El modo invocar de Tesla se ha capado en Europa

El modo invocar de Tesla se ha capado en Europa

Las leyes europeas limitan su uso.

Smart Summon o más conocida como el modo invocar, ha sido una de las innovaciones más destacadas de los Tesla, una función que nos permite llamar al coche hasta nuestra posición sin necesidad de movernos, únicamente utilizando nuestro smartphone. Una medida que ha traído sorpresas y sustos, algo que el viejo continente Europeo no se quiere sufrir.

Este importante avance nos permite ir cargados con bolsas o mucho peso, mojarnos en un día de lluvia o facilitar el acceso al coche en zonas de aparcamientos muy estrechos. Pero una vez más Tesla se ha topado con las leyes Europeas que frenan su expansión, unas estrictas leyes que cambian por completo la forma en la que lo podemos utilizar en nuestro país.

Cómo funcionará el modo invocar en Europa

En un principio si no conocemos las posibilidades que hay en Estado Unidos, podemos no notar las restricciones, pero lo cierto es que en Europa, con la intención de evitar accidentes y sustos, se ha limitado su uso a una distancia del usuario de 6 metros, lo que quiere decir que tendremos que estar relativamente cerca del coche para poder moverlo desde nuestro móvil.

También se han limitado la distancia que se puede recorrer sin conductor, quedándose en los 20 metros y parándose en caso de que alcancemos esta cifra. Si queremos seguir moviéndolo, tendremos que resetear el contador montados en el coche y conduciendo nosotros personalmente. Esto produce una sensación a los usuarios de que se trata de una innovación prácticamente inútil.

Tesla ha lanzado cartas fuera de la mesa, culpando directamente a los organismos reguladores europeos y sus leyes. Ha indicado a su vez que todos los países de Europa no se verán afectados de la misma manera, aunque basándonos en las modificaciones del Autopilot, podemos imaginar que en este caso afectará de manera similar a España.

Restricciones al estilo Autopilot

En el caso del Autopilot, los conductores de los vehículos Tesla pueden activar este modo solo en vías preparadas para ello, como es el caso de las autovías en España. Pero además necesitan ir con las manos sobre el volante, ejerciendo una mínima presión para detectar que somos conscientes de lo que ocurre en la carretera.

El modo invocar de Tesla se ha capado en Europa

Estas medidas intentan ofrecernos todo lo que podemos encontrarnos en Estados Unidos, aunque intentando salvaguardar las leyes Europeas que piensan en la seguridad de los conductores y peatones. En Estados Unidos también lo hacen, pero dando prioridades y más libertad a desarrollar nuevas tecnologías que después se expanden a todo el mundo.

Normas