Los supermercados resisten en Bolsa en medio del confinamiento

Las empresas relacionadas con comida a domicilio se disparan

Supermercados se disparan en Bolsa Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Si bien el impacto económico del Covid-19 y de las duras medidas de confinamiento aplicadas para tratar de contenerlo se han dejado sentir en todos los rincones de la economía, la magnitud del terremoto no ha sido la misma en los diferentes sectores. Mientras que las aerolíneas y el turismo se desangran ante el completo parón de su actividad y las negativas perspectivas de futuro, otros resisten mejor el estado de excepción en el que ha entrado la economía de todo el planeta. Este es el caso de los supermercados.

Desde el 13 de marzo, última sesión previa a la entrada en vigor del estado de alarma en España, el Stoxx 600 ha recuperado un 13,66% de su valor. En ese mismo periodo, el sector de las petroleras (+21,67%), el de la salud (+21,56%) y el tecnológico (+20,96%) han sido los más beneficiados. La venta minorista también se cuela en la parte alta del Stoxx 600 con un alza del 16,53%. Dentro de este sector, en el cual se enmarcan los supermercados, han habido claras diferencias entre empresas.

Las compañías relacionadas con el reparto de comida a domicilio han vivido una época dorada. Así, Hellofresh y Just Eat se han anotado revalorizaciones del 75,41% y del 41,37% respectivamente, mientras que las acciones de la cadena de supermercados online británica Ocado Group han subido un 35,63%. De forma más modesta que estas plataformas, los supermercados más tradicionales también han atravesado una buena racha.

“El que ha sido un sector afectado negativamente por las tendencias disruptivas de los últimos años se está convirtiendo en una apuesta de inversión defensiva; aunque los vendedores de productos de alimentación no son inmunes al terremoto, parece que al final todos tenemos que comer”, explican en un informe los expertos de Bank of America. Los analistas de la firma creen que, si bien se ha producido un repunte en las compras fruto del pánico, la tendencia puede “durar más de lo que se piensa”.

“En general, esperamos que las ventas en términos comparables lo hagan bien en el primer trimestre y en el segundo para la mayoría de los vendedores de alimentación minorista europeos. Y prevemos que lo hagan mejor aún en los casos de aquellas cadenas con grandes tiendas y una potente oferta multicanal. Algunos costes como salarios o limpieza pueden repuntar, pero en el fondo esperamos que los minoristas de la alimentación se beneficien de la actual crisis sanitaria”, concluyen.

Aunque no todos los supermercados europeos cotizados en Bolsa han publicado aún sus resultados del primer trimestre, algunos han dado datos de lo que ha supuesto esta pandemia en términos de crecimiento de ventas. En el caso de Carrefour, la cadena francesa ha aumentado un 7,8% sus ventas en el primer trimestre hasta dejarlas en 19.445 millones de euros. Tras conocer estas cifras, los expertos de Bank of America reiteraron su recomendación de compra y dejaron el precio objetivo a 12 meses en 19 euros por acción, o que supone un potencial de más del 40% frente a su nivel actual. Desde el pasado 13 de marzo, los títulos de Carrefour se revalorizan un 3,53%. En el caso de la cadena portuguesa Jerónimo Martins la escalada es del 9,84%.

La sueca Axfood es una de las cadenas de supermercados que mejor lo está haciendo en Bolsa. Desde el 13 de marzo, sube un 24,44%. Sus ventas se han incrementado en el primer trimestre un 9,5% hasta 1.219 millones de euros y su beneficio ha aumentado un 13,4% para alcanzar los 37,51 millones. La rusa X 5 Retail Group no anda demasiado lejos y sus acciones se han encarecido un 21,77% en este periodo. La firma propiedad del magnate ruso Mikhail Fridman, dueño también de Dia, elevó sus ventas un 13,3% en el primer trimestre y convenció con ello a los analistas. Un 76,5% de los expertos recomienda comprar sus títulos frente a un 5,9% que opta por aconsejar su venta. No obstante, desde JP Morgan alertan de que, si bien X 5 se ha visto reforzada en el primer trimestre al igual que otras cadenas por las compras de aprovisionamiento, la perspectiva para la segunda mitad de 2020 no sería tan brillante por el riesgo de que la economía rusa empeore provocando un descenso en la demanda.

En Reino Unido, Tesco emitió una nota previa a sus resultados del primer trimestre en la que aseguraba que el pánico al virus impulsó un 30% las ventas en términos interanuales. Dave Lewis, consejero delegado de Tesco, explicó que esas compras motivadas por el miedo remitieron y que “volvieron a niveles normales”. Lewis también añadió que aunque los costes habían aumentado, se veían compensados por los beneficios fiscales que está aplicando el Gobierno británico a las empresas. También en Reino Unido, Sainsbury’s ha extendido por varias zonas de Londres su servicio de entrega a domicilio en menos de una hora y su consejero delegado, Mike Coupe, cifraba en 600.000 entregas a la semana el objetivo de capacidad total de reparto online para finales de abril. Tanto Tesco como Sainsbury’s suben en Bolsa un 6,82% y un 10,61% respectivamente desde el 13 de marzo.

En España, las ventas netas de la cadena de supermercados Dia en el primer trimestre de 2020 han caído hasta los 1.696 millones de euros, un 2,1% menos en comparación con el mismo periodo de 2019. Pese a esta disminución, hay que tener en cuenta que Dia ha reducido el número de tiendas un 11,7% en un año. En términos comparables, es decir, teniendo en cuenta la variación LFL que se emplea en el sector para eliminar de la ecuación aquellos elementos extraordinarios en la evolución de las ventas, han aumentado un 2,6%. El mercado ha acogido bien los números de Dia, y desde el inicio del confinamiento en nuestro país, sus acciones suben un 66,66%. 

Cómo cambiará el consumo

Más online

Los daños que ha originado la pandemia modificarán también la forma en la que los consumidores compran a ojos de Bank of America. “En primer lugar, vemos que el segmento de compra online crecerá rápidamente en Europa”. Por culpa de la crisis sanitaria el número de clientes que se han lanzado a probar la compra online ha aumentado y, una vez probada, tienden a usarla más veces en el futuro. 

Mayor lealtad

Al haber estado allí en un momento de necesidad y lograr mantener la cadena de suministros de forma satisfactoria, aquellas cadenas de supermercados que hayan conseguido superar la prueba de fuego lograrán una base de clientes que, en opinión de los expertos del banco, serán más fieles.

Cambio en tiendas

Las cadenas de suministro también se modificarán. “Los vendedores se están centrando en aquellos productos con alta demanda y dejando de lado los menos necesarios, potenciando los envíos y las recogidas de encargos en tienda”. Fruto de estos cambios, cabe esperar una menor variedad de productos en el futuro pero una más eficiente cadena de distribución que ayudará a los supermercados a ahorrar costes.

Normas
Entra en El País para participar