Unos 200 trabajadores de Nissan Barcelona protestan en Cantabria contra el cierre

Hasta el viernes tienen previstas manifestaciones y actos de protesta en Los Corrales de Buelna y en Santander

Trabajadores de Nissan Barcelona protestan en la factoría de la marca japonesa en Los Corrales de Buelna (Cantabria), este miércoles.
Trabajadores de Nissan Barcelona protestan en la factoría de la marca japonesa en Los Corrales de Buelna (Cantabria), este miércoles. Europa Press

Unos 200 trabajadores de las plantas de Nissan en Barcelona han llegado ya a la fábrica de la compañía en Los Corrales de Buelna (Cantabria) acompañados por sus familiares y al grito de 'Nissan no se cierra'.

Los trabajadores han comenzado a llegar a la factoría poco antes de las 10.30 horas de la mañana en una caravana de coches que ha partido desde Torrelavega a primera hora.

La caravana ha llegado a la zona de la fábrica, que se encuentra vigilada por numerosos efectivos de la Guardia Civil, con pitidos y gritos desde dentro de los vehículos. Los trabajadores llevan camisetas con los lemas '#FuturoparaNissanya' y 'No al cierre de Nissan'.

A continuación, han estacionado sus coches en el aparcamiento cercano a la fábrica ubicado en dirección San Felices de Buelna, donde han prendido una traca de petardos y han gritado frases como 'Somos obreros, no terroristas', 'Cantabria escucha Nissan esta en la lucha', 'Fran, rata, sal de la cloaca', 'La Nissan somos todos' y 'Si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra', y 'Si no se apaña, caña, caña, caña'.

Desde ahí han iniciado una marcha hasta la entrada de la fábrica, encabezada por dos grandes pancartas con los mensajes de 'No al cierre de Nissan, lucharemos por un futuro', y 'No al cierre de Nissan por el futuro industrial', y otra más pequeña en la que se leía: 'Con más de 25.000 familias a la calle, no hay otro camino que la lucha'.

Los trabajadores de Nissan Barcelona llegaron ayer por la tarde a Cantabria y pernoctaron en Comillas. Hasta el viernes tienen previstas manifestaciones y actos de protesta en Los Corrales de Buelna y en Santander, donde quieren que les reciba el presidente regional, Miguel Ángel Revilla.

Los sindicatos de Nissan se negaron ayer a firmar el inicio del periodo de consultas del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con el que el fabricante japonés cerrará sus plantas de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

Por su parte, el fabricante japonés presentó ayer ante el departamento de Trabajo de la Generalitat el ERE. La cifra total de despidos es inferior a la de 3.000 con los que se especuló inicialmente, después de que la multinacional decidiese mantener el centro de recambios de El Prat, donde trabajan unas 110 personas, y se abriera a dejar fuera del expediente a otras 400 personas: 300 del centro de I+D y 100 del área de compras.

De su lado, el conseller de Trabajo, Chakir el Homrani, ha asegurado que ERE presentado por Nissan que las plantas son viables porque este aduce causas "organizativas y productivas" y no "motivos económicos".

Así lo ha afirmado este miércoles a los medios a las puertas del Parlament, donde ha detallado que el departamento que lidera ya se ha puesto en contacto con las partes implicadas para convocarlas la próxima semana a una reunión de mediación y tratar de encontrar una salida consensuada al cierre de la multinacional.

"Es un ERE que puede tener una afectación global de más de 11.000 trabajadores en Cataluña y 16.000 en toda España", ha alertado.

Según el conseller, este ERE "reafirma la posición que han mantenido las administraciones, agentes sociales y económicos, patronales y sindicatos de que la planta de Nissan en Cataluña es viable porque no se ha presentado por motivos económicos, sino que se enmarca en una decisión estratégica de la compañía".

Ante esta coyuntura, ha garantizado que su consellería no se quedará "de brazos cruzados", sino que tratará de "hacer mediar a las partes", a quienes ya han contactado para negociar. "Ante las limitaciones del marco normativo y de las reformas laborales, tenemos muy claro que la única vía para poder hacer frente a esta situación y poder superarla está ligada a la mediación, al diálogo y a la negociación", ha enfatizado.

Normas
Entra en El País para participar