Hasta 240 euros en comisiones por no atarse a la banca

CaixaBank se une a las medidas anunciadas por Bankia, BBVA, Sabadell y Santander y eleva el coste de las cuentas para aquellos clientes que no se vinculen con la entidad

comisiones cuentas bancarias

Las entidades no cesan en su objetivo de aumentar su cartera de clientes vinculados y mejorar así sus maltrechos márgenes, lo que está conllevando un aumento de las comisiones en productos que hasta ahora eran gratuitos, como las cuentas nóminas, y de modo que quienes no cumplan las nuevas condiciones de vinculación empezarán a pagar hasta 240 euros anuales.

Después de que Bankia, Santander, BBVA y Sabadell anunciaran cambios a finales de 2019, CaixaBank está informando estos días a sus clientes de una modificación en su política de comisiones. La entidad lanzará el 1 de abril el programa Día a Día, por el que reformulará su oferta de cuentas y buscará ligar al cliente a la entidad con nuevos productos.

Aunque desde el banco insisten en que este movimiento busca "vincular al cliente" a cambio de una mejor oferta y "no elevar las comisiones", la realidad es que quienes no cumplan los requisitos verán cómo el coste anual de mantenimiento se multiplica y ascenderá a 240 euros al año –el más elevado de los cambios realizados en estos meses por la banca española– .

Hasta ahora, el producto estrella de CaixaBank era la Cuenta Family, que exigía domiciliar una nómina de al menos 600 euros al mes y o bien realizar tres pagos mensuales con tarjeta o domiciliar tres recibos. De no hacerlo, la comisión ascendía a 60 euros al año.

Este y otros productos desaparecerán el 1 de abril y convergerán en uno solo, que dará más alternativas de vinculación aunque incrementará el coste a 240 euros al año si no se respetan ciertas condiciones. El cliente tendrá que cumplir dos paquetes de requisitos. Dentro del primero podrá elegir entre domiciliar una nómina de al menos 600 euros o una pensión de 300, sumar unos ingresos anuales de 6.000 euros o tener un saldo mínimo de 20.000 euros en productos de ahorro. El segundo paquete le da la opción de domiciliar tres recibos o realizar tres compras al mes con tarjeta.

Aunque los clientes de la Cuenta Family no se verán perjudicados, pues las condiciones prácticamente no varían, sí lo harán los que hasta ahora tenían una cuenta corriente, sin exigencias de ningún tipo, y por la que abonaban 12 euros al trimestre por su mantenimiento, a los que había que sumar, eso sí, gastos por operación o por emisión y mantenimiento de tarjetas de débito y crédito. Este producto desaparecerá y los clientes tendrán que adaptarse a las nuevas condiciones o pagar las comisiones. No obstante, la entidad eximirá de estos gastos a los nuevos clientes durante el primer año, así como a los menores de 26 años y a los clientes de banca privada. Asimismo, en las cuentas con varios titulares será suficiente con que uno de ellos cumpla los requisitos o la suma de ambos.

Las comisiones aplicadas por Bankia desde el 23 de febrero –196 euros al año– son las segundas más elevadas. La entidad ha endurecido las condiciones del programa Por Ser Tú. A la domiciliación de nómina o pensión exigida hasta ahora, suma cumplir una segunda condición de las siguientes: realizar dos pagos al mes con tarjeta de crédito o contratar una póliza de seguro de riesgo de 135 euros al año o una posición de 30.000 euros en fondos de inversión, planes de pensiones o seguros.

En tercer lugar queda Santander, cuya Cuenta Zero 1,2,3, que aspira a ser su nuevo producto estrella tras la desaparición de la Cuenta 1,2,3, ha elevado su coste de 96 a 144 euros al año. Para estar exento, es necesario domiciliar una nómina de al menos 600 euros –o pensión de 300 euros– y domiciliar tres recibos o realizar seis operaciones al trimestre con las tarjetas. En este caso, no obstante, los clientes de la Cuenta 1,2,3 han salido beneficiados, pues, aunque la entidad les suprimió las bonificaciones, también les quitó las comisiones (72 euros al año) que abonaban por mantenimiento de cuenta y tarjetas de débito y crédito.

En cuarto y quinto lugar quedan BBVA y Sabadell, con comisiones de 100 y 60 euros, respectivamente. No obstante, la entidad presidida por Carlos Torres Vila no aplica estos gastos a los clientes del programa Adiós Comisiones –que establece como condición la domiciliación de ingresos o de cinco recibos o la tenencia de una tarjeta activa con al menos siete operaciones, todo ello en los cuatro meses anteriores a la fecha de liquidación–. También quedan exentas las cuentas Va Contigo, Online, Blue o quienes posean dos cuentas en la entidad.

Por último, Sabadell ha diversificado su oferta. Quienes domicilien una nómina de al menos 700 euros y contraten un seguro o un servicio de autorrenting o tengan un saldo de al menos 10.000 euros en un plan de pensiones, fondo de inversión o cuenten con valores de la entidad, tendrán acceso a la Cuenta Expansión Premium, totalmente gratuita. Sin embargo, los clientes del producto alternativo, la Cuenta Expansión, deberán abonar 60 euros al año.

La alternativa de la banca online

  • ImaginBank. El banco digital de CaixaBank no cambia su oferta y mantiene la gratuidad de su cuenta Imagin, que solo exige al cliente descargarse la app de la entidad.
  • ING. El banco naranja tampoco cambia su política de cero comisiones. En el caso de que el cliente no domicilie la nómina, no se beneficiará de servicios como el anticipo de nómina o los dos días al descubierto. Además, ING tiene vigente una oferta por la que si un cliente trae a otro al banco, ambos recibirán 50 euros de regalo.
Normas
Entra en El País para participar