Los supermercados con hilo musical venden más

IRi y la SGAE han realizado un informe que mide el impacto de las canciones en el consumo

música
GETTY IMAGES

El precio, el empaquetado y el formato de un determinado producto ya no son las únicas variables que influyen a la hora de vender. En un contexto en el que las tiendas físicas compiten con el negocio online, la experiencia en el establecimiento debe ser mejor que nunca para seguir siendo relevantes para los consumidores.

La música desempeña un papel crucial en esta lucha por captar a los clientes, según desvelaron IRi y la SGAE durante la presentación del informe El impacto de la música en las ventas este martes en el Gran Meliá Fénix. En concreto, el estudio evalúa el impacto de reproducir melodías con derechos de autor como hilo musical en supermercados e hipermercados y lo compara con centros de características similares, pero en los que solo cuentan con música libre de derechos.

El informe revela que, en términos generales, la música registrada presenta un impacto promedio positivo del 0,8% en las ventas. Un aumento moderado, sobre todo si se tiene en cuenta el mayor coste de estas melodías. Lo que resulta especialmente llamativo es cómo se desglosa este crecimiento entre las diferentes secciones de los centros. En concreto, el área textil ilustra una subida del 4,4%. Para el director general de IRi, Fernando Zaldívar, este porcentaje responde al carácter lúdico de este tipo de compras. “No son adquisiciones obligatorias y el consumidor está más receptivo”, apunta.

Otros expertos consultados, como Luis Manzano, director ejecutivo y fundador de la consultora Soulman, coincide en que la música es especialmente beneficiosa para las ventas en el ámbito textil, pues “suelen ser ambientes menos ruidosos, más amables, en los que se aprecian mejor los sonidos y no hay tanto ruido de fondo”. Sin embargo, el responsable de la compañía especializada en branding sonoro no cree que haya una diferencia entre la música de libre utilización y la que no lo es. “Desde el punto de vista emocional da igual que tenga o no estos derechos”, defiende.

La repercusión del sector textil se aprecia especialmente al comparar la influencia del hilo musical en función del tamaño del centro. Así, los hipermercados –con una oferta de productos más variada– experimentan un impacto positivo del 1,3%, mientras que los supermercados solo mejoran un 0,6%. Lo que, según el director comercial de IRi, Antonio Khalaf, se debe a que los más pequeños no cuentan con una sección específica dedicada al textil.

Respecto al resto de áreas de consumo, el informe asegura que las melodías registradas repercuten en un crecimiento de las ventas del 0,6% en la electrónica y un 0,5% en la alimentación, mientras que los frescos y la sección de bazar sufren un descenso del 0,9% y el 0,8%, respectivamente, al utilizar estos recursos. Por su parte, los responsables del informe insistieron en la necesidad de variar la lista de reproducción a lo largo del tiempo porque, aunque el efecto sorpresa dispara las ventas en un primer momento, este se va disipando con el paso de los días.

Normas