Europa usará los datos de localización de nuestros móviles para luchar contra el Covid-19

Europa usará los datos de localización de nuestros móviles para luchar contra el Covid-19

Contarán con la ayuda de todos los operadores.

Llevamos muchas semanas escuchando qué es lo que han hecho países como China o Corea del Sur para controlar la expansión del virus por sus territorios, y en Europa parece que han decidido seguir el mismo camino, que pasa por acceder a la información de localización que ofrecen las empresas de telefonía para hacer un seguimiento mucho más detallado de la propagación del coronavirus.

Un método que choca frontalmente con el sistema de libertades del que nos hemos dotado, y que ha generado numerosos debates alrededor de si es aceptable que nuestra privacidad e intimidad queden expuestas al calor de una situación de emergencia como la que vivimos. Y como siempre ocurre, habrá opiniones para todos los gustos.

Europa recurre al big data

Según informan algunos medios, parece que a la Unión Europea no va a temblarle el pulso a la hora de tomar medidas extremas para intentar hacer un seguimiento preciso de la expansión del coronavirus y, de esta manera, intentar contenerla con mayor eficacia. Y para ello va a utilizar todos los datos de localización que los principales operadores van a cederle.

Se trata de un ambicioso plan que se está poniendo ya en marcha tras haber entablado conversaciones con ocho de las principales compañías de telecomunicaciones que actúan en su territorio, y que comenzarán a compartir esa información. Datos, por cierto, que en muchos casos chocan con algunos de los puntos que establece la famosa GDPR (ley de protección de datos), aprobada y puesta en marcha en 2018 y que era un ejemplo de restricción al acceso de datos privados de sus ciudadanos.

Europa usará los datos de localización de nuestros móviles para luchar contra el Covid-19

Hay que recordar que en algunas páginas de esa directiva pueden leerse textos en los que se especifica que "a menos que un interesado haya dado su consentimiento, informado para el procesamiento de datos para uno o más propósitos, los datos personales no pueden procesarse a menos que haya al menos una base legal para hacerlo".

Obviamente existen excepciones, y esta en la que nos encontramos es una de ellas ya que, como reza el propio artículo seis, se podrán aplicar medidas extraordinarias en el caso de que sea necesario "realizar una tarea en interés público o en autoridad oficial". Eso sí, desde el organismo europeo prometen que toda esa información que va a recopilarse será completamente anónima.

El propio jefe del Supervisor Europeo de Protección de Datos (SEPD), Wojciech Wiewiórowski, afirmó en declaraciones a algunos medios que todos esos datos que van a procesar serán eliminados una vez concluya la emergencia por el virus.

Normas
Entra en El País para participar