Operaciones

La consultora Tactio rivaliza con la banca de inversión y lanza una división de M&A para pymes

La firma quiere llegar donde no suelen intervenir los grandes asesores

Gabriel Salarich, director de M&A de Tactio, y Guillermo Giménez Ferreiro, analista del departamento.
Gabriel Salarich, director de M&A de Tactio, y Guillermo Giménez Ferreiro, analista del departamento.

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas tienen un nuevo aliado para crecer a través de fusiones y adquisiciones (M&A). La consultora Tactio se lanza a competir en un segmento que no suele interesar a los grandes asesores. La banca de inversión clásica, como los gigantes estadounidenses Bank of America, JPMorgan o Morgan Stanley, no está en operaciones de pequeño tamaño. Tampoco son el objetivo de firmas como Rothschild o Lazard.

Pero el negocio es obvio. El capital riego invirtió el año pasado unos 2.000 millones de euros, el 23% del importe total, en operaciones de menos de 100 millones, según la asociación del sector, Ascri. Entre estas transacciones hubo 44 de tamaño diminuto, por entre cinco y diez millones de euros. Tactio, una consultora creada en 2007 y con 3.000 pequeñas y medianas empresas como clientes, lanza en este contexto su unidad de M&A. Algunos de los múltiples casos de asesoramiento que la empresa tiene enmarcados como prueba de su buen hacer son el de la empresa de maquinaria agrícola y forestal TMC Cancela, el de Morispain, que fabrica y comercializa hidráulica para ascensores, o Celucolor, dedicada a la elaboración y el suministro de servilletas y manteles de papel.

“Confían en nosotros porque ya hemos trabajado para ellas. Ningún otro actor en el sector de M&A tiene este conocimiento en el terreno de las pymes. El target de este departamento abarca empresas con una cifra de negocios entre cinco y 50 millones y con un ebitda superior al millón de euros”, explica Gabriel Salarich, director de M&A de Tactio.

Tactio cuenta con 40 delegaciones territoriales y con una plantilla de más de 140 personas, 60 de ellas consultores y analistas. “La búsqueda de oportunidades es bidireccional: puede ser la empresa la que nos pida ayuda para buscar un socio que le permita crecer o proponérsela nosotros”, señala el ejecutivo de Tactio.

La firma quiere ser el nexo de unión entre la pequeña empresa y el capital riesgo. “Tenemos que hacer una labor de pedagogía para explicar que un fondo de capital riesgo no es per se un fondo buitre: quiere ganar dinero, sí, pero a base de que la empresa crezca y sea rentable”, razona Salarich. “Tenemos una visión de 360 grados, buscamos capital riesgo –trabajamos con fondos de referencia con un enfoque industrial, como por ejemplo Espiga Capital, entre otras gestoras– y también buscamos financiación privada cuando es necesario. Disponemos de una caja de herramientas muy amplia”. Cierto es que Tactio no solo hará de puente entre el tejido empresarial de menor tamaño y el private equity sino que también entrarán en juego eventuales rivales.

El sector industrial, en su más amplio sentido, y el agribusiness [todo aquello relacionado con el mundo agrícola], están especialmente activos en operaciones corporativas. En este último se están produciendo concentraciones y las empresas están vigilantes.

Desde Tactio también se abren a operaciones de salvamento (distress, en la jerga): “En estos casos, buscaremos también un socio o la herramienta adecuada. Hay empresas perfectamente bien gestionadas que han tenido un percance por una gestión de la tesorería demasiado arriesgada o porque se les ha caído un cliente clave”, sentencia el directivo.

Normas
Entra en El País para participar