Cumbre de la CEOE

El sector educativo urge un gran pacto de reforma: "España no apuesta por la educación"

La comunidad educativa pide adecuar las competencias formativas con las necesidades de las empresas

Antonio Garamendi, presidente de CEOE, junto a Antonio Abril, presidente de la Conferencia de Consejos Sociales de Universidades Españolas.
Antonio Garamendi, presidente de CEOE, junto a Antonio Abril, presidente de la Conferencia de Consejos Sociales de Universidades Españolas.

El sector educativo ha reclamado un gran pacto de Estado que permita reformar la Ley de Educación para adecuarla a las necesidades de estudiantes, empresas y la sociedad. En la mesa de la cumbre empresarial de la CEOE dedicada a la educación, han alertado de las altas tasas de paro juvenil y trabajos en situación de infracualificación y han pedido impulsar la Formación Profesional.

Antonio Abril, presidente de la Conferencia de Consejos Sociales de Universidades Españolas, pidió que el salto en competitividad de la economía española tras la crisis del Covid-19 venga de la mano de la Educación y para ello reclamó reformas estructurales y financiación adecuada. "En España tenemos el talento de las personas y las universidades son muy meritorias, pero hay que decir que la falta de reformas estructurales en la gestión, el gobierno y la insuficiente financiación llevan años lastrando su excelencia. España no apuesta por la educación", ha expresado.

Además, alertó de las cifras de desempleo entre le colectivo joven y sobrecualificación en comparación con países del entorno: "Somos el sexto país europeo por la cola en gasto público e relación al PIB, el segundo país en tasa de desempleo joven, y segundo país en porcentaje de paro de egresados universitarios", ha expuesto Abril.

En la misma línea, Francisco Belil, presidente de la Fundación Princesa de Girona y de la Fundación Bertelsmann, pidió apostar por las titulaciones con orientación digital y tecnológica y la colaboración entre instituciones educativas y empresas para adecuar las necesidades de ambos. "Debe haber una transición del estudio al empleo. Se tiene que hacer con orientación de calidad, acercar la educación a la empresa y hacerla partícipes a los empresarios", ha valorado.

Por su parte, José Antonio Sarría, presidente de la Comisión de Educación y Formación de CEOE, instó a impulsar y prestigiar la Formación Profesional para elevar el número de profesionales cualificados que demandará el mercado en el futuro. "Estos estudios no deben ser considerados una cuneta donde van los que estudian poco lo los que menos trabajan. La Formación Profesional es un camino por el que se puede llegar tan lejos como se quiera, pero tenemos que cambiar nuestro sistema de FP, porque tiene que mejorar necesariamente. Debemos definir las necesidades de formación del sector y ayudar a las pequeñas empresas a nutirse con el nuevo talento", ha considerado.

En ese sentido, también ha pedido acercar el mundo universitario a las empresas para equilibrar los conocimientos con las necesidades de las compañías."En el ámbito universitario se debe profundizar en la adaptación de las titulaciones a las necesidades que el mundo empresarial y la sociedad manifiestan. Ninguna fábrica produce algo que el mercado no demanda. No tiene sentido que las universidades lancemos egresados que el mercado no tiende y que el mercado coloca en posiciones por debajo de lo que están preparados, que supone un trauma y coste enorme para la sociedad española", ha concluido Sarría.

Normas
Entra en El País para participar