La automoción pide al Gobierno 300 millones para impulsar la demanda

Plan de choque pos-Covid: el sector reclama que las ayudas sean accesibles a todas las tecnologías disponibles en el mercado y prolongar los ERTE por causa de fuerza mayor más allá del estado de alrma

El director de Fabricaciones y Logística del grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, ayer en una visita a la planta de motores de la compañía en Valladolid.
El director de Fabricaciones y Logística del grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, ayer en una visita a la planta de motores de la compañía en Valladolid.

“Esta crisis [la del Covid-19] va a costar muchos miles de millones de euros [a la industria de automoción]”, advirtió el presidente de la patronal de fabricantes de vehículos en España, José Vicente de los Mozos, en una entrevista con CincoDías. Pues bien, ante esta tesitura, las principales patronales del automóvil reclaman al Gobierno un plan de impulso a la demanda con una dotación de entre 250 y 300 millones de euros prorrogables en el tiempo.

Según un primer borrador del plan de choque en el que trabajan Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios), Ganvam (distribución) y Sernauto (proveedores) para relanzar la industria del automóvil tras el impacto sufrido por el coronavirus, y al que ha tenido acceso este diario, el sector reclama que las ayudas sean accesibles para todas las tecnologías disponibles en el mercado y no solo para modelos eléctricos, como se limita en Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves), así como que se gestionen a nivel nacional con el fin de garantizar su puesta en marcha y maximizar su eficacia.

Recordar que las factorías de ensamblaje de vehículos y los concesionarios echaron el cierre desde que se decretara el estado de alarma el pasado 15 de marzo, con una oleada de despidos temporales.

El documento, que ha sido trasladado al Ministerio de Industria y que aún está sujeto a cambios, también recoge que las ayudas a la compra de vehículos se complementen con medidas de impulso a la infraestructura de recarga para vehículos electrificados y con la exoneración de tributación en el IRPF de las subvenciones.

Fiscalidad

Las patronales reclaman que se cambie el actual impuesto de matriculación por uno nuevo que grave el parque según sus emisiones de CO2. De este modo, proponen que se adapten los tramos impositivos al nuevo ciclo de homologación WLTP, con el fin de evitar una “subida encubierta” a partir de enero de 2021. Actualmente, se divide en cuatro tramos: 0% para emisiones inferiores o iguales a 120 gr/km CO2; 4,75% para emisiones entre 120 y 160 gr/km CO2; y 9,75% para emisiones entre 160 y 200 gr/km CO2.

El motor -que supone el 10% del PIB y el 9% de la población activa- es uno de los sectores que más está sufriendo por el coronavirus. Se calcula que al menos 350.000 personas –entre toda la cadena de valor- se han visto afectadas por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). En este sentido, Anfac, Faconauto, Ganvam y Sernauto también instan al Ejecutivo a que se puedan aplicar ERTE por causa de fuerza mayor más allá del estado de alarma -muchos fabricantes ya negocian expedientes por causas organizativas y productivas-, como adelantó La Tribuna de Automoción.

Las asociaciones consideran que las autoridades laborales y las administraciones deben actuar de manera homogénea en todo el territorio nacional a la hora de interpretar y aplicar la regulación de los ERTE, además de ofrecer una mayor rapidez en su resolución para evitar inseguridad jurídica.

Más liquidez

Otro de los aspectos que más preocupa al automóvil es la falta de liquidez. Así, desde el sector han trasladado al departamento que dirige Reyes Maroto la necesidad de que se produzca el aplazamiento de liquidación de impuestos y cotizaciones. También de que se aprueben líneas de crédito blando para empresas y autónomos como las que ya ha habilitado el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para el sector turístico. Muchas compañías han recurrido ya a líneas de créditos sindicadas con bancos privados para asegurarse un colchón financiero.

Por otro lado, con el objetivo de impulsar la Industria 4.0, el motor demanda mayor flexibilidad para acceder a ayudas dentro del Plan de Competitividad del Sector Automoción del ministerio de Industria, con créditos al 0% de interés, que se admita la inversión pura –no solo de gastos y amortizaciones- y que no se exijan garantías.

Asimismo, clama una mejora del marco de deducciones fiscales en I+D+i en Innovación, como son ampliar el concepto subvencionable para la innovación en procesos; equiparar la deducción por gasto en innovación a la de investigación y desarrollo; y un incremento del límite de tres millones de euros para acceder a la monetización de las inversiones realizada.

Los presidentes de las cuatros patronales están pendientes de confirmación de una reunión telemática con Reyes Maroto para este viernes.

Normas
Entra en El País para participar