El inmobiliario ofertará un millón de metros de nuevas oficinas hasta 2021

En Barcelona la renovación alcanza más del 8% en solo tres años

Los certificados de sostenibilidad ganan importancia para propietarios e inquilinos

El nuevo edificio Oxxeo, en la calle Foresta de Madrid, impulsado por GMP.
El nuevo edificio Oxxeo, en la calle Foresta de Madrid, impulsado por GMP.

Promotores, inversores, socimis y fondos están pisando el acelerador para crear un gran parque de nuevas oficinas en España. Hasta el año 2021 estas empresas levantan proyectos que superan el millón de metros cuadrados de nueva superficie para sedes corporativas en Madrid y Barcelona, según datos facilitados por BNP Paribas Real Estate. En estos futuros inmuebles, además, gana en importancia que dispongan de certificaciones ambientales, como se recoge en el informe Sostenibilidad en el sector inmobiliario facilitado por el banco francés.

Los nuevos proyectos en Madrid y Barcelona hasta 2021 están casi a la par. En la capital, 2019 concluirá con 136.245 m2 de nueva superficie, a los que sumar 188.000 el año que viene y otros 183.507 en 2021. Eso supone 507.752 m2. Estos desarrollos incluyen inmuebles a estrenar y rehabilitaciones integrales.

Entre los principales proyectos en Madrid destaca la que será nueva sede de ING en la Vía de los Poblados, que Blackstone negocia vender a un inversor surcoreano. También el gigantesco campus de Méndez Álvaro (90.000 m2) ideado por Colonial, el edificio Axis que CBRE GI encargó al prestigioso arquitecto Norman Foster en la plaza de Colón (y que ocupará Caixabank) o el edificio de 39.000 m2 que Torre Rioja levanta en Julián Camarillo.

En el caso de la ciudad catalana, 2019 cerrará con 134.161 m2, a los que añadir otros 155.285 y 215.818 en los dos próximos ejercicios. Eso dará otros 505.264 m2 disponibles para las empresas.

Esta nueva oferta supone una gran renovación de las oficinas disponibles, en un parque que se ha comenzado a actualizar fundamentalmente a partir de 2015, cuando las inversiones de fondos, socimis y empresas comenzaron a fluir al inmobiliario tras años de crisis. Esta nueva superficie supone la renovación de más del 3% del parque de oficinas de Madrid, que tiene un stock de 15 millones de m2 aproximadamente, según datos de BNP, y más de un 8% en el caso de Barcelona, con un parque actual que alcanza los 6,1 millones.

Certificados sostenibles

“Todos los propietarios tratan de aumentar el valor de sus inmuebles mediante continuas mejoras. Estas inversiones, sumadas a una buena gestión de los edificios, incrementan el valor de los activos”, se destaca en el informe de BNP Paribas Real Estate. “Las empresas cotizadas (ya sea en el Ibex o en el Mercado Alternativo Bursátil) tienen especial interés en que la calidad de sus edificios esté certificada mediante organismos internacionales (Breeam, Well, etc), ya que supone una garantía para los accionistas de cualquier país (más del 60% del capital de las socimis es extranjero) tanto de calidad como de compromiso con el medio ambiente”, revela. Y es que los inquilinos y las matrices de las filiales españolas cada vez tienen más en cuenta para alquiler un inmueble que dispongan de certificados de sostenibilidad y de bienestar para los empleados como exigencia.

Las claves del mercado de oficinas

Tendencia verde. “Los beneficios que aportan las oficinas sostenibles al medio ambiente a los propios empleados es un factor determinante para las empresas a la hora de decantarse por un inmueble u otro. Los inversores están cada vez más interesados en los inmuebles sostenibles, ya que invertir en este tipo de propiedades puede reducir el riesgo operativo de una cartera”, apunta el estudio de BNP Paribas Real Estate.

‘Hub’ en Barcelona. El informe destaca también que la calidad del parque de oficinas de Barcelona es “claramente superior a la media europea”, en porcentaje, gracias a nuevos distritos financieros como el 22@ y que provoca que el 30% de la superficie “sea de alta calidad”. “Con el desarrollo del 22@, Barcelona ha conseguido atraer a grandes empresas y convertirse en el hub techie del sur de Europa”, apunta el banco. Plaza Europa y el paseo de la Zona Franca se han convertido en otros polos para la atracción de empresas. Entre los nuevos desarrollos destacan dos torres en Porta Firal promovidas por Iberdrola Inmobiliaria. La tasa de disponibilidad de espacios de oficinas en la ciudad condal se queda en el 7,5%, aunque en el 22@, por ejemplo, solo es del 0,3%. La ciudad se ha llenado de ejemplos de inmuebles sostenibles como Witty Wood (con construcción en madera), Torre Glòries, Hexagon o Parc Glories (de Colonial).

De hecho, España se ha convertido en uno de los principales países con más superficie de oficinas certificaciones con el sello Leed, otorgados por la agencia Usgbc (US Green Building Council). Concretamente dispone de 5,81 millones de metros cuadrados que entre otros requisitos garantizan la eficiencia energética.

Normas
Entra en El País para participar