Prohibidas las zapatillas deportivas de Nike que baten récords

El órgano de gobierno del atletismo a nivel mundial ha anunciado importantes cambios en su reglamento

Nike
Las deportivas Vaporfly de Nike.

Algunas variantes de las zapatillas de correr Vaporfly de Nike han sido prohibidas para la competición de élite después de que World Athletics (el órgano de gobierno del atletismo a nivel mundial) anunciara cambios significativos en su reglamento este viernes.

La institución ha decretado que, exclusivamente para la competición de élite, las zapatillas de carretera no podrán ser más gruesas de 40 milímetros y tampoco podrán contar con más de una placa rígida incrustada.

Vaporfly fue la serie utilizada por Eliud Kipchoge para correr por primera vez un maratón en menos de dos horas, así como por su compañera Brigid Kosgei para romper el récord mundial de maratón femenino. Los modelos que llevaban ambos contenían placas de triple carbono dentro de una espuma gruesa y ultracomprimida. Una característica que, según Nike, ayuda a mejorar el rendimiento de la carrera hasta un 4%.

La norma no afecta solo a las Vaporfly de Nike, sino que endurece los límites para las futuras innovaciones tecnológicas que se desarrollen en materia de calzado. A partir del 30 de abril, cualquier calzado que se utilice en competición deberá llevar, al menos, cuatro meses disponible para el público general. Una regla que reta la costumbre de probar los prototipos de las marcas con los atletas en las principales competiciones.

"La nueva tecnología puede proporcionar ventajas en el rendimiento que podrían amenazar la integridad del deporte", concluye el veto de World Athletics. La institución organizará ahora  un grupo de trabajo con varios expertos para guiar las futuras investigaciones sobre la tecnología del calzado y evaluar los nuevos zapatos que emerjan en el mercado.

"No es nuestro trabajo regular todo el mercado de calzado deportivo, pero es nuestro deber preservar la integridad de la competición de élite asegurando que los zapatos usados por los atletas no ofrezcan ninguna asistencia o ventaja injusta", apuntó el presidente de World Athletics, Sebastian Coe. El responsable de la organización también reconoció que, debido a la cercanía de los Juegos Olímpicos, no pueden prohibir zapatos que llevan mucho tiempo en el mercado, por ello restringen las nuevas incorporaciones mientras continúan las investigaciones.

Las Vaporfly aparecieron en el mercado en 2016 y se han ido haciendo un hueco en los pies de los principales atletas. El corredor de maratones Kipchoge ha sido uno de los abanderados del modelo: los usó para establecer un récord mundial, ganar una medalla olímpica en 2016 y emplear menos de dos horas en un maratón no oficial. Por su parte, Kosgei marcó  2:14.04 en el maratón de Chicago del año pasado, 81 segundos menos del récord del momento, que defendía la británica de 16 años Paula Radcliffe.

El modelo de Nike también ha aparecido en otras plusmarcas durante los últimos tres años y los atletas que las usaban obtuvieron 31 de las 36 posiciones de podio en los Grandes Maratones del año pasado. Los zapatos cuestan alrededor de 250 dólares (226 euros) y tienen una vida útil que ronda las 200 millas.

Normas
Entra en El País para participar