Transporte

Aena despierta con la vuelta de Ryanair y mayor actividad de Iberia, Vueling y Air Europa

Referencias para el turismo como Easyjet, Jet2, Norwegian y Tui se mantuvieron en junio sin actividad en España

Aena despierta con la vuelta de Ryanair y mayor actividad de Iberia, Vueling y Air Europa pulsa en la foto

El tráfico en los aeropuertos de Aena cerró junio con mínima actividad y dejando un desplome del 66% en el primer semestre, en comparación con la primera mitad de 2019. La red atendió a 43,47 millones de viajeros.

Aena apuntó ayer el inicio de la reactivación, ya en julio, con 2.000 operaciones diarias (despegues y aterrizajes), desde las 300 por jornada que atendía en mayo y las 400 de junio (subieron a cerca de 1.000 a finales de mes). Con todo, los 2.000 movimientos actuales distan de los 7.700 de media diaria de julio de 2019.

Entre las 20 aerolíneas con mayor actividad hacia o desde España, en el primer semestre resaltan caídas de tráfico que en muchos casos superan el 70%

Entre las 20 aerolíneas con mayor actividad (hacia o desde España), en el primer semestre resaltan caídas de tráfico que en muchos casos superan el 70% (ver gráfico). Entre las cinco primeras, Ryanair se mantiene líder con 6,6 millones de pasajeros; Grupo Iberia y Vueling, ambas de IAG, conservan la segunda y tercera posición, con pérdidas de un 59% y 68% en trafico, respectivamente; Air Europa sube del sexto lugar de junio de 2019 al cuarto, pese a dejarse un 59% de viajeros, y Easyjet es quinta con 2,45 millones de viajeros, un 71% a la baja después de no mover un solo cliente en abril, mayo y junio.

Las diez primeras compañías aéreas pasan de los 82 millones de usuarios con destino u origen en España, entre enero y junio de 2019, a una cifra históricamente baja de 28 millones. Pese a ello, ya es importante que las referencias habituales en los puestos de cabeza hayan arrancado motores.

Ryanair volvió a generar tráfico en este país (98.945 pasajeros en junio) después de dos meses de parón. Las españolas Iberia (88.538 viajeros en junio), Vueling (74.722 pasajeros) y Air Europa (55.140), que no se detuvieron por completo, comenzaron a elevar sus registros tras el decaimiento del estado de alarma. Y aún siguieron aletargadas en junio alimentadores clave para el turismo como Easyjet, TUI, Norwegian y Jet2.

Aena declaró 1,05 millones de viajeros el mes pasado, lo que multiplica casi por cuatro los 267.000 usuarios de mayo. En cuanto a operaciones, los 43.640 movimientos de junio dejan muy atrás los menos de 18.000 de mayo. En el comparativo con junio de 2019, el volumen de pasajeros cae un 96,1% “por los límites a la movilidad impuestos por el estado de alarma hasta el 21 de junio”, afirmó la compañía. El número de operaciones es un 80,7% inferior al del mes comparable de 2019.

Del millón de viajeros contabilizados en el sexto mes del año, 717.038 corresponden a vuelos nacionales (un 91% menos), mientras que los 317.570 viajeros internacionales registrados implica dejarse el 98,4%. Aena recordó que las aerolíneas han comenzado a retomar sus operaciones a la conclusión del estado de alarma.

Por aeropuertos, Madrid-Barajas rozó los 195.000 pasajeros (un 96,5% menos) en junio, mientras que Barcelona-El Prat atendió a 148.903 (-97,1%), Palma de Mallorca declaró 127.555 (-96,7%); Gran Canaria aportó 106.541 (-89,1%) y Tenerife Norte cierra la lista de los cinco grandes con 99.703 (-80,6%).

Más seguridad

Aena insistió ayer en que está centrada en la recuperación operativa de sus aeropuertos y en garantizar la seguridad de pasajeros y trabajadores. La compañía ha implantado en sus 46 aeropuertos y dos helipuertos españoles “todas las recomendaciones sobre limpieza, distancia de seguridad, higiene y comunicación de la EASA (Agencia Europea de Seguridad Aérea) y del ECDC (Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades), traspuestas a norma en España”.

El operador, que está apoyando al Ministerio de Sanidad en el control de viajeros, se ha valido de dos empresas para los servicios de refuerzo de personal sanitario, lo que ha permitido aumentar el equipo en más de 1.000 personas. Un esfuerzo que asciende a 20 millones de euros.

Desde el plano tecnológico, las nuevas cámaras termográficas permiten la toma de temperatura de los viajeros “de forma fluida e imperceptible”. Los controles incorporan tres filtros de seguridad: toma de temperatura; control documental, basado en las declaraciones con información sanitaria y de contacto; y un control meramente visual.

Normas
Entra en El País para participar