Coronavirus

Las comunidades dispondrán de 10.000 millones adicionales para el gasto sanitario

Montero afirma que el fondo no reembolsable de 16.000 millones no sustituye al modelo de financiación

El ministro de Sanidad, Savador Illa (d) y a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
El ministro de Sanidad, Savador Illa (d) y a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EFE

El Ejecutivo no quiere correr riesgos en el proceso de desescalada. Así lo ha señalado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero en la rueda de prensa tras la reunión mantenida por el presidente, Pedro Sánchez, con los representantes de las comunidades y ciudades autónomas. “Lo realmente grave es alejarse de los criterios sanitarios y guiarse por consideraciones políticas, lo que nos podría devolver a la casilla de salida”, ha señalado la responsable de Hacienda.

Montero ha indicado que el presidente del Gobierno ha puesto en valor ante los líderes autonómicos las ayudas que recibirán para hacer frente al impacto del virus. La ministra de Hacienda ha destacado que el fondo no reembolsable por importe de 16.000 millones de euros es “la mayor dotación directa que recibirán las comunidades, una ayuda que no tendrán que devolver, que no supondrá un aumento de la deuda de las regiones y que no sustituye al resto de fondos”.

De acuerdo a lo detallado de los 16.000 millones, la mayor parte, unos 10.000 millones irán a parar a la caja de gasto sanitario extraordinario. El abono de esta cuantía se hará en dos pagos: 6.000 millones se abonarán en el corto plazo y 4.000 millones dependerán de la evolución de los indicadores y que se entregará en el segundo semestre. El segundo tramo del fondo, 1.000 millones, se reservarán para atender el gasto social y a las personas más vulnerables así como a las residencias de mayores y, el tercero, los 5.000 millones restantes servirán para cubrir las pérdidas de ingresos por la caída de la actividad económica. “La financiación no va a ser ningún obstáculo para preservar los servicios esenciales”, ha remarcado. Este dinero no sustituirá a los 115.887 millones del modelo de financiación de las comunidades autónomas.

Montero ha señalado que en paralelo a este fondo, las comunidades podrán seguir contando con la parte no ejecutable de los fondos Feder, unos 3.200 millones adicionales para la compra de material sanitario, kit de detección del virus o abonos de las nómicas.

La portavoz del Gobierno ha precisado que aún no se conoce la cantidad que recibirá cada comunidad autónoma, algo que no se podrá saber “hasta que los parámetros por los que se distribuyen los fondos no estén perfectamente terminados de fijar”. La ministra ha aclarado que están recibiendo las comunicaciones que les aportan las comunidades autónomas y esperarán a recabar la opinión de los diferentes partidos del Congreso de los Diputados para elaborar el decreto. “Haremos las propuestas que mejor se ajusten para compensar el impacto de la crisis”, ha apuntado.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado que la reducción de contagios es una muestra de que “el estado de Alarma ha funcionado como también está funcionando la cogobernanza”. Illa ha resaltado el esfuerzo de los dirigentes autonómicos y ha apuntado que la prudencia es la “guía de actuación en el proceso de desescalada”.

Normas
Entra en El País para participar