Finanzas

La alemana Schnabel (BCE) insiste en que seguirán las compras de deuda a pesar de Karlsruhe

La representante germana en el comité ejecutivo advierte que la entidad no se dejará intimidar

Una mujer, junto a la sede del BCE en Fráncfort.
Una mujer, junto a la sede del BCE en Fráncfort. REUTERS

Isabel Schnabel, la alemana que forma parte del comité ejecutivo del BCE, se ha mostrado hoy en contra de la decisión de Tribunal Constitucional germano, argumentando en una entrevista que solamente el Tribunal Europeo de Justicia tiene jurisdicción sobre la autoridad monetaria. Algo que ya apuntó el viernes el propio TJUE al indicar la prevalencia de los tratados europeos sobre la jurisdicción nacional. "El mensaje parece haber sido bien entendido por los participantes del mercado", añadió en una entrevista al periódico italiano La Repubblica.

Schnabel, recientemente nombrada a propuesta del Gobierno alemán, es una de los seis miembros permanentes en el consejo de gobierno del banco, y se ha alineado con la también alemana Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, en el choque frontal entre los más altos tribunales alemán y europeo: "El BCE es una institución europea, lo que significa que el TJUE tiene jurisdicción exclusiva sobre el BCE y sus acciones. Y dictaminó en 2018 que el programa PSPP es legal". El BCE no se dejará intimidar en su "voluntad y capacidad de actuar", advirtió.

De hecho, la banquera añadió explícitamente que el BCE se compromete a contrarrestar la fragmentación de los diferenciales con las medidas apropiadas. "PEPP [programa de compras de deuda ligadas al coronavirus] es el instrumento de política correcto para este objetivo".

El tribunal de Karlsruhe dictaminó la semana pasada que el BCE había sobrepasado su mandato con la compra de dos billones de euros en bonos soberanos, y exigió que la autoridad monetaria proporcionara argumentos para defender la proporcionalidad de dichas operaciones en un plazo de tres meses. Con este dictamen, el alto tribunal alemán contraviene la jurisprudencia del TJUE, algo rechazado frontalmente desde las instituciones europeas, que barajan incluso una demanda contra Alemania para evitar nuevos enredos jurídicos con otros estados de la Unión.

"La primacía de la ley de la UE es clave para el funcionamiento de la Unión Europea", indicó, de hecho, Schnabel. En cuanto a la acusación del tribunal de Karlsruhe de que el BCE estaba aplicando políticas económicas no monetarias, Schnabel apuntó que el banco está continuamente evaluando si sus medidas eran "adecuadas, necesarias y proporcionales".

Por otro lado, y en línea con lo expresado con Chrisitne Lagarde tras la última reunión del BCE, Schnable aseguró que El BCE no ha discutido incluir activos con calificación por debajo del grado de inversión en sus compras de activos, pero abrió la puerta a ello: "El BCE es muy consciente de que las rebajas de calificación pueden suponer un riesgo para la transmisión de nuestra política. Hasta ahora, hemos tratado este de forma colateral. Todavía no hemos discutido el impacto de las posibles reducciones de calificación en nuestros programas de compra".

Normas
Entra en El País para participar