Aun así, superaba en un 30% su posición con respecto a cuando comenzó la ola de especulación en torno a su inclusión en el S&P 500.

Tesla ha tenido este año el segundo mejor desempeño en el índice Nasdaq 100, por detrás de la plataforma de videoconferencias Zoom Video Communications Inc. El impulso ha sido motivado por la apuesta por la energía renovable en EE UU, el declive de los combustibles fósiles y la buena acogida del modelo sedán Model 3 entre los consumidores.

Normas
Entra en El País para participar