Las agencias exigen que Correos deje de vender viajes combinados

La empresa pública lo niega. Recalca que solo promociona la venta y que esta se realiza a través de la agencia Viajes Trenpy

Juan Manuel Serrano, presidente de Correos.
Juan Manuel Serrano, presidente de Correos.

Las agencias de viajes redoblan su presión para que Correos deje de vender billetes combinados. La sociedad estatal empezó a promocionar la venta de billetes a partir de la firma en octubre de 2019 de un acuerdo con Renfe para trayectos de alta velocidad, media y larga distancia con el fin de aprovechar la capacidad de alcance de Correos, con 2.400 oficinas en España.

Un anuncio que fue respondido de forma inmediata con una demanda por intrusismo presentada en noviembre por la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (Acave), con sede en Cataluña y que representa a 500 puntos de ventas y que ha tenido réplica a través de las acciones conjuntas de la Confederación Española de Agencias de Viajes (Ceav), la Unión Empresarial de Agencias de Viajes (Unav) y la citada ACAVE. Representantes de las tres organizaciones se reunieron, tal y como reconocieron en un comunicado conjunto, con Asunción Centelles, subdirectora general de Competitividad de la Comunidad de Madrid, el pasado 27 de febrero para reclamar "celeridad y contundencia" en las actuaciones y "el cese inmediato" de la venta de viajes combinados por parte de Correos. "Es del todo injustificado que una sociedad estatal realice esta actividad, suponiendo una competencia desleal para el sector de las agencias de viajes que representa a más de 60.000 puestos de trabajo y 9.500 puntos de venta". Centelles les aseguró que espera contar con un dictamen a finales de marzo.

La denuncia de Acave resaltaba que Correos incumple la normativa para vender viajes tanto en sus oficinas físicas como en su web, ya que esta exige disponer de una garantía de insolvencia y de una póliza de responsabilidad civil, así como otras muchas obligaciones documentales y contractuales que Correos estaba infringiendo."La práctica llevada a cabo por Correos sitúa a los consumidores en una situación de absoluta desprotección, así como supone una competencia desleal para todas las agencias de viajes que sí que están cumpliendo con esta normativa".

 Desde la empresa pública rechazaron los argumentos esgrimidos por las patronales. "Correos no es ni quiere ser una agencia de viajes", remarcaron. De hecho precisan que su labor es promocionar la venta de billetes a través de las oficinas y la web de Correos (https://entradas.correos.es) y que la comercialización le corresponde a la agencia Viajes Trenpy. "Desde el encabezado hasta en el pie de página se especifica que la relación contractual será siempre entre el comprador y esa agencia de viajes, no con Correos", recalcan esas mismas fuentes, que apuntan que en el caso de tener que reclamar documentación, como solicitan las patronales, "tendrán que pedírselo a esa agencia, nunca a Correos".

Normas
Entra en El País para participar