Las fábricas españolas perderán 700.000 coches y volverán a niveles de la crisis

La patronal Anfac reclama que se ponga en marcha cuanto antes un plan de choque nacional

Fabricas de coches España
Línea de montaje de Seat en Martorell (Barcelona).

La producción española de vehículos caerá alrededor de un 25% este año en comparación con 2019 por el impacto del coronavirus, que ha provocado el cierre temporal de las 12 factorías instaladas en el país con el fin de evitar contagios y la aplicación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a más de 60.000 personas.

Según estimaciones de la patronal de fabricantes Anfac, se perderán unos 700.000 coches en total frente al año pasado, cuando se ensamblaron 2,82 millones de unidades. Dichas cifras colocan la situación en el mismo entorno de fabricación de los "peores años" de la crisis económica, con el dato más bajo -1,97 millones de unidades- registrado en 2012.

"Es urgente paliar esta situación porque la reactivación de las fábricas se está realizando y la falta de demanda seguirá paralizando las instalaciones. No hay que olvidar que uno de cada cuatro vehículos que se vende se fabrica en España, lo que convierte a nuestro mercado nacional en un cliente de altísima relevancia para nuestras plantas, y las previsiones de cierre de año para las matriculaciones son desalentadoras", advierten desde Anfac.

En este sentido, la patronal reclama que se ponga en marcha cuanto antes un plan de choque nacional con medidas de estímulo a la demanda y de mantenimiento de la industria -España es el segundo país productor de vehículos de Europa y noveno del mundo-. Como publicó CincoDías, las principales patronales del automóvil han enviado al Gobierno un primer borrador de un plan de impulso a la demanda con una dotación de entre 250 y 300 millones de euros prorrogables en el tiempo.

Por su parte, la fabricación cayó un 45% en marzo, con 143.737 vehículos ensamblados. La caída ha fue menos acusada de lo que pronosticó en un principio Anfac. A finales de marzo, estimó que bajaría entre un 50% y un 60%.

El menor impacto se explica, en parte, por la buena aceptación de los modelos fabricados en España en mercados extranjeros, mientras que en abril el volumen de producción será mínimo, "prácticamente nulo", debido a la paralización de las plantas por el estado de alarma. Los fabricantes ya se están preparando para volver a la actividad y algunos como Renault ya han reabierto algunos de sus centros.

El acumulado de fabricación en el primer trimestre se sitúa en 646.221 vehículos, lo que se traduce en una bajada del 14,6% respecto a los tres primeros meses del ejercicio precedente. De su lado, las exportaciones registraron un descenso del 37,7% en marzo, con 128.958 unidades, y un 11,8% en el trimestre, con 529.117 unidades.

Normas
Entra en El País para participar