La cifra de negocio y el personal de PwC se disparan en pleno ‘forensic’ de BBVA

Su filial PwC Asesores de Negocios factura 183,5 millones, un 17% más, y triplica el volumen de diviendos repartidos en 2019

Logo de PwC, en una imagen de archivo.
Logo de PwC, en una imagen de archivo.

PwC Asesores de Negocios, la filial del gigante de auditoría encargada de realizar el forensic de BBVA, disparó la cifra de negocios un 17% en su último ejercicio, según consta en sus cuentas anuales, cerradas a junio de 2019 y depositadas recientemente en el Registro Mercantil . De esta forma, la empresa facturó 183,5 millones (frente a los 155,8 millones registrados en 2018), aunque en el citado informe no proporciona ninguna explicación relativa a este incremento.

La firma, no obstante, sí detalla que las expectativas para el 2019-2020 "son positivas" y que "se espera un crecimiento en ventas para el nuevo ejercicio".

Igualmente, la plantilla media de PwC asesores aumentó en 67 empleados, al pasar de 874 trabajadores en 2018 a 941 en junio de 2019, lo que supone un 8% más. Fuentes de la compañía indican que el incremento “no se debe a un trabajo en concreto sino al el crecimiento del negocio en este ejercicio y por áreas que están experimentando un especial desarrollo, como la de ciberseguridad o el de transacciones”. El gasto relativo al personal se elevó un 3,1% al pasar de los 90,4 millones en 2018 a los 93,2 millones en 2019.

Según indican las fuentes consultadas, esta sociedad solo supone un cuarto del negocio total de PwC en España, pero se da la particularidad de que se trata de la firma que contrataron Garrigues y Uría para realizar la investigación interna de BBVA, debido a la relación de algunos de sus trabajadores y antiguos directivos con la contratación de Cenyt, la empresa del excomisario de policía José Manuel Villarejo.

De hecho, aunque en el informe de las cuentas anuales de PwC Asesores de Negocios no se desglosa información sobre clientes ni se menciona el forensic de BBVA, la cifra de negocio recoge los ingresos del grueso del trabajo de investigación interna, ya que ésta dio comienzo en enero de 2019.

Por otro lado, entre los aspectos contables de la filial de PwC destaca el volumen de dividendos repartidos en 2019, que asciende a 18,9 millones de euros y que triplica la cifra del ejercicio anterior (5,9 millones). Igualmente, es muy superior que los dividendos repartidos en los años anteriores: 5,5 millones en 2017; 4,6 millones en 2016; y 9 millones en 2015. Portavoces de la firma explican que “el aumento se debe al solapamiento en el tiempo de dos planes de retribución a largo plazo diferidos”.

Del mismo modo, en el último ejercico también se disparó el volumen de primas de emisión a los socios. Según detalla la firma en las cuentas, el reparto ordinario de 2019 fue nulo, pero la junta general de socios acordó por unanimidad "efectuar la distribución de un dividendo extraordinario entre los socios de la entidad" por 8,2 millones con cargo a reservas de libre disposición existentes en la sociedad. La entidad señala que "en este ejercicio la prima de emisión fue nula dado que no se realizó ninguna ampliación de capital adicional para incorporación de socios en el negocio. Al no ser necesaria ninguna ampliación, no hubo ningún impacto en la prima de emisión que afectase a las reservas de la empresa".

Normas
Entra en El País para participar