El Corte Inglés se financia por primera vez al 0% a corto plazo

El grupo de distribución emite sus primeros pagarés sin coste

el corte ingles pulsa en la foto

El entorno de bajos tipos de interés en la zona euro beneficia a todas las empresas con deuda. Y El Corte Inglés ya es una de ellas. La empresa ha logrado el hito de emitir pagarés a un tipo del 0% la semana pasada a plazos de uno y tres meses, debido a la fuerte demanda de los inversores institucionales y a la mejora del perfil crediticio del gigante de la distribución.

La compañía que preside Marta Álvarez ya se mueve como pez en el agua en los mercados de capitales. Fue en diciembre de 2015 cuando registró un programa de pagarés por 300 millones en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), propiedad de BME, que dos años más tarde amplió a 500 millones. Los pagarés tienen un vencimiento mínimo de tres días y un máximo de dos años y se colocan entre grandes inversores, con un importe mínimo por suscriptor de 100.000 euros.

La semana pasada recibió una demanda de 30 millones por sus títulos a un mes y finalmente colocó 15 millones, lo que le permitió rebajar el interés hasta prácticamente el 0%. Por sus títulos a tres meses, recibió solicitudes por 43 millones para finalmente vender 23,7. Estos reemplazarán a los que vencen hoy por un total de 38,7 millones (véase gráfico). El Corte Inglés está exprimiendo al máximo este instrumento de financiación, puesto que ahora mantiene en circulación la emisión máxima por 500 millones que le permite su actual programa.

El vencimiento más largo corresponde a 24,8 millones de euros, que la compañía deberá reembolsar en mayo de 2020. La rentabilidad de estos últimos pagarés, que emitió en mayo de este año, es del 0,6% anual.

En realidad, estos instrumentos siempre tienen cupón cero; es decir, no pagan nada, sino que el inversor recibe su rendimiento –positivo, negativo o nulo– por la diferencia entre el precio al que compran y al que le devuelven el dinero. Por ejemplo, un pagaré emitido al 99% del nominal a 365 días se devolverá al 100%, lo que supone una rentabilidad del 1% anual. Las entidades colaboradoras del programa de El Corte Inglés son BBVA, Santander, Bankia, Sabadell, Norbolsa y CaixaBank.

La primera emisión de bonos con rating de El Corte Inglés tuvo lugar a finales de septiembre de 2018, cuando colocó 600 millones al 3,25% con vencimiento en marzo de 2024 y más de 1.200 millones de demanda. Le acompañaron en su aventura Santander, Unicredit, CaixaBank, Bankia, Saba­dell, BBVA, Société Générale, Crédit Agricole, Credit Suisse, BNP Paribas y Deutsche Bank. Tres meses después, amplió la colocación en 90 millones de esta deuda que expirará en marzo de 2024. Las compras de los inversores han provocado una bajada de su rentabilidad, que se mueve de forma inversa al precio, hasta el 2% en el mercado secundario.

Además de esos bonos y de los pagarés, el grupo de distribución cuenta con la deuda que colocó Hipercor en 2015 y que expira en enero de 2022. El importe de estos bonos suma 600 millones de euros y pagan un cupón anual del 3,875%.

Ya en el verano, con los tipos por los suelos, varias grandes compañías, como Telefónica, BBVA, Santander y CaixaBank, lograban financiarse en negativo a plazos cortos. La novedad es que El Corte Inglés se acerca a ese territorio, sin contar aún con el ansiado grado de inversión.

Cierto que el Corte Inglés ha recibido el espaldarazo de las agencias Standard & Poor’s y Fitch, que le han subido la nota recientemente hasta BB+, solo un escalón por debajo del ansiado BBB-. En su última presentación de resultados anuales, en junio pasado, fuentes del grupo se ponían el objetivo de reducir su deuda a dos veces el ebitda para poder operar en el mercado como si tuviese dicha calificación. En su última revisión de septiembre, Fitch le daba un plazo de entre 6 y 18 meses para alcanzarlo.

Dos claves explican esa mejora. Por un lado, la reducción de su deuda en un 12% durante el ejercicio 2018, hasta los 3.367 millones. El objetivo para 2019 era recortarla en otros 1.000 a través de la venta de inmuebles, pero el fracaso del proyecto Green, la cartera de 95 activos diseñada con PwC, deja en el aire ese objetivo. La venta de la división informática le reportaría entre 300 y 400 millones, según la aspiración de la empresa.

Esta, por otro lado, ha mejorado su caja de forma sostenida, lo que unido a los fondos a los que tiene acceso desde su última refinanciación le permite disfrutar de una situación de liquidez estable y con margen de actuación. En concreto, 1.388 millones a cierre del último ejercicio.

Cobra hasta un 9% a los clientes para anticipos de Navidad

Préstamos. El Corte Inglés ha conseguido financiarse casi gratis a corto plazo, aunque los préstamos que ofrece a sus clientes de la tarjeta de compra de cara a la Navidad sí presentan intereses que, dependiendo de la cuantía y los plazos, llegan a alcanzar el 9%. El grupo de distribución ha comenzado a ofrecer sus clásicos anticipos para las compras navideñas, con importes que van desde los 90 a los 4.000 euros, que pueden pagarse en un solo plazo, en tres meses o en seis a partir del 29 de febrero. Según la calculadora que aparece en la web de su financiera, para un préstamo de 1.000 euros a un plazo de seis meses se aplica un interés TAE del 9,63% a partir del cuarto mes, además de 12 euros de gastos de gestión. A tres meses, el tipo a pagar es del 7,4%, lo mismo que en un solo plazo. Para un préstamo de 4.000 euros a tres meses, el TAE baja al 1,81%, pero crece al 6,32% a seis meses.

Resultados. La compañía que preside Marta Álvarez presenta mañana a las 9.30 sus resultados semestrales, según ha informado a los inversores. Será la segunda vez que lo haga, obligada al tener en el mercado bonos cotizados.

Normas