Christophe Girondel (Nordea): “El envejecimiento de la población traerá más aversión al riesgo”

El responsable de clientes institucionales y ventas de Nordea es escéptico sobre la capacidad de la banca de dirigir al cliente más conservador hacia los fondos 

Christophe Girondel, responsable de clientes institucionales y ventas de Nordea AM
Christophe Girondel, responsable de clientes institucionales y ventas de Nordea AM

Su visión para la inversión bursátil en Bolsa este año es “cautelosamente optimista”. La renta variable, en especial la emergente, será el activo estrella de 2020, en opinión de Christophe Girondel, responsable global de clientes institucionales y ventas de la gestora escandinava Nordea. Sin embargo, con la visión que da la labor de distribución de una compañía con 229.000 millones de euros bajo gestión y a pesar de que la renta fija no vaya a ofrecer gran cosa este año, Girondel no confía en que la banca vaya a avanzar demasiado en su aspiración de dirigir al cliente hacia los activos de riesgo.

La banca española está concentrada en intentar mover al cliente conservador desde los depósitos, con nula rentabilidad, hacia los fondos, ¿ve avances en este proceso?

Está claro que hoy día los depósitos no ofrecen nada al ahorrador, ni siquiera te protegen de la inflación. Es un problema de los bancos españoles y de todos en general, de plantearle a su clientela en depósitos si está satisfecha con no ganar dinero. Es su elección. Es importante además ver que hay mucha gente que está conforme con no obtener dinero de sus ahorros y es algo que la banca tiene que aceptar.

¿Cree que es un fenómeno especialmente llamativo en España?

España no es diferente a otros países europeos, la gente adora los depósitos y la liquidez, Alemania es también un buen ejemplo. Hay mucha aversión al riesgo, en parte porque la población está envejeciendo. Es un fenómeno que vemos en el mundo de la inversión y que estará ahí para el futuro. Es un desafío para la industria, pero es también una cuestión de saber qué es lo que quiere la gente. Lo único que podemos hacer es explicarle al cliente que no es una buena decisión, que está perdiendo poder adquisitivo, pero al final la gente tiene que estar tranquila con lo que decide y que eso no le quite el sueño. Ahora al debate se añade además que el cliente que tiene liquidez también puede llegar a perder dinero si se le cobra por los depósitos.

¿Le preocupa el envejecimiento de la población y su impacto en la industria de fondos, con esa mayor aversión al riesgo?

Claramente el envejecimiento de la población es un gran problema y la aversión al riesgo es normal entre la gente de más edad. La cuestión sobre el envejecimiento de la población es qué pasa con la sostenibilidad del sistema de pensiones y el impacto en el dinamismo de la economía, en la creación de nuevos empleos, por ejemplo. Si tienes una población envejecida es más difícil crecer. La demografía es un elemento importante del PIB. Y es una dificultad particular para Europa porque tenemos una población cada vez más vieja.

"Hace dos años apenas había interés en España por la inversión sostenible y ahora sí. Ha crecido mucho”

¿Detectan un mayor interés entre los clientes españoles por la inversión sostenible?

Sí, han crecido mucho los productos de temática en relación con el cambio climático. Hace dos años te diría que apenas había interés y ahora sí. En el último año y medio la situación ha cambiado mucho. La gente en España está mucho más concienciada sobre el cambio climático a nivel individual. Para nosotros ya es algo natural, lanzamos nuestro primer fondo con criterios de sostenibilidad hace 30 años. En Suecia siempre ha habido interés por esta cuestión, somos veteranos.

¿Cuáles son los fondos que más vende la gestora en España?

El año pasado comercializamos bastante el fondo Low Duration European Covered Bond –que invierte en cédulas hipotecarias, un activo de muy bajo riesgo– y el Global Climate and Environment. También hemos visto mucho interés en el Global Listed Infrastructure, un fondo muy defensivo.

¿Qué perspectiva tiene este año para la inversión?

Somos bastante optimistas en renta variable y menos en renta fija, ya que los tipos están muy bajos y es difícil seguir encontrando valor ahí. En Bolsa, hemos visto la firma de la primera parte del acuerdo comercial de Estados Unidos y China en enero, que dará apoyo al mercado. Tenemos también elecciones en Estados Unidos, aunque no pensamos que vayan a impactar mucho. Tenemos que ser prudentes porque el mercado ha subido mucho, llevamos diez años de expansión tras la crisis. Hay que ser cauto en el momento tardío del ciclo en que estamos, el mercado puede ponerse más nervioso, aunque los fundamentales de la economía siguen dando apoyo en este momento.

¿Cree que hay riesgo de que crezca la tensión comercial este año entre Estados Unidos y Europa?

No creo que Estados Unidos vaya a hacer nada que pueda dañar su economía en un año electoral como este. Habrá discusiones, fricciones, pero no esperamos nada impactante. No pensamos que Donald Trump vaya a entrar a un conflicto comercial abierto con Europa este año.
En un año electoral en Estados Unidos, ¿prefiere Bolsa estadounidense o europea?
Habrá más volatilidad por la política en Estados Unidos pero no preveo un gran impacto. De hecho, prefiero la Bolsa de países emergentes. Es donde hay más valor. El consumo en la economía estadounidense es supersólido y ya está en precio.

Normas
Entra en El País para participar