Merlin gana un 73% menos por la venta de activos y la menor revalorización de los inmuebles

La socimi reconoce un impacto contable de 27,8 millones por las ayudas en las rentas a inquilinos de retail debido al Covid-19

Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties, en una imagen de archivo.
Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties, en una imagen de archivo.

Merlin Properties obtuvo un beneficio neto de 70,9 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un 73% menos que los 262 millones registrados en el mismo periodo del año anterior, debido fundamentalmente a la venta de activos, las reformas en algunas de sus propiedades y la política comercial de incentivos a sus inquilinos de centros comerciales para ayudar a superar la crisis del Covid-19.

De hecho, la compañía explica que esta cifra no resulta comparable con el ejercicio anterior debido, precisamente, a los atípicos (los activos vendidos y la menor revalorización de los inmuebles en este año que en 2019) y señala que excluyendo estas variables el beneficio sería de 87,2 millones, un 30% menos.

Del mismo modo, al cierre de junio, Merlin obtuvo ingresos por rentas de alquileres por 259,4 millones de euros, un 2,2% menos, pero insiste en que la cifra no es comparable y que excluyendo el cambio de perímetro tras las ventas de activos, los ingresos aumentarían un 2,7%.

Respecto a las previsiones anuales derivadas por la crisis del coronavirus, la socimi estima un impacto máximo en el flujo de caja de 60 millones de euros y calcula un beneficio operativo al cierre del ejercicio de 250 millones. No obstante, Merlin señala que planifica el segundo semestre del año y el ejercicio de 2021 “con toda la cautela y prudencia” pero destaca “un balance de situación muy sólido”. Según detalla, solo el 12% de los contratos firmados vencen en 2021 y para ese ejercicio cuenta con 20 millones de rentas adicionales gracias a los contratos firmados en Castellana 85 y Monumental, en Lisboa y en los activos logísticos Best II y Best III.

Por líneas de negocio, las oficinas registraron una subida en rentas del 4%. Además, Merlin detalla que los contratos de los nuevos inquilinos se cerraron por encima de las rentas de mercado y las renovaciones se realizaron al alza. La firma destaca los contratos en dos de los proyectos más emblemáticos, Castellana 85 en Madrid (que será la sede central de una consultora) y Monumental en Lisboa (será la sede del banco BPI, que pertenece al grupo CaixaBank).

En cuanto a centros comerciales, destaca el impacto derivado de las políticas de descuentos en las rentas a los inquilinos para hacer frente a las necesidades por la pandemia del Covid-19. En ese sentido, Merlin aplicó descuentos del 100% de la renta durante los meses de cierre de las tiendas y en los meses posteriores a la reapertura ha dado incentivos a partir de junio que oscilan entre el 60% y el 10%. La socimi detalla que el 92% de los clientes se han acogido a esta política y que, como contrapartida, esos contratos se han extendido hasta 2022. Debido a esta política de descuentos en la renta, Merlin reconoce un impacto contable en el semestre de 27,8 millones de euros, mientras que los impagos se han situado en el 2,6%.

En cuanto a los activos logísticos, el tirón de la venta online debido al confinamiento ha impulsado el crecimiento de este segmento y registró crecimiento del 2,9% en rentas y del 6,7% en renovaciones.

La cartera de activos alcanzó a cierre de junio un valor bruto de 12.775 millones, ligeramente superior (+0,2%) al valor que tenían a diciembre de 2019, mientras que el valor neto de los activos se eleva un 3,8% en el último año hasta 7.365 millones. Por categorías de activos, ha subido la valoración de oficinas y logística aumentó por mayores rentas y centros comerciales cae un 4,7%. En cuanto a la ocupación, la cartera resiste al impacto del Covid-19 y ya se sitúa en los mismos niveles que antes del estallido de la pandemia, alcanzando el 93,9%.

Normas
Entra en El País para participar