Tribunales

Santander, BBVA, UBS y Morgan Stanley creen que se abrirá un proceso largo de demandas sobre el IRPH

Algunas firmas considera que el fallo del TJUE podría ser la "excusa" perfecta para que Podamos reclame nuevas medidas para que la banca devuelva las ayudas públicas

Torres de La Castellana, Realia y Bankia.
Torres de La Castellana, Realia y Bankia.

Los bancos de inversión consideran que la sentencia dada a conocer hoy del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre las hipotecas referenciadas al IRPH elimina el peor riesgo para los bancos españoles, pero no quiere decir que haya desaparecido. 

Mantienen que no hay un riesgo inminente de reclamaciones con grandes compensaciones, por lo que es poco probable que los bancos se vean obligados a tomar medidas por adelantado. 

Matizan, sin embargo, que los bancos no son totalmente inmunes a que más adelante se produzca una ola de demandas.

Se calcula que hay entre 500.000 y 1,5 millones de personas afectadas por el índice, según cálculos de las asociaciones de consumidores y plataformas legales.

El fallo del TJUE se puede convertir en un problema político en España, señala la firma Redburn. En su opinión, el riesgo de un mayor impacto del índice IRPH para los bancos ha aumentado, si se tiene en cuenta la opinión de Podemos de que los bancos deben devolver la ayuda pública que recibieron durante la crisis financiera. IRPH podría ser la "excusa" para eso. Un proceso extrajudicial, similar al creado para la hipotecas con cláusulas suelo y aprobado específicamente por el Gobierno español en 2017 (Real Decreto-Ley 1/2017), podría oficializarse bajo el gobierno del PSOE-Podemos. 

Por lo tanto, “esperamos una recuperación de alivio para los bancos hoy, pero es probable que sea de corta duración dado el grado en que el riesgo sigue pendiente y los desafíos políticos y de rentabilidad que siguen siendo intensos para los prestamistas españoles”, insiste esta firma. 

BBVA es más positivo. Asegura que el potencial abuso de las hipotecas referenciadas al IRPH debe ser determinado caso por caso por un juez. Además, dice que el IRPH ofrece la posibilidad de no anular el préstamo, sino de sustituir el índice en caso de cualquier injusticia. “En general, creemos que esto parece ser un resultado positivo”, dice BBVA.

“Aunque es probable que implique un proceso largo y no haya un estatuto de limitaciones para las reclamaciones, creemos que el impacto general debería ser manejable. CaixaBank y Bankia se benefician más debido a sus exposiciones relativamente más altas, en nuestra opinión”, mantiene el banco que preside Carlos Torres.

Los analistas de Banco Santander también son optimistas. “La decisión del TJUE es positiva. El IRPH se considera una referencia válida en el caso específico de Bankia, pero todos los demás casos de IRPH se revierten a los tribunales españoles, que tendrán que revisar la transparencia del contrato y evaluar si hubo una venta errónea del banco caso por caso. “En nuestra opinión, es razonable suponer que la mayoría de los contratos de hipotecas IRPH están estandarizados y no deberían diferir significativamente del caso específico que se dicta hoy en día”, señala Santander.

Recuerda que Bankia y CaixaBank, las dos entidades con un mayor número de hipotecas con IRPH han ganado el 90% de los juicios presentados contra ellos en los tribunales españoles sobre este tema. Por ello, “no esperamos que los bancos presenten por adelantado ninguna disposición relacionada con posibles litigios de IRPH”.

Para UBS la decisión del TJUE es “favorable al sector”, según una primera lectura de la sentencia. Pero matiza que el fallo también abre la puerta para reemplazar IRPH con Euribor si es necesario, por lo que el banco de inversión suizo mantiene “no podemos encontrar ninguna referencia a la eliminación total de los pagos de intereses, cancelando así el peor escenario para el sector”. Explica que el escenario base debería ser uno en el que los bancos puedan enfrentarse a un goteo de costos legales de pérdidas y ganancias, “pero el riesgo de una considerable necesidad de acumulación de provisiones se ha desvanecido”, y por lo tanto, “esperamos que las acciones reaccionen positivamente”.

Morgan Stanley considera que también que el resultado es “positivo” para la banca española, ya que devuelve el caso a los tribunales locales, donde el Tribunal Supremo “ya dictaminó que el índice IRPH era transparente” en su fallo en diciembre de 2017.

Solo la calificadora Moody's cree que la sentencia del TJUE sobre el IRPH es negativa para la banca española, ya que si bien no implica la hipótesis más negativa posible, como hubiera sido su anulación, expone a las entidades a mayores riesgos legales.

Así lo explica el vicepresidente senior de la agencia de medición de riesgos Alberto Postigo, que sitúa estos riesgos legales en la posible falta de transparencia en la comercialización de préstamos hipotecarios ligados al IRPH.

El analista de Moody's señala que la sustitución del IRPH por un índice de referencia más bajo sería positivo para los consumidores, ya que la reducción de las cuotas facilitaría a los deudores cumplir con los pagos, rebajas de alrededor del 25 % para una hipoteca suscrita en 2005 a 30 años.

Esta mejora en la capacidad de pago de los deudores tendría a su vez un efecto positivo en el mercado de bonos titulizados (RMBS), ya que incrementaría su resistencia en caso de una recesión, si bien Moody's no cree que se note su efecto a corto plazo.

Normas
Entra en El País para participar