La producción de coches en España salva el año gracias a los nuevos modelos

Rozará los tres millones de vehículos este año, según las previsiones de Anfac

La producción española de vehículos consiguió salvar el año y no registrar su tercera caída consecutiva gracias al impulso que experimentó en diciembre y a los modelos que han sido asignados a las factorías nacionales en los últimos dos años, así como al incremento de las compras de automóviles ‘made in Spain’ por parte de países como Alemania.

En concreto, de las 13 factorías de producción de vehículos que hay en el país salieron 2,82 millones de vehículos el año pasado, un 0,1% más que en el ejercicio precedente, según datos publicados ayer por la patronal de fabricantes Anfac.

De este modo, España, segundo país productor de vehículos de Europa y noveno del mundo, demuestra su fortaleza ante la bajada de Alemania (-9%), Reino Unido (-14,4%) e Italia (-19,6%). En opinión de la patronal, el resultado de diciembre, cuando la fabricación se disparó un 21,2%, hasta 177.427 unidades, fue posible gracias al buen comportamiento demostrado por los nuevos modelos y versiones de vehículos comerciales ligeros que fueron asignados a las plantas españolas entre 2018 y 2019.

Se aprecia así una gran diferencia entre los datos de matriculaciones y fabricación. Mientras las ventas de automóviles cayeron el curso pasado un 4,8% ante la confusión que rodea al consumidor, que no sabe qué coche comprar, la producción igualó cifras, lo que demuestra, según Anfac, la confianza que los grandes grupos tienen en el tejido industrial automovilístico español.

En este contexto, la asociación prevé que la producción de vehículos ‘españoles’ crezca “moderadamente” en 2020 respecto al curso pasado, rozando el objetivo de tres millones de unidades que establecieron los fabricantes para el periodo 2016-2017, gracias a las nuevas adjudicaciones de modelos y versiones anunciadas durante el pasado año.

Por segmentos, la fabricación de turismos, que suponen el grueso de los vehículos que se fabrican en España, se contrajo un 0,3% interanual, hasta 2,2 millones de unidades, al tiempo que la de todoterrenos retrocedió un 25,6%, hasta 38.522 unidades. En el capítulo de vehículos comerciales e industriales, la cifra se situó en 574.341 unidades, lo que se traduce en una progresión del 4%.

La planta de Seat en Martorell, donde se ensamblan los modelos León, Ibiza, Arona y el A1 de Audi, fue la que registró el mayor volumen de producción en España en 2019. En total, salieron medio millón de vehículos de las líneas de la instalación catalana, su mejor dato desde el año 2000 y un 5,4% más que en el año previo.

En segundo y tercer lugar se situaron las del Grupo PSA en Zaragoza y Vigo, con 470.370 (+5,1) y 406.370 (+2,1%) unidades, respectivamente (véase cuadro). No obstante, la planta que registró el mayor crecimiento fue la de Volkswagen en Landaben

. La factoría navarra fabricó 320.340 unidades del Polo y T-Cross, lo que supone un aumento del 17,6% frente a 2018. En el lado contrario se sitúa la de Nissan en Barcelona, con 55.600 unidades de los modelos e-NV 200, NV 200 y Navara, un 32,5% menos.

Exportaciones

La recuperación de los principales mercados europeos ha permitido que las exportaciones de vehículos desde España se incrementaran un 0,2% en la comparativa interanual. Alemania compró un 12,5% más de automóviles nacionales, mientras que Reino Unido e Italia aumentaron sus pedidos un 13,6 y un 1,7%, respectivamente.

No obstante, a la recuperación de la exportación también contribuyeron países como Japón, con una subida de sus importaciones de vehículo español del 121%, Sudáfrica (+24,9%), Emiratos Árabes Unidos (+64,2%), Israel (+12,6%), Ucrania (+152,7%) o Marruecos (+15,2%).

Por tipo de vehículo, las exportaciones de turismos cayeron un 0,3%, con un total de 1,86 millones de unidades enviadas fuera de las fronteras españolas. Se exportaron también 36.834 todoterrenos en el conjunto de 2019, un 26% menos, y 405.759 comerciales ligeros, un 6,3% más.

Los fabricantes de componentes exigen al Gobierno una estrategia de país

La Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) solicita al Gobierno “apoyo firme” a la industria automovilística y trabajar conjuntamente en una “estrategia-país” para mantener los niveles de competitividad y empleo alcanzados por el sector en 2019. Valora positivamente los datos de producción pero alerta de la necesidad de apoyar a esta industria para que continúe atrayendo inversores y generando empleo de calidad.

Normas
Entra en El País para participar