El Corte Inglés duplica la demanda para sus bonos por 600 millones y pagará el precio mínimo del 3%

Los colocadores y la compañía han elegido el cupón más bajo de la horquilla, que llegaba al 3,25%

El 20% de la demanda es española, clave en el éxito de la emisión

Uno de los centros de El Corte Inglés en Madrid.
Uno de los centros de El Corte Inglés en Madrid.

El debut de El Corte Inglés en el mercado de deuda ha sido un éxito. A las 12 de la mañana se han cerrado los libros y, pese al problema que supone el déficit anunciado por Italia y su previsible conflicto con Bruselas por el Presupuesto, la labor de los bancos colocadores ha sido excepcional. Abrieron los libros el jueves debido a los posibles riesgos de ejecutar la operación el lunes, como en principio preveían, y consiguieron órdenes más que suficientes para cubrir los 600 millones de euros de los bonos, por primera vez con rating, del gigante de la distribución. La demanda final ha superado los 1.200 millones de euros.

El precio orientativo de la deuda, que vencerá en cinco años y medio, se situaba entre el 3% y el 3,25%, pero finalmente El Corte Inglés ha podido elegir el interés más bajo. Así, el grupo pagará por estos 600 millones, unos 18 millones anuales en intereses: 99 millones en total en los cinco años y medio.

Este es el precio acordado entre El Corte Inglés y sus coordinadores, Bank of America Merrill Lynch y Goldman Sachs, tras debatirlo con el resto de las entidades que han participado en la operación: Santander, Unicredit, CaixaBank, Bankia, Sabadell, BBVA, Société Générale, Crédit Agricole, Credit Suisse, BNP Paribas, Deutsche Bannk. Tras analizar el volumen final y la calidad de la demanda han comprobado que tenían de sobra para hacer la operación al precio mínimo.

La fuerte demanda española, que ha supuesto el 20% del total, y francesa, con una gran afluencia de público en las presentaciones en París, más del doble de lo habitual, han sido claves en el éxito de la operación, según fuentes financieras. Estas fuentes añaden que los grandes inversores españoles se han volcado en la colocación, debido al gran conocimiento del emisor y a su confianza en él. “Pensamos que, pese a que la nota asignada por Standard & Poor’s, Fitch y Moody’s se sitúa por debajo del grado de inversión, tiene una seguridad similar”.

El propio presidente de la compañía, Jesús Nuño de la Rosa, ha explicado a lo largo de las presentaciones entre inversores (road show, en la jerga) que el objetivo es conseguir el ansiado rating de BBB- según Standard & Poor’s y Fitch y de B.

La rentabilidad final del bono se situará por debajo de la que paga la deuda cotizada de Hipercor, lanzada en 2015 con un cupón del 3,875%, y rebajará el coste financiero medio de El Corte Inglés. El folleto no revela este último dato, pero sí ofrece los gastos financieros en los últimos 12 meses finalizados a 31 de marzo (184 millones) y la deuda financiera bruta a esa fecha era de más de 4.500 millones, lo que arroja un tipo de interés superior al 4%.

Normas