La CNMV pide explicaciones a Ferrovial por la valoración de su filial de servicios

La discontinuación de su actividad implicó un deterioro de 774 millones en Amey

La CNMV pide explicaciones a Ferrovial por la valoración de su filial de servicios

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) pidió explicaciones a Ferrovial por la valoración que hizo de los activos de su filial de servicios, que puso a la venta a principios de este año.

En concreto, las observaciones del supervisor de los mercados se centran en los deterioros que la compañía de infraestructuras reflejó en sus cuentas anuales consolidadas de 2018 y en las del primer semestre de 2019, después de que reclasificara a Ferrovial Servicios como actividad discontinuada.

Esto implicó un ajuste de 774 millones de euros en la valoración del negocio en Reino Unido, que pasó de un valor en libros de 887 millones de euros a una estimación de su valor razonable de 103 millones.

La CNMV pide a Ferrovial que le explique las diferencias entre ambas cifras y los métodos utilizados. La constructura, cuya respuesta entró en el registro del supervisor el pasado lunes, aduce el deterioro del negocio en Reino Unido, y sobre todo los riesgos por la cancelación del contrato de mantenimiento de carreteras con el Ayuntamiento de Birmingham, que finalmente supuso un pasivo de 240 millones. La empresa reconoce que no recurrió a expertos independientes para hacer dicha valoración.

El requerimiento de la CNMV también incluye explicaciones relacionadas con varios litigios. Por un lado, los ligados la venta por parte de la filial Cintra de la concesionaria estadounidense SH-130 al fondo Strategic Value Partners (SVP), que le reclama 300 millones de euros por supuesto fraude en el pago de trabajos mal ejecutados. Ferrovial no provisionó cantidad alguna. SVP también le reclama 65 millones por defectos de construcción. En este caso sí existe provisión, de 10 millones de dólares. La CNMV pide a Ferrovial que explique por qué no provisionó un solo euro por el primer caso, a lo que la constructora responde que la SH-130 no era insolvente cuando se produjeron los pagos denunciados, que estos cumplían lo estipulado en el contrato y que su dirección no incumplió sus deberes fiduciarios.

Respecto al segundo caso, Ferrovial explica que no hay una relación probada entre los defectos de construcción y errores de diseño, vinculando los primeros a efectos climatológicos “extremos adversos”. La constructora tampoco recurrió a expertos independientes en estos casos.
El organismo que preside Sebastián Albella también reclama una actualización del estado del proceso judicial con la Generalitat por el caso de la Autopista Terrasa-Manresa (autema), en la que Ferrovial deterioró su fondo de comercio en 13 millones después de un cambio de criterio de la Generalitat en el pago de la concesión. El caso, explica esta, está pendiente de la aceptación por parte del Tribunal Supremo de un recurso de casación. El requerimiento de la CNMV incluía también cuestiones relativas a las normas contables NIIF 9, relativa a la valoración de los activos financieros, y NIIF 16 sobre arrendamientos, además de una retahíla de recomendaciones para elaborar los estados contables.

Normas
Entra en El País para participar