Noticia patrocinada

Una enseñanza internacional de calidad a la medida de cada alumno

A los seis meses de terminar los estudios universitarios, con una doble titulación, el 70% de los alumnos consigue trabajo

Fachada de Schiller International University en Madrid.
Fachada de Schiller International University en Madrid.

Las pruebas de acceso a la universidad representan un momento clave para miles de estudiantes. Durante un par de días tendrán que demostrar sus conocimientos y conseguir así el pasaporte a la carrera que deseen. En la coyuntura actual, ese momento está lleno de dudas. La incertidumbre que provoca enfrentarse a esta prueba en las condiciones actuales se ve incrementada si se plantean estudiar en inglés y hacer una carrera internacional, y creen que la única manera de hacerlo es estudiando fuera de España.

Sin embargo, estudiar en una universidad americana y vivir en España es posible. En concreto estudiando en el campus de Madrid de Schiller International University. Desde hace medio siglo, Schiller International University (SIU) forma a miles de alumnos de un centenar de nacionalidades en diferentes Grados y Posgrados relacionados con el mundo de la economía y los negocios, las relaciones internacionales y el turismo en sus cuatros campus (Madrid, París, Heidelberg y Florida).

Además, les ofrece la posibilidad de rotar entre sus sedes cada semestre, tantas veces como quieran a lo largo de la carrera, sin papeleos ni costes adicionales, algo difícil de encontrar en la oferta universitaria existente en España. Así, por ejemplo, en el caso de los alumnos españoles pueden empezar en su campus de Madrid y continuar sus estudios en los diferentes campus que la universidad posee en Europa y Estados Unidos. Schiller International University cuenta con el reconocimiento de la Accrediting Council for Independent Colleges and Schools (ACICS) y de la Florida State Comission for Independent Education para impartir títulos universitarios americanos. Y es reconocida como centro superior universitario por la Comunidad de Madrid y por el Rectorat de l'Academie de Paris y las autoridades educativas alemanas.

Una carrera, dos títulos

Una de las ventajas diferenciadoras de SIU es la doble titulación que la universidad proporciona a sus graduados y posgraduados. Gracias al acuerdo firmado en 2015 con la universidad británica de Roehampton, cuando los universitarios de Schiller acaban sus estudios no solo cuentan con el título americano que expide Schiller, sino también con el de la universidad británica, válido en cualquiera de los 45 países del espacio de Bolonia y de la Commonwealth.

Los estudiantes cursan las mismas asignaturas tanto para Schiller como para Roehampton, pero cuentan con dos expedientes académicos desde el momento de matricularse, lo que supone una doble evaluación que debe responder a los requisitos de ambas universidades. De esta manera se asegura uniformidad e imparcialidad del profesorado y el mayor rigor académico. La doble titulación permite acceder más fácilmente a un mercado laboral global, tanto en América donde se reconoce el título de Estados Unidos, como en Europa y Asia donde se requiere más el título británico.

Combina clases presenciales y online

En esta universidad americana su educación es completamente flexible e internacional, lo que en la coyuntura actual adquiere aún más relevancia. Los programas de Schiller permiten al alumno una gran flexibilidad a la hora de cambiar de campus y de iniciar sus estudios en diferentes momentos del año o, incluso, optar por continuarlos a distancia a través de su campus on line, una flexibilidad especialmente necesaria en la formación de posgrado donde muchos alumnos compatibilizan su vida profesional con la formación.

La agilidad del sistema americano se ha visto materializada con la combinación de clases presenciales y clases online de manera inmediata ante la crisis sanitaria mundial y la interrupción de las clases presenciales. En el caso concreto del campus de la capital española, donde los estudiantes españoles representan el 40%, la práctica totalidad de los extranjeros han regresado a sus países de origen.

Sin embargo, todos continúan con su formación académica. La mayoría lo hace en tiempo real con sus mismos horarios y asignaturas a través de una plataforma tecnológica perfectamente habilitada para poder dar clases en tiempo real e interactuar entre alumnos y profesor con herramientas compartidas como si estuvieran todos juntos en el campus de Madrid.

Aquellos que, dada la diferencia horaria con Madrid, como son los estudiantes de Asia y Latinoamérica, no pueden hacerlo, continúan sus estudios a través de la universidad online, una opción que siempre ha existido, además de las clases presenciales. Su experiencia en este campo ha permitido una más ágil adaptación tecnológica y no haber perdido ni clases ni exámenes.

Por último, una de las mayores garantías para el alumno de Schiller son los exigentes requisitos a los que la Universidad se ve sometida. Schiller reporta mensualmente al Gobierno de Estados Unidos la tasa de empleabilidad de sus recién graduados. De acuerdo con la legislación norteamericana, deben conseguir una empleabilidad del 70% a los seis meses de la graduación, y por eso, gran parte de sus esfuerzos están enfocados a las carreras profesionales de los estudiantes.

Normas
Entra en El País para participar