El capital surcoreano quiere recalar en Madrid comprando la nueva sede de ING

A través de Savills IM estudian esta adquisición a Blackstone. Los inversores de Seúl buscan oportunidades en España

Parque empresarial Helios en Madrid.
Parque empresarial Helios en Madrid.

El capital de Corea del Sur cada vez está más de moda en el mercado inmobiliario europeo. Y España no se queda atrás. Este dinero procedente del país asiático desembarcó el pasado año en Barcelona comprando la sede de Nestlé y ahora apunta hacia el nuevo cuartel general de ING en Madrid, el parque empresarial Helios, un edificio propiedad del fondo Blackstone.

La gestora británica de fondos inmobiliarios Savills IM (Investment Managment) está estudiando en la actualidad adquirir Helios para un inversor coreano no identificado, según apuntan diversas fuentes del mercado. Blackstone ha puesto a la venta ese activo que procedía de la cartera de inmuebles de Hispania, la socimi que adquirió el fondo estadounidense el pasado año. La operación de venta, que podría alcanzar los 200 millones de euros, está asesorada por la consultora CBRE. Tanto Savills IM como CBRE declinaron hacer comentarios sobre esta información.

Debido al crecimiento del negocio y de su plantilla en España, ING dejará en 2020 su actual sede en Las Rozas para trasladarse a Helios, parque empresarial en Vía de los Poblados número 1, en Hortaleza, al norte del área del Campo de las Naciones y junto a la autovía de circunvalación M-40.

Este nuevo parque empresarial fue uno de los proyectos más mimados de Hispania, con el fin de levantar un activo prime de oficinas ante la escasez de producto en Madrid. Será concluido en breve y ocupado por el banco en los próximos meses.

Blackstone todavía no ha recibido formalmente las ofertas por Helios, pero desde el sector se explica que hay bastante interés en este activo nuevo, con un buen inquilino y un contrato de alquiler a largo plazo. Precisamente ese es el tipo de inmuebles que busca habitualmente el capital coreano, que frente a primar la ubicación, miran más los contratos a largo plazo y los inquilinos confiables. Se espera que todas las pujas por el parque empresarial provengan de capital institucional, de fondos de pensiones, aseguradoras y gestoras con capital core.

El mayor inversor surcoreano es el National Pension Service (NPS), el fondo público de pensiones, que dispone de una cartera invertida superior a los 500.000 millones de euros, y que actualmente mantiene un objetivo de diversificar en activos en el exterior. Le sigue en tamaño Korea Investment Corporation (KIC), que dispone de un portfolio aproximado de 120.000 millones. Estas son las fuentes primarias del capital que finalmente llega al inmobiliario europeo a través de gestoras de fondos como Savills IM, Hines o CBRE Global Investors, entre otras. También están activos otros actores menores, como diversos bancos de ese país asiático, la gestora IGIS y Samsung Securities, según expertos del sector.

Savills IM, gestora inmobiliaria liderada en España por Fernando Ramírez de Haro, ya adquirió el pasado año para un inversor surcoreano la sede de Nestlé en Esplugues (Barcelona), comprada a la gestora española Meridia. Pero el interés del capital de este origen por invertir en España es máximo. Tras apostar inicialmente por los mercados de oficinas de Londres, París y algunas grandes ciudades alemanas, estos inversores de Seúl han extendido su apuesta a otros países de la Eurozona. Y el capital seguirá llegando: NPS prevé que en 2024 el 10% de sus ingresos provengan del exterior, frente al 4,2% actual.

Asimismo, estos grandes fondos de pensiones, igualmente que en el caso de los estadounidenses, están virando sus carteras hacia el inmobiliario, debido a la enorme presión de centenares de millones de ahorradores a los que ofrecer una rentabilidad atractiva en un entorno de rentabilidad en mínimos para los bonos soberanos y ante la incertidumbre de las Bolsas.

Compra de Tour Europe en La Défense de París por 280 millones

Un inversor surcoreano, a través de la gestora Inmark, ha adquirido uno de los grandes edificios de oficinas ubicados en La Défense de París por 280 millones de euros, según informó la pasada semana la publicación británica especializada Europroperty. BlackRock era el dueño hasta ahora del inmueble de 28.000 m2 y que tiene a Dalkia, filial de la energética EDF, como principal inquilino.

En Londres, el National Pension Service (NPS) de Corea del Sur adquirió en marzo Plumtree Court, la nueva sede de Goldman Sachs en la capital británica, por 1.350 millones de euros, una operación que se prevé como una de las mayores en años por un único activo.

Normas