Meinrad Spenger: “MásMóvil está en buena posición para la salida de la crisis porque ha liderado el crecimiento”

Afirma que el primer trimestre fue satisfactorio, a pesar de las dificultades

Cree que las telecos han demostrado que son un sector tractor para la economía

Dice que la consolidación tiene sentido en términos de eficiencia

Meinrad Spenger: “MásMóvil está en buena posición para la salida de la crisis porque ha liderado el crecimiento”

Meinrad Spenger es el CEO más veterano del sector de telecos en España. Desde hace más de una década está al frente de MásMóvil, que ha sacudido al mercado en los últimos cuatro años, con un crecimiento que ha llevado al grupo a superar los nueve millones de líneas, entre móvil y fibra. La empresa, y todo el sector, se enfrenta a un periodo de cambios a causa de la crisis generada por el coronavirus Covid-19.

Este escenario de crisis, ¿cómo va a afectar a las telecos?

La crisis ha demostrado la importancia estratégica del sector porque las operadoras proveemos un servicio esencial. Somos tractores de la economía y la sociedad española, y hemos estado a la altura de las circunstancias en un momento muy difícil. Somos una referencia en Europa. Uno de los retos es mejorar la conectividad en las zonas más remotas, porque es fundamental que toda España tenga acceso a las mejores redes. Todos los operadores debemos trabajar juntos para mejorar la situación, y estar preparados para futuras crisis. Estamos contentos porque los clientes de MásMóvil han sido los más satisfechos. Según varios informes independientes, nuestras redes han sido las que mejor han funcionado estas semanas. Y todo gracias al equipo. Hemos sido capaces de operar con 1.000 empleados trabajando desde casa, y todos los agentes de call center trabajando en remoto.

¿Con el ADSL no habría sido posible?

La fibra ha jugado un papel fundamental. Cuando otros hablaban todavía de la vida es móvil, nosotros impulsábamos la convergencia. Además, hemos jugado un papel muy importante en la inversión en zonas rurales.

En la crisis anterior, el low cost fue el triunfador. ¿Puede repetirse esta situación ahora?

Hay que reflexionar un poco. MásMóvil es la compañía que más ha crecido en los últimos años, porque tiene los clientes más satisfechos. Por eso hemos podido crecer sin mucha inversión en marketing, la cuarta parte que cualquier otro operador. En el nuevo escenario, creemos que ganará el operador que pueda ofrecer la mejor experiencia a sus clientes, con un servicio de calidad, un precio razonable y claro, sin letra pequeña. Por eso en MásMóvil tenemos el lema “Menos tonterías, más ahorros”. Hay que olvidarse de las cosas no esenciales y ofrecer bien el producto. Hemos liderado el crecimiento en los últimos cuatro años, y creemos que tenemos un posicionamiento multimarca que nos ayuda. Somos líderes en cada segmento de mercado, y nos sitúa en una posición muy buena para la salida de la crisis. Ofrecemos a cada cliente lo que necesita.

¿Cómo ve la salida de la crisis? Las previsiones económicas en España son muy malas.

En términos de consumo vamos a tener un reto, pero va a ser menos grave para las telecos. Hay un riesgo de aumento de impagos y habrá gente que no pueda asumir las mismas facturas que antes. MásMóvil va a ayudar con planes de pago y generosidad. En cualquier caso, los servicios de conectividad de banda ancha y móvil van a seguir creciendo. La gente tiene claro que sin internet en casa no se puede estar.

¿Lo pueden tener más complicado otras compañías que se dedican a ofrecer contenidos?

Nosotros siempre hemos tenido la estrategia de dejar elegir a los clientes. No les hemos forzado a tener que contratar nada. No obligamos a nadie a contratar contenidos que luego no puede consumir, no le interesa o no tiene tiempo. En Yoigo tenemos un servicio con acceso a contenidos de Netflix, Sky, Rakuten o Amazon, y los clientes pueden comprar lo que quieren y cancelar cuando lo consideran. Es la ventaja de nuestro modelo flexible.

En los meses previos se hablaba de la amenaza de Euskaltel, ¿cómo ve esta irrupción ahora?

Nosotros dependemos de nosotros mismos, más que de lo que puedan hacer otros. Si seguimos dando un servicio de calidad, y cubriendo las necesidades de los clientes, seguiremos creciendo. En MásMóvil nos vemos preparados para competir, tenemos algo que es difícil de copiar, que es el alto índice de satisfacción de los clientes, cuesta años y es algo que estamos liderando.

Las telecos han mostrado la solidez de las redes, tras una fuerte inversión ¿Merece el sector una regulación más favorable?

Como hemos dicho, hay que destacar no solo el comportamiento de las redes de las operadoras sino también su responsabilidad social. Sería deseable un apoyo especial para extender la fibra a todos los pueblos. Y facilitar el lanzamiento del 5G de manera más eficiente, con una fiscalidad razonable. Todo el mundo tiene claro que la conectividad es un servicio esencial, no tanto como comer, pero casi. Tenemos que dar acceso a todo el mundo, y los que no tienen corren el riesgo de quedarse atrás, y eso la sociedad no lo puede consentir. Es casi un derecho humano.

¿Cree que Europa debería favorecer la consolidación?

Estas cosas hay que verlas de una manera objetiva. En España hay muchos actores, que actúan a nivel nacional y con un tamaño relevante. Una mayor concentración tiene mucho sentido en términos de eficiencia, evitando por ejemplo la duplicación de inversiones y de cara a la implantación rápida de nuevas tecnologías, como los procesos de despliegues de redes 5G. Para que el 5G sea una realidad, necesita apoyos concretos para el sector, que ha demostrado que es tractor para la economía y la sociedad española.

Con respecto a MásMóvil, ¿se mantienen las previsiones de 2020? ¿Se revisarán?

MásMóvil tiene mucha suerte porque tiene mucha liquidez para gestionar esta crisis. Hemos decidido no realizar ni ERTEs ni reducciones de salarios. Ahora debemos ser generosos y solidarios. El primer trimestre fue satisfactorio, a pesar de las dificultades, y no esperamos a priori un impacto relevante en nuestras cuentas anuales. Dicho esto, todavía es pronto para conocer el impacto, porque dependerá de la duración de la crisis. A mediados de mayo, cuando presentemos las cuentas del primer trimestre, esperamos tener algo más visibilidad,pero yo sigo siendo optimista.

En febrero anunciaron la compra de Lyca. ¿En qué punto está?

Hemos notificado la operación a la CNMC, y está pendiente de que realice el análisis sobre la misma. Se puede retrasar algo el proceso por la situación actual, que es perfectamente entendible, pero creo que, una vez que termine el confinamiento, en un plazo de uno o dos meses se puede resolver. Creo que no debería tener ningún problema de competencia, pero no quiero adelantarme al análisis de la CNMC.

¿Cómo va el proyecto de creación de un operador en el País Vasco?

Siempre hemos dicho que el mercado del norte español tiene todavía muchas oportunidades, porque nuestra penetración allí es inferior, y porque ahora tenemos fibra en todos los lados. La fibra puede garantizar mejores rendimientos que el cable, y creemos que allí hay oportunidad de crecer. Estamos analizando la situación con instituciones líderes y partners del País Vasco. Ya estamos con nuestras marcas, y la intención es lanzar un servicio más personalizado y específico para acercarnos a los usuarios locales.

En los últimos días se ha hablado de la entrada en el capital de grandes grupos de inversión. ¿Es así? ¿Cómo se plantearía?

De momento, estamos orgullosos de que en MásMóvil tenemos ya en el capital a algunos de los fondos de inversión más importantes del mundo. Nuestro trabajo es estar en contacto con los inversores que no están en nuestro accionariado para explicarles el proyecto y convencerles de MásMóvil es un valor con mucho potencial. Dada nuestra trayectoria de los últimos años, solemos encontrarnos con gran interés de los inversores. Hablamos con todo tipo de inversores, como es normal en una empresa cotizada.

Por lo que dice, el inversor que quiera entrar, tendrá que hacerlo en el mercado o ¿puede haber un aumento de capital?

MásMóvil no prevé realizar ninguna ampliación de capital. Nuestros accionistas principales han aumentado su participación de forma relevante. En el último año, han comprado acciones, y no me consta que ninguno quiera salir. Y menos en esta situación. El que quiera entrar lo puede hacer a través del mercado. Al ser una empresa cotizada, también puede salir un bloque y si el precio es interesante, los accionistas pueden estudiarlo. A mí me toca trabajar para que la empresa vaya bien a nivel comercial y operativo, el resto toca a los accionistas.

De todas formas, MásMóvil vive en una montaña rusa en Bolsa. ¿Ha sido excesivo el castigo?

Estoy de acuerdo. Las caídas generadas por el pánico han afectado a todos ellos mercados, pero una vez que terminó ese pánico loco, ha habido una recuperación de la acción, que refleja que hay una confianza en nuestro modelo de negocio. Desde enero, MásMóvil cede menos de un 20%, frente a un 30% del Ibex, y ha evolucionado mejor que la mayoría de operadoras. En cualquier caso, la cotización no refleja el verdadero potencial de la compañía. Nuestro modelo de negocio es rentable y sostenible, y por eso la empresa acaba de aprobar un programa de recompra de acciones. A lo largo del último año, los directivos, incluido yo, hemos comprado acciones en varias ocasiones. Ahora, nos hemos comprometido a reinvertir en títulos de la empresa el 50% de las ganancias que percibamos los 10 mayores beneficiarios del plan de retribución que vence a final de año, como prueba del compromiso con el negocio.

¿Cómo va el avance en Portugal?

En Portugal estamos muy contentos con la evolución de Nowo, que también ha demostrado un comportamiento muy positivo en esta crisis. Es un mercado interesante, y estamos alineados con la estrategia para el sector del Gobierno y del regulador para trabajar en mejorar la experiencia de los clientes. Nos ha llegado el interés de varios inversores para participar en el proyecto y aportar fondos adicionales. Así, MásMóvil evitará comprometer capex adicional. La compañía trabajará en la extensión de la fibra y la red móvil y participará en las subastas de espectro. Vamos a aportar nuestras mejores prácticas y experiencia operativa, y junto con nuevos inversores, el proyecto es una combinación muy interesante. Todos los caminos están abiertos, y antes del verano podremos hacer anuncios oficiales al respecto.

“No estamos haciendo ofertas de captación

Polémica. Con respecto a la polémica sobre las portabilidades durante el estado de alarma, Spenger defiende que MásMóvil ha jugado y seguirá jugando limpio sin ningún tipo de dudas. “Estamos actuado de forma exquisita desde el punto de vista comercial y regulatorio, y de forma socialmente responsable. Lo estamos haciendo mejor que otros. Nos importa la salud de los ciudadanos, y no estamos haciendo promociones ni campañas agresivas ni llamadas con ofertas de captación”.

Subasta de 5G. Spenger cree que la decisión de aplazar la subasta de 700 MHz fue acertada, e indica que España está en una situación ventajosa, porque ya se ha asignado parte del espectro de 5G, de la banda de 3,5 GHz. “Tenemos el doble de capacidad que cualquier otro operador”, dice Spenger, que añade que la subasta no es urgente para MásMóvil. “La hipótesis que se maneja en el sector es que la subasta será a final de año o principios de 2021”.

Normas
Entra en El País para participar