Laboral

Calviño y Calvo defienden que el SMI suba sin afectar al emplo

Calvo apunta que el Gobierno ya tiene listos los cambios legales en materia laboral

La vicepresidenta de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño durante su intervención en el 'Spain Investors Day'.
La vicepresidenta de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño durante su intervención en el 'Spain Investors Day'. Europa Press

La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha defendido que la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) se haga a "un ritmo" que no afecte a la creación de empleo, y permita a un tiempo el alza de las rentas de los trabajadores y que haya nuevos puestos de trabajo.

En declaraciones a los periodistas en Davos, Calviño ha valorado la reunión de esta tarde del Ejecutivo con los agentes sociales sobre el alza del SMI. "Una de las prioridades del Gobierno es el diálogo, y qué mejor que empezar con el diálogo social" para empezar a hablar de "distintos aspectos" de la normativa laboral, ha dicho Calviño.

Según ha explicado, lo que quiere el Gobierno es "que suban los salarios sin poner en riesgo la creación de empleo". Calviño ha recordado además que el Ejecutivo mantiene su compromiso de que el SMI llegue al 60 por ciento del salario medio al final de la legislatura. "Veremos cuál es el ritmo adecuado para llegar a ello" y lograr a un tiempo "aumentar la renta de las familias sin poner en riesgo el empleo", ha añadido.

Anteriormente, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, descartó que el SMI vaya a subir de golpe desde los 900 euros actuales a 1.000 euros mensuales. "De una vez no. Tiene que ser un crecimiento progresivo y asumible por el campo empresarial y que no provoque problemas en las pymes. Sabemos que esto tiene un efecto no deseado en el mundo rural de nuestro país, que es donde hay que sostener las iniciativas empresariales y a los autónomos", ha señalado la vicepresidenta en declaraciones a la cadena SER.

Calvo ha subrayado que el Gobierno tiene, en este asunto, un diagnóstico "bastante fino", de manera el SMI subirá, pero de manera progresiva para que las empresas no sufran "daños colaterales" que pongan en riesgo el crecimiento del empleo. La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se reúne esta tarde en Madrid con los dirigentes de las patronales CEOE y Cepyme y de los sindicatos CCOO y UGT para analizar la próxima subida del salario mínimo interprofesional (SMI), actualmente en 900 euros.

Reforma laboral

Preguntada por si el Gobierno quiere derogar toda la reforma laboral de 2012 o sólo una parte, la vicepresidenta ha avanzado que la ministra de Trabajo ya tiene en cartera "una primera reforma importante" que afectará al artículo de la reforma laboral que permite despedir a un trabajador por acumular bajas médicas aunque estén justificadas.

"Yo tengo en mi mesa el plan de trabajo de ese Ministerio y tiene prácticamente fecha un Real Decreto-ley de modificación de este asunto puntual. Es bastante clamoroso que a cualquiera se le pueda echar del trabajo cuando lo que tiene pueden ser problemas graves de salud", ha dicho la vicepresidenta, que no ha precisado en qué fecha abordará el Consejo de Ministros este decreto.

En su opinión, hay asuntos de la reforma laboral que hay que abordar de manera "urgente", como el del despido por bajas médicas, y que "serán rápidos".

Normas