Redes sociales

Microsoft reanuda la negociación para comprar TikTok tras una conversación entre Nadella y Trump

El gigante del software se da hasta el 15 de septiembre para llegar a un acuerdo. El objetivo es adquirir el negocio de la red social en EE UU, Canadá, Australia y Nueva Zelanda

El consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella.
El consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella.

Microsoft ha asegurado que está preparado para continuar las conversaciones para explorar una adquisición de TikTok en EE UU. El gigante del software, que había anunciado inicialmente este domingo que paraba las negociaciones, colgó horas después un comunicado en su blog en el que aclaraba que, tras mantener una conversación su consejero delegado, Satya Nadella, y el presidente de EE UU, Donald Trump, las negociaciones para avanzar en la operación continuaban.

El creador de Windows aseguró que se compromete a adquirir la red social china sujeto a una revisión de seguridad completa. "Microsoft se moverá rápidamente para entablar conversaciones con la empresa matriz de TikTok, ByteDance", dice la nota, que aclara que las negociaciones se desarrollarán en cuestión de semanas y que se completarán a más tardar el 15 de septiembre. "Durante este proceso, Microsoft espera continuar el diálogo con el Gobierno de EE UU, incluso con el presidente", añade la compañía.

En esta línea, Reuters informa de que Trump había dado el visto bueno a las conversaciones siempre que Microsoft logre un acuerdo en un plazo de 45 días. Las negociaciones entre ambas compañías serán supervisadas por el Comité de Inversión Extranjera en los EE UU (CFIUS), que puede bloquear cualquier acuerdo, según la citada agencia.

El comunicado emitido por Microsoft es la primera confirmación oficial de que el gigante del software está interesado en adquirir el negocio estadounidense de TikTok. La nota precisa que Microsoft y ByteDance, propietaria de TikTok, exploran una propuesta preliminar que implicaría también la compra del servicio de la red social en Canadá, Australia y Nueva Zelanda. "Microsoft sería propietaria y operaría TikTok en estos mercados y podría invitar a otros inversores estadounidenses a participar de manera minoritaria en la operación", continúa el comunicado.

Las negociaciones entre Microsoft y ByteDance se producen en un entorno de máxima tensión en las relaciones comerciales entre EE UU y China. "Microsoft aprecia la participación personal del Gobierno de EE UU y del presidente Trump, que continúa desarrollando fuertes medidas de protección de seguridad para el país", añadió la compañía en su blog.

De materializarse la operación, TikTok cumpliría con los requisitos de seguridad y privacidad establecidos a nivel global, y el modelo operativo de la red social se "construiría para garantizar la transparencia a los usuarios, así como una adecuada supervisión de la seguridad" de la plataforma de microvídeos "por parte de los gobiernos de esos países", aclaró Microsoft. 

La nota de Microsoft explica que, entre otras medidas, garantizarían que todos los datos privados de los usuarios estadounidenses de TikTok se transfieran y permanezcan en EE UU. También precisan que, en la medida de que esos datos estén actualmente almacenados fuera de EE UU, Microsoft se aseguraría de que dichos datos se elminen de los servidores de fuera del país, después de ser transferidos.

La multinacional estadounidense precisó, no obstante, que las negociaciones que mantiene con ByteDance son preliminares y no pueden garantizar que la operación llegue a concretarse en una compra. Microsoft también apuntó que no planea proporcionar detalles adicionales sobre las conversaciones hasta que no haya un resultado definitivo sobre las mismas.

La compañía que dirige Nadella llevaba varias semanas de conversaciones privadas con ByteDance para adquirir TikTok, según se hizo público el pasado viernes. La operación parecía cerrada ese día, pero todo pareció irse al traste cuando Trump dijo ese mismo día que prefería una prohibición total de la aplicación china, según el Wall Street Journal. Las conversaciones entre las partes quedó parada mientras Microsoft buscaba claridad por parte del Gobierno estadounidense.

Según revelan algunas fuentes a Reuters, el cambio de opinión de Trump obedece a las presiones recibidas por algunos de sus asesores, que temen que una prohibición a TikTok pueda pasarle factura en las próximas elecciones y probablemente desencadenaría una ola de desafíos legales. Al parecer, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha sido uno de los que favoreció la conversaciones entre Microsoft y ByteDance.

De cerrarse la adquisición, Microsoft se convertiría en un jugador relevante en el mundo de las redes sociales (ya posee la red profesional LinkedIn) y se transformaría en un competidor directo de Snap y Facebook, que llevan tiempo buscando fórmulas para frenar el avance de TikTok, que suma ya unos 800 millones de usuarios en todo el mundo, siendo EE UU uno de sus principales mercados. La red social china ha visto impulsada su popularidad a raiz de la pandemia, ya que durante el confinamiento muchos de sus microvídeos se han hecho virales.

La compra de TikTok por parte de Microsoft también daría a Trump una victoria sobre el Gobierno chino al pasar la red social, la primera aplicación china en convertirse en un éxito realmente global, a manos de una empresa estadounidense. Aunque, como advierte el citado periódico, para ByteDance la venta resolvería la preocupación de seguridad nacional que amenaza con frustrar las operaciones de la red social en EE UU, su segundo gran mercado tras la India, donde la aplicación fue recientemente prohibida.

Los conflictos sobre TikTok planteados por la Administración de Donald Trump desde hace semanas son una muestra más del pulso que mantiene el mandatario estadounidense con China y algunas de sus empresas, como Huawei y ZTE. El presidente de EE UU ha amenazado con cerrar las fronteras de su país a múltiples empresas chinas a las que tilda de amenaza potencial para la seguridad nacional. Una acusación de la que no ha presentado ninguna prueba, dejando también en evidencia que la batalla contra estas empresas son fruto de una guerra comercial, tecnológica y política entre EE UU y China.

ByteDance, la startup china matriz de TikTok, cuenta entre sus accionistas con SoftBank y grandes fondos como General Atlantic y Sequoia Capital. La compañía ha sido valorada en unos 140.000 millones de dólares, según los últimos datos de CB Insigth. Algunos inversores prepararon una oferta por TikTok que valoraba la red social en más de 30.000 millones, según explica una fuente conocedora al Wall Street Journal, quien asegura que los funcionarios de la Administración de Trump aprobarían solo una compra con propiedad completa estadounidense, descartando la opción de que ByteDance se quede con una participación aunque sea mínima.

La compañía china ha denunciado hoy que Facebook está “copiando y difamando” a TikTok mientras Washington está planteándose prohibir el uso de la aplicación en EE UU. Según la compañía, el nuevo formato lanzado por la empresa de Mark Zuckerberg, Reels, es una copia del servicio que ellos ofrecen y que les ha permitido cosechar un gran éxito entre el público adolescente y sumar 2.000 millones de descargas a nivel mundial.

Normas
Entra en El País para participar