Banca

Santander pide que la limitación al dividendo sea simétrica entre sectores

La banca apuesta por fusiones solo “a medio o largo plazo”

CEO de Santander, José Antonio Álvarez, participa en el webinar organizado por Esade Alumni para analizar el papel de la banca ante el nuevo escenario.rn rn rn 18062020
CEO de Santander, José Antonio Álvarez, participa en el webinar organizado por Esade Alumni para analizar el papel de la banca ante el nuevo escenario. 18/06/2020 EUROPA PRESS

 

Uno de los principales dolores de cabeza de la banca española es su baja rentabilidad, lo que impide que los inversores apuesten por el sector. Esta es una de las principales conclusiones del encuentro telemático celebrado ayer organizado por Esade. Tanto el consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, como sus homólogos de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, y de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, coincidieron en referirse a la “buena” situación de la banca en solvencia y liquidez para ayudar al “relanzamiento” de la economía, y sobre todo del tejido industrial, como explicó Gortázar.

Pero, mientras que la banca cuenta con un buen balance, no ocurre lo mismo con la cuenta de resultados, que tras fuertes provisiones por el Covid, ha visto y seguirá viendo su rentabilidad en descenso, lo que desincentiva la entrada de inversores en el capital del sector. A ello, se suma, además, la recomendación del BCE, de que los bancos europeos no repartan dividendos durante el presente ejercicio. Ante esta situación, Álvarez criticó “el tratamiento asimétrico” de la banca frente a otros sectores que sí pueden remunerar al accionista, lo que eleva

“artificialmente” el capital de la banca, a la que se la exige unos costes de capital tan altos. Y preguntó si “cada seis meses” se va a extender la recomendación para no repartir dividendos.

Gortázar aseguró que “la gente quiere dividendos de la banca. No se puede mantener, o no se debe mantener la limitación del dividendo a cero”. Y reclamó que “a medida que se vaya normalizando la situación macroeconómica, se debe retornar a la normalidad en materia de remuneración al accionista. Para CaixaBank, la retribución al accionista es, y seguirá siendo una prioridad”.

Ambos ejecutivos, lo mismo que Guardiola, abogan por que las empresas que ganen dinero puedan repartir dividendos, sin “prejuzgar” resultados que todavía no se conocen, preciso Álvarez. El primer ejecutivo de CaixaBank, añadió que puede haber un término medio entre pagar todo el dividendo o nada, como es abonar la mitad, como la entidad ha hecho con respecto al pago del dividendo de 2019, porque entiende que en momentos de crisis “hay que guardar”,

Los tres banqueros también coincidieron en que las fusiones siguen siendo la principal receta para reducir costes, uno de los principales objetivos del sector para mejorar su rentabilidad. Sin embargo, cada uno de ellos aporta distintas teorías, aunque los tres creen que ahora no es momento de operaciones corporativas, y estas no se producirán hasta “medio o largo plazo”. Además, descartan por completo las uniones entre entidades de diferentes países europeos. Creen que no aportan sinergias de costes, a lo que suma regulaciones diferentes.

El consejero delegado de Santander considera que cualquier fusión en la actualidad es “muy cara” por los costes de reestructuración y requiere “mucho capital”, lo que en su opinión es “un freno importante”.

Sus homólogos de CaixaBank y de Sabadell coinciden con esta opinión, aunque con matices. Gortázar cree que las fusiones tienen “sus peligros”, mientras que Guardiola ve más fácil ahora ahorrar costes reduciendo oficinas.

Los tres banqueros consideran que en unos meses llegará una avalancha de refinanciaciones e impagos.

La situación de la banca ante el pago al accionista

Informe. Credit Suisse considera que Caixabank es el banco español mejor posicionado para volver a pagar dividendos por las cuentas de 2020, y prevé que Santander y BBVA solo retribuyan a sus accionistas por los resultados de 2021, según recoge un informe sobre banca española. En cuanto al impacto de la crisis del Covid, Credit Suisse ha alertado del riesgo al que está expuesta la banca española por sus negocios en las economías emergentes de México y Brasil, con peores perspectivas de recesión. En cuanto al negocio en España, la firma prevé que el impacto del Covid sea menor que la crisis de 2012.

Normas
Entra en El País para participar