La UE revisa ligeramente al alza la previsión del PIB y se alinea con el Gobierno

Bruselas eleva su previsión para 2020 y 2021, hasta el 1,6% y 1,5%, y mejora también la de Alemania, pero rebaja de la Francia e Italia

coyuntura económica españa
La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen. EFE

La Unión Europea ha revisado al alza la previsión de crecimiento de la economía española de forma que se alinea con las proyecciones del Gobierno presentadas el pasado martes. La Comisión Europea publicó este jueves sus previsiones de invierno en las que elevó una décima su proyección del PIB español tanto para 2019 hasta el 2%, como para 2020 y 2021, hasta el 1,6% y 1,5% respectivamente, después de que la segunda mitad del año pasado cerrara con un avance de la economía más positivo de lo esperado, y previendo una ligera mejora del consumo privado y de la inversión este año y el que viene.

Con esta actualización, las previsiones de la UE se sitúan en consonancia con las recogidas en el nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno anunciado el martes, tras aprobar la senda de estabilidad presupuestaria y el techo de gasto que servirán de base para elaborar los Presupuestos Generales del Estado de 2020. Así lo señaló la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, quien dijo este jueves que las estimaciones de Bruselas estaban “muy alineadas” con las del Ejecutivo y que reflejan un crecimiento “robusto” con fundamentales para la economía “mucho más sólidos que en el pasado”.

Tras acumulados recortes en las previsiones de crecimiento, la también ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital destacó en su primera comparecencia de la legislatura ante la Comisión de la cartera que dirige que España es, junto con Alemania, la única gran economía del bloque comunitario que ha visto sus proyecciones de PIB elevarse ligeramente. Bruselas, en cambio, ha rebajado las de Francia e Italia en dos y una décima, respectivamente, para 2020, mientras que mantiene sin cambios su estimación de avance del PIB de la eurozona y del conjunto de la UE.

De esta forma, España seguirá liderando el crecimiento los dos próximos años entre las principales economías de la eurozona, por delante Holanda (1,3% en ambos ejercicios), Francia (1,1% en 2020 y 1,2% en 2021), Alemania (1,1% en los dos) e Italia (0,3% y 0,6%). Así, se prevé que la economía española siga creciendo con mayor vigor que la medida de los países del euro –que avanzarán al 1,2% este año y el siguiente–, y que el conjunto de los Veintisiete –que crecerán al 1,4% en ambos ejercicios–.

En su informe, la Comisión Europea destaca que la ralentización de la economía española durante el segundo semestre de 2019 fue “más suave” de lo inicialmente previsto, gracias a una “pequeña recuperación del consumo privado”. Ello permitió elevar una décima el avance de todo el año hasta el 2%. Pese a que la demanda interna se debilitó en comparación con 2018, el Ejecutivo comunitario destaca que esta fue “más resiliente” en la segunda mitad del año pasado de lo anticipado, lo que también ha motivado la elevación en una décima del PIB para 2020 y 2021.

Bruselas confía en que el consumo privado en España se sustente en “incrementos en los ingresos disponibles” y en una subida más moderada de la tasa de ahorro, al tiempo que espera que la inversión “se recupere en el horizonte de las previsiones tras un débil final de 2019”. En ese sentido, Calviño destacó que el Gobierno estima que se crearán más de 1,2 millones de nuevos puestos de trabajo entre 2019 y 2023, lo que situaría la tasa de paro en el 12,3% al final de la legislatura. Con todo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha citado el lunes al líder del PP, Pablo Casado, para pedirle una “oposición de Estado” para entre otros, sacar adelante las reformas estructurales que necesita el país.

Para el conjunto de la UE, Bruselas prevé una “trayectoria estable” aunque “moderada” estos dos años que permita continuar con el “período de expansión más largo desde la introducción del euro en 1999”, indicó este jueves el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. Advirtió, sin embargo, de que el bloque se enfrenta a un “panorama geopolítica más volátil”: A pesar de que la tensión comercial entre EE UU y China se ha reducido, avisó de que la incertidumbre sobre la relación futura con Reino Unido sigue siendo “considerable”, mientras que insistió en que todavía era “demasiado pronto para evaluar la magnitud” del impacto económico del coronavirus.

Regulación que prepara el Ministerio de Economía

  • Evitar deudas perpetuas. La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, anunció este jueves en el Congreso las líneas generales de la política que seguirá su departamento en esta legislatura. Y, entre otras, detalló que aprobará “próximamente” una orden para evitar la existencia de deudas perpetuas en el crédito al consumo, al favorecer el acceso a la información del cliente sobre los créditos revolving, y al mejorar la responsabilidad de las entidades para evaluar la solvencia de los clientes.
  • Protección al cliente financiero. Tras la puesta en marcha de la Autoridad Macroprudencial el pasado año, Calviño indicó que está trabajando en un anteproyecto de ley para crear una Autoridad de Protección del Cliente Financiero, algo ya previsto en la pasada legislatura y que “todavía llevará tiempo” antes de llegar al Congreso. 
  • Sandbox financiero. La ministra sí que confió en presentar “en breve” ante las Cortes un proyecto de ley para crear un entorno controlado de pruebas que permita combinar la entrada de nuevas tecnologías digitales en el sector financiero con un marco regulatorio y de supervisión que garantice la protección del consumidor y la estabilidad financiera.
Normas
Entra en El País para participar