Allianz GI advierte del riesgo de invertir en empresas expuestas al CO2

Su fondo de transición climática renta un 6,1% más que el mercado en lo que va de año

El tubo de escape de un camión durante un test de emisiones contaminantes en Estados Unidos.
El tubo de escape de un camión durante un test de emisiones contaminantes en Estados Unidos. Reuters

Aquellos inversores que a la hora de decidir dónde colocar su dinero ignoren el criterio de la sostenibilidad y la megatendencia de la descarbonización de la economía, están obviando un riesgo que podría terminar menoscabando su inversión, según ha explicado hoy Christine Clet-Messadi, gestora del fondo Climate Transition de Allianz GI.

Las empresas que en sus actividades son menos respetuosas con el medio ambiente corren el riesgo según la experta de estar sometidas a una regulación cada vez más restrictiva e incluso, de hacer frente a sanciones y prohibiciones de explotación de sus activos. "Algunos activos podrían no ser accesibles para respetar el objetivo de que la temperatura global se eleve dos grados, la Agencia Internacional de la Energía estima que dos tercios de las reservas de petróleo, gas y carbón no serán extraíbles con el fin de respetar el objetivo de calentamiento para 2050", ha explicado Clet-Messadi.

La gestora incide en que a día de hoy, este riesgo no ha sido tenido en cuenta a la hora de valorar los activos de estas compañías. "Los riesgos se calculan a 10 años vista, al ser una amenaza a más largo plazo y no existir métricas fiables que puedan ayudar a medirlo no es tenido en cuenta, lo que es un error bajo nuestro punto de vista", comenta.

Además de a estos problemas, los grandes emisores de gases de efecto invernadero se enfrentan a un cada vez mayor coste por generar dióxido de carbono. El precio a pagar por tonelada de CO2 emitida en la Unión Europea estaba en 6,74 euros en diciembre de 2014, en diciembre de este año, su precio alcanza los 24,41 euros, un 262,16% más.

Para evitar estos riesgos y lograr una transición climática, el fondo gestionado por Clet-Messadi no descarta invertir en sectores contaminantes, sino que apuesta por aquellas empresas que dentro de ellos luchen de manera más eficaz por cambiar sus prácticas. "Nuestro objetivo es seleccionar las compañías con los mejores planes climáticos dentro de sus industrias, aquellas con una mejor posición y unos planes más ambiciosos", detalla Clet-Messadi.

Para poner ejemplos de estas empresas, la gestora ha destacado tres. La primera se trata de la holandesa DSM. La compañía desarrolla un aditivo alimentario que añadido al pienso de las vacas reduce sus emisiones de dióxido de carbono. Según Clet-Messadi, es capaz de reducirlas en una tonelada al año por cada cabeza de ganado sin tener efectos en los consumidores o en la salud de los animales. 

La experta también mencionó a Ørsted, la mayor compañía eléctrica de Noruega que se ha propuesto que el 99% de su energía sea eólica para 2025 y a la francesa Air Liquid, dedicada a reducir el impacto ambiental de otras empresas.

En lo que va de año, Allianz Climate Transition ha batido al mercado de referencia, el MSCI Europe. Mientras que el fondo se revaloriza un 26,88% hasta el pasado día tres de diciembre, el índice avanza un 20,75% en ese mismo período. 

Inversión en bonos verdes

Además de en la renta variable, los inversores también pueden diversificar apostando por los bonos verdes. Se trata de emisiones de deuda destinada a financiar proyectos sostenibles. Julien Bras, cogestor del fondo Allianz Green Bond, explica que a la hora de seleccionar lo importante no es comprar todo el mercado de bonos verdes, sino analizar cada proyecto en profundidad.

En 2013, el mercado global de bonos verdes acumulaba un valor de 11.000 millones de dólares, en 2019, ha alcanzado los 215.000 millones de dólares. Según el experto, la cifra todavía seguirá en aumento ya que la Unión Europea está preparando nueva regulación que ampliará las categorías de los proyectos que pueden ser susceptibles de ser financiados con este tipo de bonos.

España representa el quinto país en el que más invierte este fondo. "Tenemos mucha exposición a Iberdrola porque creemos que en términos de la transición hacia la energía limpia son uno de los mejores posicionados de toda Europa", ha destacado Bras.

Normas
Entra en El País para participar