La CEOE pide al Gobierno medidas “prácticas” y no “ideológicas”

Los empresarios alertan del “error” de subir impuestos en plena desaceleración y piden un Ejecutivo que garantice estabilidad, moderación y ortodoxia económica

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

Los representantes empresariales insistieron ayer en “la necesidad de explorar opciones de Gobierno que garanticen estabilidad política y moderación”. Con esta petición terminaba ayer un comunicado emitido por la patronal CEOE tras la reunión celebrada por su cúpula directiva.

Los empresarios volvían a decir ayer que no querían “hablar de siglas” del posible futuro Gobierno. De hecho, el propio presidente de CEOE, Antonio Garamendi, rechazó valorar el “preacuerdo” como precisó llamar al pacto entre PSOE y Unidas Podemos para formar Gobierno. “Aun no tenemos absolutamente ninguna medida, así que vamos a ver donde acaban los pactos, dónde llegan y cuales son los acuerdos y los apoyos parlamentarios”, pidió ayer Garamendi tras la reunión de la Junta Directiva de CEOE.

No obstante, sin evaluar ninguna medida concreta sí admitió que desde los sectores y las empresas le han manifestado inquietud por la situación política. Así, encontró lógico que “la inestabilidad provoque inquietud y si se aplican fórmulas que no están de acuerdo con el rigor presupuestario o con la ortodoxia económica nos preocupa”. En este punto, Garamendi se refirió sin mencionarlas a las propuestas de las formaciones que podrían optar al Gobierno consistentes incrementar los impuestos, sobre todo a las grandes corporaciones, para mejorar los ingresos del Estado y financiar el gasto social. “Sería un auténtico error, en un momento de desaceleración, pensar que todo viene por los ingresos y no por la mayor eficiencia o por la gestión del Estado”.

De esta forma el líder patronal rechazó las alzas impositivas. Y añadió, siempre sin mencionar a ningún partido político pero en clara referencia a Unidas Podemos y, en menor medida al PSOE, que “posturas que ideológicamente pueden ser comprensibles, igual en el diagnóstico se pueden comprender pero luego en la práctica no son muy positivas o incluso pueden ser negativas”, según Garamendi. Por ello abogó por futuras medidas “prácticas” en lugar de “ideológicas”. Y recordaron desde la patronal que “la política fiscal debe ayudar a la competitividad y a la creación de empleo”, defendiendo así veladamente que no haya un aumento de impuestos.

Dicho todo esto, desde CEOE, los líderes empresariales hicieron ayer “un llamamiento a la responsabilidad de todos los partidos políticos para afrontar las principales preocupaciones de los españoles y para abordar los retos de la economía en un momento de desaceleración”. Y Garamendi citó la necesidad de hacer pactos de Estado en cuestiones como las pensiones o la inmigración. En cualquier caso, los empresarios reclamaron que cualquier medida esté “dentro de la Constitución”.

Junto a esto Garamendi aseguró que “España tiene que dar confianza al mundo, a nuestros inversores y a los accionistas de nuestras empresas, que también son los fondos. En ese sentido recordó que España es el segundo país con más parte de su deuda pública en manos extranjeras.

 

Normas
Entra en El País para participar