El salario medio supera los 24.000 euros anuales, 5.500 euros por encima del sueldo más habitual

La remuneración más común en 2018 fue de 18.468 euros, un 5,6% más que en 2017, según el INE

Fábrica de coches.
Fábrica de coches. EFE

El salario bruto medio anual en España durante 2018 fue de 24.009,12 euros por trabajador, un 1,5% más que en el año anterior, según los datos de la encuesta cuatrienal de estructura salarial presentada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). No obstante, esta cifra está inflada por los efectos que sobre la estadística arrojan un puñado de asalariados con remuneraciones "muy altas", y que trastocan "notablemente el salario medio", afirma el organismo estadístico. Así, en términos reales, el salario más frecuente o modal disminuye en más de 5.500 euros anuales respecto al medio, hasta situarse en los 18.468,93 euros. Este, no obstante, ha aumentado un 5,6% en relación a 2017.

Por todo ello, el salario mediano, que divide al número total de trabajadores en dos partes iguales -los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior-, se situó en posiciones intermedias, presentando un valor de 20.078,44 euros durante 2018.

Un año más, afloran las diferencias entre hombres y mujeres. La ganancia media de los varones creció un 1,3%, hasta los 26.738,19 euros, mientras que la de las mujeres aumentó un 2%, hasta los 21.011,89 euros. El salario promedio anual femenino fue, por tanto, el 78,6% del masculino. No obstante, recuerda el INE, esta diferencia debe matizarse en función de otras variables laborales como el tipo de contrato o de jornada, así como la ocupación o la antigüedad, "aspectos que inciden de forma importante en el salario". Con todo, teniendo en cuenta la ganancia ordinaria por hora trabajada como base de comparación entre ellos y ellas, la diferencia se situó en el 10%.

El número de mujeres que ganaron menos de 16.000 euros fue mayor que el número de hombres. A partir de esta cifra, el número de mujeres que percibió cada nivel salarial fue siempre inferior al de los hombres con ese mismo salario.

Por tipo de jornada, el salario medio anual de los trabajadores a tiempo completo fue de 28.069,78 euros, un 2,6% superior al del año anterior. Por su parte, el de los trabajadores a tiempo parcial subió un 4,6%, hasta los 11.170,99 euros. En cuanto a la distribución salarial por tipo de jornada, las diferencias entre mujeres y hombres fueron notables. El número de hombres y mujeres a tiempo completo fue similar para salarios inferiores a 15.000 euros. Sin embargo, a partir de dicho nivel salarial, el número de varones fue siempre superior.

Composición

Para analizar la composición del salario según conceptos retributivos, explica el INE, se parte del salario medio mensual que, en cifras brutas, fue de 1.808,93 euros (1.995,87 para ellos y 1.603,60 para ellas). De forma genérica, el salario base fue el componente principal (68,6%), seguido de los diferentes complementos (29,0%). Las pagas extraordinarias y los pagos por horas extraordinarias tuvieron una importancia menor.

Durante 2018, el peso del salario ordinario sobre el salario bruto anual fue del 89,7% y el de las gratificaciones extraordinarias, del 9,8%. Por su parte, las aportaciones en especie tuvieron una importancia nimia (el 0,5%). Por sexos, los pagos extraordinarios y en especie pesan más en los hombres que en las mujeres (10,1% y 0,5%, frente a 9,4% y 0,4%). Como consecuencia, el salario ordinario tiene mayor importancia en las mujeres (90,2%) que en los varones (89,4%).

Por su parte, una vez deducidas las cotizaciones a la Seguridad Social a cargo del trabajador y las retenciones del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), el salario neto mensual, que fue de 1.430,75 euros (1.562,12 en el caso de los hombres y 1.286,45 en el de las mujeres).

Diferencias

A la hora de desgranar la estructura salarial española se observan importantes desemejanzas en función del tipo de perfil analizado. Así, por ejemplo, durante 2018 destacaron las ganancias de los directores y gerentes, la franja de asalariados con mayores remuneraciones, muy por encima de la media. Los directivos, de esta forma, se embolsaron 54.341,32 euros anuales, una cifra superior en un 126,3% al promedio. También se situaron muy por encima de la media las ocupaciones asociadas a las diferentes categorías de técnicos y profesionales. En el lado opuesto, las ocupaciones con salarios más bajos correspondieron a los trabajadores no cualificados en servicios (excepto transporte), con un sueldo medio anual de 13.065,90 euros, y a los trabajadores de los servicios de restauración y comercio (con 15.702,34 euros).

Atendiendo al nivel de estudios, el salario anual creció en 2018 a medida que aumentaba el nivel educativo. Así, los trabajadores sin estudios o que no habían completado la Educación Primaria tuvieron una remuneración anual de 15.190,30 euros, inferior en un 36,7% al salario medio. En el lado contrario, el salario anual de los licenciados y doctores universitarios (37.869,24 euros) superó en un 57,7% al promedio.

Por su parte, los trabajadores con nacionalidad española y los que pertenecían a la Unión Europea (excluida España) presentaron los salarios medios anuales más elevados (24.440,21 euros para los nacionales y 20.998,87 euros para la UE) durante 2018. Todos los grupos de trabajadores con nacionalidad distinta a la española tuvieron un salario inferior al medio, siendo el más bajo el de los trabajadores africanos (16.315,07 euros).

Normas
Entra en El País para participar