Aerolíneas

Luis Gallego, presidente de Iberia: “No podemos estigmatizar Barajas”

El futuro presidente de IAG señala que Iberia está hablando sobre cómo seguir con la compra de Air Europa

El presidente de Iberia, Luis Gallego, en una imagen de archivo.
El presidente de Iberia, Luis Gallego, en una imagen de archivo.

El presidente de Iberia, Luis Gallego, señala en una entrevista que publica este domingo El País que “esta crisis es la más profunda de la historia de la aviación”. Gallego defiende que haya coordinación en Europa, para "exigirle lo mismo al cliente en un aeropuerto que en otro y en un país que en otro". "Hay que reabrir con consistencia para que no volvamos loco al cliente y para transmitirle seguridad", señala.

En esa línea, ante la pregunta de si son suficientes las medidas de control en Barajas, responde: "Lo que no podemos es estigmatizar Barajas, señalándola como la puerta de entrada del virus, porque por desgracia el virus no es importado, ya está aquí, y España ha sido uno de los países más golpeados. Los pasajeros internacionales llegan a El Prat, a Baleares, a Canarias, a Bilbao, no solo a Barajas. Entran en España en tren, coche, autobuses, barcos… Entran en el espacio Schengen por lo tanto ya tienen la puerta abierta a Europa y también a España. No podemos cerrar nuestro país".

Los controles de seguridad en Barajas han sido objeto de polémica porque la Comunidad de Madrid reclama controles adicionales a los pasajeros que llegan a dicho aeropuerto. El control se basa en los acuerdos europeos y consiste en control de temperatura, control visual y declaración responsable.

Compra de Air Europa

En la entrevista, Gallego defiende la compra de Air Europa, pero reconoce que hay que ver cómo se puede "hacer esta operación dado cómo está el entorno, donde las compañías tienen problemas para sobrevivir". "Estamos convencidos de que estratégicamente es lo mejor para España, para el hub de Madrid y también para IAG y para Iberia. Ese valor estratégico lo seguimos viendo. El problema es que estamos en el momento de más crisis de la industria aeronáutica. Lo que estamos haciendo es analizar la viabilidad esa operación en este contexto, no desde el punto de vista estratégico sino ver las alternativas que tenemos para poder realizarla porque yo sí que creo que estratégicamente tiene todo el sentido", declara en la entrevista.

Con respecto a sus planes para cuando se convierta en primer ejecutivo de IAG, señala: "Mi llegada no es una revolución, es una evolución del modelo porque ya se ha demostrado que IAG es una historia de éxito". Asegura que seguirá con la estrategia de "tener unas marcas y unos operadores potentes en varios de los principales hubs europeos, una posición estratégica fuerte en estos hubs y en los mercados" en que opera y "contar con el grupo para generar sinergias, para ser más eficientes en costes e ingresos".

Ajustes en flota y gastos de personal

Gallego explica que, con el parón de actividad, Iberia ha estado consumiendo 200 millones de caja al mes y pronostica una recuperación lenta: "Será una recuperación lenta. No va a ser en forma de V como en otras crisis y ni siquiera en U".

Eso provoca que las aerolíneas vayan a ser más pequeñas: "En Iberia, seremos más pequeños, pero seremos, algo que no está claro vayan a poder decir otras aerolíneas. Más pequeña, lamentablemente, con la capacidad adaptada a la demanda. Tendremos menos aviones, menos frecuencias, menos destinos. Pero ya tomamos en 2012/2013 esa decisión. Nos hicimos más pequeños, tuvimos menos aviones, menos frecuencias; volamos a menos destinos y empezamos a trabajar a diario, todos juntos, para ir, con el tiempo incorporando aviones de nueva generación; contratando a pilotos tras 11 años sin hacerlo; incorporando talento a la organización para afrontar retos como la digitalización y la sostenibilidad; recuperando y abriendo nuevos destinos, aumentando frecuencias…", dice el presidente de Iberia.

"Esa reducción de tamaño y capacidad conlleva ajustes, según explica: "Cuando te haces más pequeño necesitas disminuir los costes fijos, por ejemplo, la flota, por eso vamos a retirar los A340 600 de la flota, entre otras medidas. También necesitamos ajustar los costes de personal porque es otro de nuestros costes fijos".

El presidente de Iberia también critica parte de las ayudas públicas recibidas por el sector: "Compañías que no habían hecho los deberes, que habían llegado en una situación delicada y ya estaban sin un futuro viable, están siendo rescatadas con ayudas difícilmente justificables, lo que puede distorsionar la competencia y el mercado".

Normas
Entra en El País para participar