La referencia más utilizada en los créditos a empresas se hunde a su mínimo histórico

El euríbor a tres meses cerró ayer en el -0,491%, un nivel nunca visto

Euríbor a 3 meses pulsa en la foto

El mercado interbancario se ha transformado en una balsa de aceite, una vez superadas las perturbaciones que estallaron en marzo por el Covid-19. Entonces, el euríbor a tres meses, la referencia más empleada en los créditos a empresas, comenzó una fulgurante subida. Se disparó hasta el -0,161% que marcó el 23 de abril. Pero ya ha vuelto a la calma, y ayer se hundió hasta el -0,491%, un nuevo mínimo histórico.

El importe de los créditos vinculados al euríbor a todos sus plazos alcanza los 180 billones de euros en todo el planeta, según el Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, por sus siglas en inglés), el actual administrador de la referencia. El importe es unas 180 veces el PIB español. La cuantía de las hipotecas cuyo precio depende el euríbor supera de lejos, además, el billón de euros, según el EMMI.

Una de las grandes preocupaciones de los bancos centrales de todo el mundo son los índices de referencia. Son cruciales para fijar el precio de los préstamos. De los hipotecarios, por supuesto, pero también de los que se conceden a las empresas.

Los más relevantes son el euríbor en los plazos de una semana, un mes, tres, seis y doce meses –este último es el más habitual en las hipotecas españolas, con un saldo vivo que ronda los 400.000 millones –, y el líbor, tanto en dólares como en libras. Estos dos últimos índices están en plena transición y previsiblemente serán sustituidos el próximo año para blindarlos de posibles manipulaciones.

El índice marcó en abril su nivel más alto de los últimos cuatro años, en el -0,161%

También son relevantes porque marcan la evolución de distintos productos financieros. Existen contratos de derivados y fondos de inversión por unos 500.000 millones de euros vinculados al euríbor, según el reglamento europeo sobre índices de referencia.

La importancia del euríbor a tres meses es mayor que la del 12 meses, debido a su impacto en el coste de los créditos empresariales y su repercusión en la sostenibilidad de la deuda y la viabilidad de las compañías. De ahí que ahora se necesite, aun a costa de la rentabilidad de las entidades financieras, que esté por los suelos.

En las actas conocidas ayer de la reunión que el BCE mantuvo los días 15 y 16 de julio esta cuestión fue capital. “El euríbor a tres meses, una referencia crítica para los préstamos a empresas, ha vuelto a los niveles prepandemia”, destacó Isabel Schnabel, la representante alemana en el Comité Ejecutivo, el órgano que toma las decisiones del día a día en el Banco Central.

En un principio, el mercado en el que los bancos comerciales se prestan dinero entre sí se secó debido a la expansión del virus. El euríbor a tres meses, que marca el precio al que las entidades se dejan el dinero a ese plazo, se disparó al -0,161%, máximos de cuatro años. Justo antes de que llegara la pesadilla coronavírica en toda su extensión, el pasado 12 de marzo, marcó su anterior mínimo histórico en el -0,489%.

La actuación del BCE, que ha inyectado liquidez en el sistema financiero a tipos negativos gracias a las subastas de financiación a largo plazo (TLTRO), ha inundado el mercado de dinero y ha relajado el euríbor. En la de junio, los bancos le pidieron 1,3 billones de euros.

El índice a un año va por el mismo camino

El euríbor a un año es el que más suelen mirar los españoles de a pie, puesto que la mayoría de sus hipotecas están referenciadas a él. El susto por el Covid disparó el miedo de los bancos a prestarse dinero entre ellos y llevó a la referencia casi a terreno positivo. Marcó el -0,053% el pasado 22 de abril, máximos desde 2016. En febrero de ese año entró en negativo por primera vez en la historia. La liquidez insuflada por el BCE a la banca ha surtido efecto, y este indicador ha retomado el camino de las caídas. Y de forma muy acelerada. Tanto, que ya está muy cerca de lograr el mínimo histórico que ya ha conseguido su hermano a tres meses. Ayer cerró en el -0,372%, a un paso de perforar su nivel más bajo, en el -0,399%, registrado el 21 de agosto del año pasado.

Normas
Entra en El País para participar