Miguel Ángel Artal: “Llevamos medicamentos a pueblos sin médicos ni curas”

La cooperativa de distribución farmacéutica estrena almacén robotizado en Bilbao tras una inversión de 11 millones de euros

Miguel Ángel Artal, presidente de Novaltia.
Miguel Ángel Artal, presidente de Novaltia.

Es presidente desde 2017 de Novaltia, la cooperativa de distribución farmacéutica resultante de la fusión en 2013 de Aragofar (Aragón) y Vascofar (País Vasco). La sociedad, entre las líderes de la región –su cuota de mercado es del 73% en la comunidad aragonesa y del 40% en la vasca–, cuenta hoy con 1.000 socios (600 farmacéuticos en Aragón y 400 en País Vasco), cuatro centros logísticos (Zaragoza, Bilbao, Vitoria y Calatayud), 160 trabajadores y una facturación de 319 millones de euros y con previsión de crecimiento del 2% este año.

Miguel Ángel Artal (Zaragoza, 1959), farmacéutico de profesión, habla sobre los proyectos en marcha, Farmadrón, para llevar medicamentos a zonas remotas con drones; la reciente inauguración de su almacén robotizado en Bilbao; sus planes para hacer frente a competidores como Amazon o Alibaba, que entran en este negocio, y su desembarco en China como asesor logístico. Artal critica, además, los bajos precios de los fármacos, detrás, principalmente, del desabastecimiento del último año, y pide mantener el espíritu cooperativista y el modelo de farmacia española.

¿Qué valor tiene el cooperativismo?

El negocio de la distribución existe por la imposibilidad de la farmacia de comprar en cantidades suficientes las miles de presentaciones que hay; es un factor indispensable en la cadena. En Novaltia tenemos en existencia más de 40.000 referencias distintas. Si no fuera por la distribución, sería imposible que la oficina de farmacia funcionara tal y como la entendemos. Casi todos somos cooperativas, es una particularidad en España, y surge en los años setenta, algunas antes, para que las farmacias puedan comprar, poco o mucho, con un mismo descuento, del 2,80% en nuestro caso. En ciudades grandes como Zaragoza hacemos hasta cinco repartos diarios, cada dos horas prácticamente. Nuestras furgonetas llegan a pueblos de Aragón de 200-300 habitantes donde ya no hay médicos ni curas.

Somos muy sensibles a cualquier factor externo por ser una profesión hiperregulada. Podemos sufrir bajadas de precios o márgenes con el Brexit o una crisis

¿El Brexit y la desaceleración económica pueden afectar el sector?

Nadie tiene una bola mágica para adivinar el futuro, pero el sector es muy sensible a cualquier factor externo por ser una profesión hiperregulada. Podemos sufrir bajadas de márgenes o de precios porque lo más sencillo para el Gobierno, la costumbre en los últimos años, es publicar un boletín con medidas de este tipo.

¿Puede haber más desabastecimiento?

Llevamos varios años con este problema y este año se ha acentuado, a lo mejor ahora hay un 30% de faltas. Confluyen distintas causas, la más importante, los bajísimos precios de los medicamentos en España. Uno famoso para el colesterol, la estatina de 10 milligramos, vale 97 céntimos, con eso no se compra ni una chuchería. Esto ha coincidido con la concentración de fabricantes de principios activos como China o India, que ha hecho que haya menos materias primas disponibles, y los esfuerzos de China, India o Latinoamérica para que la sanidad llegue a más población y la mayor expectativa de vida en estos países, lo que sube el consumo de medicamentos.

Estamos entrando en China a través de Novaltia Solutions como asesor logístico

¿Cuál es su apuesta para crecer?

El crecimiento per se nunca ha sido política de Novaltia, el gigantismo nunca lo hemos contemplado, eso supondría invadir provincias en las que hay cooperativas hermanas. Es un mercado muy maduro, nacimos para dar servicio y rentabilidad al farmacéutico. Queremos crecer en volumen, en calidad y servicio, y a través de la cooperativa de segundo grado en la que estamos integrados, Unnefar, donde somos también motores de diversas iniciativas.

¿Puede concretar la labor con Unnefar?

Desarrollamos la cartera de servicios Cruzfarma, que incluye campañas comerciales, venta online; hemos comprado programas informáticos, BitFarma, e impulsado la tarjeta de fidelización Farmapremium.

Y en el exterior, ¿tiene planes?

Estamos en Oriente Medio, en Emiratos Árabes Unidos, a través de nuestra división Novaltia Solutions. Y estamos entrando en China para ayudar a estos países en logística. Somos expertos en el área, tenemos los almacenes más avanzados de Europa.

Miguel Ángel Artal: “Llevamos medicamentos a pueblos sin médicos ni curas”

¿Cuándo será una realidad Farmadrón?

No lo sabemos. Es un proyecto subvencionado por el Ministerio de Industria para estudiar la viabilidad del transporte farmacéutico en núcleos rurales con drones, donde colaboran empresas de Zaragoza como Delsat y Plata (aeropuerto de Teruel). Nos ilusionó mucho la idea, en una región como Aragón, muy montañosa, con climas extremos, deshabitada... Pero la legislación está muy verde, técnicamente, aún queda mucho recorrido porque en España se considera todavía un vuelo. Esperamos que en este mes o en noviembre se pueda hacer el primer viaje entre aeropuerto y la comarca de Gea de Albarracín, a unos 20 km en línea recta. Está validada y homologada por Sanidad la caja de fármacos que llevaría el dron. Para hacer esta prueba, por ejemplo, se tiene que cerrar el espacio aéreo.

¿Está ya en funcionamiento el almacén robotizado de Bilbao?

Sí, desde agosto, invertimos 11 millones y es el más robotizado de Europa, al 98%. Subirá las salidas de servicios farmacéuticos.

¿La huelga de los trabajadores en verano estuvo relacionada con esta apertura?

En absoluto. Se hizo como medida de presión cuando nos trasladábamos al nuevo almacén. No entendemos la postura de este grupo, que son 15 trabajadores de los 45 que hay en Bilbao y que piden aumentos de sueldos del 40%, una paga extra más e influir en el funcionamiento de la empresa, y que por filosofía no podremos firmar nunca jamás, pondríamos en gravísimo riesgo a la empresa. Se les ha ofrecido hasta un 15% de alza salarial y un plus variable ligado a la productividad y lo han negado. Estamos abiertos a la negociación.

La llegada de Amazon afecta a la parafarmacia, no a los fármacos, por la legislación

Algunos gigantes como Amazon entran en este mercado, ¿qué impacto tiene?

Afecta al mundo de la parafarmacia (cosmética, ortopedia...), no al de las especialidades, lo que vulgarmente llamamos medicamentos, por la legislación. Por eso queremos lanzar una web que una lo mejor del mundo online con el prestigio con que cuenta la farmacia por su cercanía, confianza, para llegar también a los jóvenes.

¿Cuáles son los retos?

El primero, mantener el espíritu cooperativo. Hay almacenes que no son cooperativas y hay cooperativas sin ese espíritu y creemos que sigue siendo un modelo que defiende perfectamente los intereses del farmacéutico. Y el segundo, defender el modelo de la farmacia española.

Normas