El Ibex ignora por completo el resultado de las elecciones

La Bolsa española cierra prácticamente plana, siguiendo la tendencia del resto de índices europeos

el ibex hoy Pulsar para ampliar el gráfico

Acostumbrados a los fuertes vaivenes provocados por la guerra comercial y a los sobresaltos de un Brexit que ha amenazado con acabar a las bravas en varias ocasiones, la incertidumbre y la confirmación del bloqueo político tras las cuartas elecciones en cuatro años no impresiona a la Bolsa española. 

Así, el Ibex 35 ha cerrado en los 9.388,5 puntos con una caída del 0,06%, en línea con la jornada del resto de grandes índices europeos. El Stoxx 50 ha perdido un 0,08%, el Cac francés ha subido un 0,07% y el Dax alemán se ha dejado un 0,23%. El peor índice de la sesión ha sido el FTSE británico con una bajada del 0,42% después de la publicación de los datos de PIB del Reino Unido correspondientes al tercer trimestre. El país en proceso de abandonar la Unión Europea ha esquivado la recesión con un crecimiento trimestral del 0,3%, no obstante, en términos interanuales, su PIB se eleva un 1%, el crecimiento más débil en una década.

Dentro del Ibex, los recortes más pronunciados los han encajado Iberdrola, Cellnex y CaixaBank,  que han retrocedido un 0,78%, el 0,88% y un 1,04%. A los puestos de los más alcistas han escalado Indra, Meliá y Siemens Gamesa con ganancias del 1,73%, el 1,27% y el 1,22% respectivamente. En línea con la apatía de la jornada bursátil, las acciones de los pesos pesados del selectivo apenas se han movido. Inditex se ha revalorizado un 0,29% y Telefónica un 0,71% mientras que los títulos del Banco Santander se han depreciado un 0,58%.

En la renta fija, el bono español a 10 años ha elevado su rentabilidad en cuatro puntos básicos hasta 0,42%, siguiendo de esta forma la línea de comportamiento que ha teniendo la deuda de países periféricos europeos en el mercado secundario. El otro ejemplo de este tipo de deuda son los bonos italianos para el mismo período, cuya rentabilidad ha escalado hoy seis puntos básicos hasta el 1,25%. 

Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, explica que "la falta de visibilidad sobre posibles pactos hace muy factible que los inversores se mantengan a la espera antes de adoptar decisiones en un sentido u otro". Por su parte, desde MacroYield señalan que "para el mercado, no será tan relevante que el bloque que finalmente gobierne sea de izquierdas o derechas, pero la entrada de Unidas Podemos en un potencial gobierno, podría ser el resultado peor recibido por los inversores".

La firma de análisis recuerda que la Comisión Europea está esperando tener un interlocutor en España para exigir una reducción en el déficit previsto en el presupuesto presentado a Bruselas y probablemente no verá con buenos ojos que España proponga la derogación de reformas, como la laboral, que fue exigida en los peores años de la crisis al gobierno del PP. 

Algunos bancos de inversión extranjeros también están emitiendo su valoración del resultado electoral. Barclays ha sido uno de los primeros y califica el resultado electoral de un nuevo "callejón sin salida". 

La semana arranca además con otras referencias importantes para los mercados. Hoy es el Día del Soltero en China dando así el pistoletazo de salida a la próxima campaña de Navidad. Además, esta semana habrá novedades sobre la guerra comercial. No se ha establecido nueva fecha para la firma del acuerdo de primera fase entre EE UU y China y tampoco la localización, pero podría ser en noviembre o diciembre. En cuanto al tema de los aranceles de Europa, el próximo 13 de noviembre, EE UU decide si impone aranceles a los automóviles apelando a la seguridad nacional.

Recientemente, el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, manifestó que las negociaciones con la UE podrían ser una alternativa a los aranceles. La semana pasada anunció, además, que las negociaciones con las compañías de autos que exportan a EE UU podrían ser suficientes para que evitaran los aranceles.

La agenda macro de la semana es bastante intensa e interesante, ya que en los próximos días conoceremos los IPCs de octubre de EE UU, la Zona Euro y de sus principales economías, así como el PIB del tercer trimestre de 2019 de Alemania. Igualmente, y ya el viernes, se publicarán en EE UU las ventas minoristas de octubre, "variable muy importante ya que mostrará las ganas de consumir de los estadounidenses de cara a la temporada de compras navideñas que se inicia con el “viernes negro” a finales de este mes", explica Link Securities.

No obstante, una de las citas más relevantes de la semana será la intervención el próximo miércoles del presidente de la Reserva Federal (Fed) ante el comité conjunto del Congreso de EE UU para hablar de las perspectivas económicas del país.

También la agenda empresarial seguirá siendo intensa en los próximos días, sobre todo en las distintas plazas bursátiles europeas, donde la temporada de publicación de resultados trimestrales sigue su curso. En Wall Street, sin embargo, ésta está prácticamente acabada -sólo publican esta semana 14 compañías integrantes del S&P 500-, habiendo sido en conjunto mejor de lo esperado. En España, hoy se ha conocido Almirall, que gana un 4,4% más hasta septiembre. 

En las materias primas, el barril de Brent, petróleo de referencia en Europa, se deprecia un 0,83% y se cambia a 61,99 dólares por unidad. La onza de oro, valor refugio por excelencia ante repuntes de incertidumbre o inestabilidad, se revaloriza un tímido 0,18% hasta 1.461,58 dólares tras dos sesiones a la baja.

Normas