Desescalada

Sánchez pide unidad política para impulsar los pactos por la reconstrucción

Pide a la UE un plan de choque para lograr la recuperación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aprovechado su comparecencia semanal para pedir unidad a las diferentes fuerzas políticas, las administraciones territoriales y a los agentes sociales con el objetivo de llegar a pactos y lograr la ansiada recuperación. Sánchez ha resaltado el esfuerzo de la ciudadanía y ha pedido prudencia a los territorios que pasan a la fase 1. “El virus sigue ahí, está al acecho”, ha remarcado.

Una vez contenida la fase más dura de la pandemia el Ejecutivo trabajará ahora en la reconstrucción económica y social- "Hay que encarar la crisis social y económica", ha sostenido Sánchez. Para ello considera de suma importancia llevar a cabo grandes reformas como la digitalización, la transición ecológica, la reforma fiscal y a inversión en ciencia e investigación, algo esto último que como ha puesto de manifiesto la pandemia es esencial.

Para lograr esta reconstrucción Sánchez ha señalado que son primordiales los pactos por la reconstrucción, algo que exige de la unidad de los diferentes partidos. “Hay que llegar a acuerdos y fomentar la estabilidad”, ha indicado. En paralelo a la unidad de España, Sánchez ha remarcado que “la UE debe impulsar un plan de choque”. “Tenemos una ardua tarea en Europa y en España. Es esencial no desaprovechar la energía”, ha afirmado.

El presidente ha destacado que hay que apoyar a los jóvenes, amparar a las familias, auxiliar a los autonómos y pequeños empresarios así como proceder al fortalecimiento de los servicios públicos.  "La sociedad española acude al socorro de los más vulnerables para amortiguar el shock", ha defendido. Como ejemplo de este escudo social el presidente ha señala las medidas de emergencia puestas en marcha en las últimas semanas como la moratoria de los impuesto y los pagos a la Seguridad Social.

Sánchez ha aprovechado su comparecencia para destacar el esfuerzo de los respresentantes autonómicos, especialmente los de aquellos territorios que no han logrado pasar de fase porque la incidencia del virus ha sido mayor. A las comunidades y provincias que pasan a la fase 1 ha pedido prudencia y ha recordado que es fundamental mantener las medidas de higiene porque el virus no ha desaparecido. "Debemos cohabitar con él hasta que se encuentre una vacuna o una medicina para combatirlo", ha apuntado. En la lucha contra la pandemia Sánchez ha destacado la importancia de la asistencia primaria, fundamental para detectar los contagios, así como la necesidad de afianzar el sistema sanitario.

De ahora en adelante, España se adentra en un proceso de desescalada encaminado a recuperar la normalidad. Como ha señalado Sánchez, este camino será gradual y estará coordinado por el Gobierno central y cogobernado por los ejecutivos regionales. La recuperación de la actividad estará guiada por el asesoramiento y la prudencia. El objetivo que se persigue es evitar el temido rebrote, algo que como ha indicado la OMS podría producirse si no se gestiona bien.

Cuando todas las autonomías estén fase 1 Sánchez ha adelantado que el Consejo de Ministros decretará luto oficial, algo que ya adelantó esta semana en el Congreso de los Diputados, y se celebrá un "gran acto de homenaje en recuerdo a todas las víctimas". El acto estará presidido por el jefe del Estado, Felipe VI.

Normas
Entra en El País para participar