Mercado residencial

El 20% de las casas en construcción en Madrid se ubican en Vicálvaro

En torno a 13.800 nuevas viviendas saldrán al mercado de la capital en los próximos dos años, un 20% más que hace un año, según CBRE

Viviendas en construcción en El Cañaveral, en el distrito madrileño de Vicálvaro.
Viviendas en construcción en El Cañaveral, en el distrito madrileño de Vicálvaro.

El mercado residencial está, poco a poco, respondiendo a la notable demanda de vivienda en la capital. Actualmente, en Madrid hay 391 proyectos de construcción residencial que sacarán al mercado en torno a 13.800 nuevas viviendas en los próximos dos o tres años, un 20% más que las registradas el año pasado. De ellas, dos de cada diez se concentran en Vicálvaro, el distrito donde se ubica el desarrollo de El Cañaveral. Son datos de la consultora CBRE, que este jueves ha presentado la cuarta edición de su informe anual Madrid desde el cielo, que mide la actividad constructora en la capital y pretende dar mayor transparencia al sector. 

Vicálvaro se sitúa este año como el distrito estrella de la construcción residencial en la capital. "El desarrollo de El Cañaveral, en Vicálvaro, se ha consolidado como el principal motor de la actividad promotora residencial en la ciudad en 2019, con casi 3.000 viviendas en construcción, casi el doble que el año pasado", remarca el director Nacional de Residencial y Suelo de CBRE, Samuel Población. El fuerte impulso promotor en esta zona contrasta con otros distritos del sureste de Madrid, cuyos proyectos se vieron este año paralizados por la vía judicial, aunque ya han sido desbloqueados y probablemente serán los protagonistas en 2020, donde además todavía queda mucha disponibilidad de suelo, prosigue Población. 

A Vicálvaro le sigue en peso de vivienda nueva el distrito de Villaverde –con 1.200 unidades de las que 700 corresponden a un proyecto en el Parque de Ingenieros– y Hortaleza, con 1.100. A un poco más de distancia se sitúa Puente de Vallecas, cuyo número de viviendas en construcción desciende respecto al año pasado por la finalización de varios proyectos, Arganzuela y Fuencarral-El Pardo. Estos seis distritos juntos aglutinan la mitad de las viviendas en construcción de la capital, detalla la directora de Research de CBRE, Lola Martínez. 

De esas casi 14.000 viviendas que saldrán al mercado en los próximos años, una gran mayoría está ya vendida y menos de un 15% en torno a unas 2.000 se encuentran disponibles, sostiene Población, si bien matiza que otras unidades están bloqueadas como parte de la estrategia comercial de cada compañía. "Conforme avancen los periodos de comercialización, habrá más unidades que empezarán a desbloquearse", detalla, tras añadir que la oferta de vivienda nueva en capital todavía está bastante por debajo a la capacidad de absorción del mercado. Y es que, sostiene, anualmente en Madrid se precisan en torno a 20.000 viviendas de obra nueva por el fuerte dinamismo del mercado laboral y la atracción de población a la capital. 

La actividad constructora sigue al alza pero se desacelera

En conjunto, la actividad constructora en la capital ha seguido creciendo este año, nutrida especialmente por el avance del sector residencial, que supone más del 80% de los proyectos, frente a una cierta disminución del sector retail y hotelero. En concreto, el estudio de CBRE ha registrado 482 proyectos, un 16% más que el año pasado y 366 grúas activas, una cifra similar a la de 2018. Se trata, con todo, de porcentajes de aumento inferiores a los del año pasado, cuando se registró un 72% más de proyectos y un 47% más de grúas. "El crecimiento porcentual ha bajado porque se parte de una base más grande", explica el presidente de CBRE España, Adolfo Ramírez-Escudero, quien añade además que mantener los fuertes repuntes de años anteriores no es sostenible. "Lo cierto es que seguimos creciendo y que los proyectos son también más grandes", concluye. 

Salamanca es el distrito con mayor número de proyectos (sumando aquellos de índole residencial, terciario y otros usos) y registra un importante repunte respecto a 2018, si bien Población apunta que se trata de proyectos de menor alcance, más pequeños y con menos unidades. Esta zona concentra 48 proyectos, de los que el 75% son de vivienda y, de ellos, un 60% son de rehabilitación. En efecto, la almendra central aglutina la mayoría de actividad rehabilitadora, mientras que la obra nueva se ubica sobre todo en la periferia, donde sí queda suelo disponible. Por su parte, en Vicálcaro, el 100% de la actividad corresponde a construcción residencial de obra nueva. 

Esta división se refleja también en la construcción de oficinas, que este año aumenta su actividad respecto a 2018 con una oferta de 320.000 metros cuadrados, un 30% más que el año pasado y de los que casi un tercio ya se encuentra reservado. Según detalla Martínez, los proyectos de rehabilitación, que este año ha registrado un fuerte impulso, se concentran prácticamente en su totalidad dentro de la M30, mientras que la obra nueva se ubica en la carretera de la A1, en Las Tablas, y de la A2, en Julián Camarillo.

El segmento retail, en cambio, disminuye en comparación con hace un año, y se observa sobre todo locales comerciales y marcas en el centro de la ciudad que buscan adaptarse a un entorno más digital. Uno de los mayores proyectos en curso es el de la calle Preciados.

El sector hotelero también reduce su actividad pero, con todo, se registran 14 proyectos, la gran mayoría de rehabilitación en el centro de la ciudad y, de ellos, nueve de alto standing, de entre cuatro y cinco estrellas, lo que sumará un total de 1.1810 habitaciones nuevas. “Para dinamizar una ciudad se requiere de infraestructuras, entre ellas la hotelera, que estaba un poco anticuada”, apunta Ramírez-Escudero, quien destaca que la oferta hotelera moderna en el segmento premium ayudará a a ganar competitividad respecto a otras ciudades y a impulsar las viajes de negocios, las estancias de fin de semana y el turismo en general.

Normas