El Cañaveral en Madrid arrastrará 3.000 millones de los promotores en 14.000 casas

El precio de la vivienda se encarece un 80% en este nuevo barrio en tres años

Es la mayor bolsa de suelo en la capital para residencial asequible

El Cañaveral pulsa en la foto
Casetas de venta de viviendas de Neinor, Aedas y Habitat en El Cañaveral.

El Cañaveral es el único nuevo barrio de Madrid con una gran bolsa de suelo donde actualmente se están construyendo viviendas. Por lo que gran parte de las empresas promotoras ya están instalando allí sus grúas. Situado en lo que se conoce como la Estrategia del Sureste, es el único de los cuatro barrios de ese ámbito que ya tiene casas terminadas. Precisamente la escasez de vivienda nueva en la capital ha provocado que los precios en esta zona se dupliquen en apenas tres años.

Este ensanche de la capital fue concebido en 2006 pero quedó paralizado en 2009 debido a la crisis del ladrillo. A partir de 2012 comenzó de nuevo un impulso por desarrollarlo. Está ubicado junto a Coslada, entre la R-3 y la M-45. Sus propietarios históricos fueron diferentes familias y empresas como Minevica, la minera del colindante barrio de Vicálvaro. Esos dueños originales ya han vendido alrededor del 75% del suelo a los promotores que ahora comienzan a construir el barrio.

En El Cañaveral está previsto que se construyan 14.000 viviendas (alrededor de la mitad disponen de algún tipo de protección pública), de las que 7.810 ya cuentan con licencias de obra. Incluso ya están terminadas 1.800 casas.

Entre los promotores que han desembarcado se encuentran Pryconsa, las cotizadas Neinor, Aedas y Quabit, además de Premier, HI Real Estate, Nozar, Inmoglaciar, Grupo Lobe, ACR (a través de Aurea), Altamira y Habitat, entre otros. También operan cooperativas como Tau Gestión, Platinum, Millenium, Vitra o Prygesa.

La Estrategia del Sureste también incorpora a Los Berrocales (plan que acaba de ser ratificado por el Ayuntamiento de Madrid) y Los Ahijones, además de Los Cerros y Valdecarrios con fecha de inicio a más largo plazo. Todos ellos están llamados a ser la gran bolsa de vivienda asequible en la ciudad. En un paseo por El Cañaveral se puede observar un barrio sin dotaciones públicas que nace de la nada, con multitud de solares vacíos, vallas, grúas y obras de urbanización. Aunque está previsto que una ampliación de la línea 2 de Metro llegue hasta el barrio, todavía esa infraestructura de transporte no está aprobada.

  • El precio de la vivienda

Aun así, este sector ha atraído a los compradores que escapan de los precios disparados de la capital o de jóvenes de la colindante Coslada. Los precios de la vivienda de este ensanche se han encarecido más de un 80% en solo tres años, de 1.200 euros por m2 a 2.200 euros, comenta José Antonio Díaz Rosa, director técnico de la junta de compensación de El Cañaveral. “Un piso de tres dormitorios y plaza de garaje puede costar unos 260.000 euros. En el caso de vivienda protegida se sitúa en alrededor de 220.000 euros”, señala. El precio del suelo, igualmente, se ha disparado un 120%, pasando de 360 euros por m2 a 800 euros.

La inversión prevista en suelo y en la construcción de las viviendas por parte de los promotores puede alcanzar hasta los 3.000 millones. Díaz Rosa calcula que solo en las obras el capital necesario podría llegar a los 1.500 millones, a los que sumar alrededor de otros 1.500 millones en compraventas de suelo.

A esa cifra de inversión se debe sumar lo destinada por la junta de compensación (los dueños del suelo), que alcanzará alrededor de 400 millones. Ya han invertido alrededor de 360 millones en urbanización e infraestructuras como la ampliación de la M-45 o los puentes de conexión.

El Cañaveral también cuenta con una amplia parte logística y con el futuro centro comercial Solia, de Azora y Mackintosh Mall

El Cañaveral también cuenta con un proyecto de un gran centro comercial llamado Solia, de 90.000 metros cuadrados, que dispondrá de una gran playa para practicar surf al aire libre como reclamo principal. Ese proyecto está impulsado por las empresas Azora y Mackintosh Mall, que invertirán alrededor de 100 millones en levantarlo.

Entre los 5,8 millones de metros cuadrados de este desarrollo urbanístico también destaca medio millón de superficie en terrenos dedicados a la logística, en una zona separada del barrio residencial, en lo que pretende ser un gran polo industrial con conexión a la R-3 y M-45 y cerca del aeropuerto de Barajas. En esa zona, el gigante estadounidense Blackstone se ha hecho con gran parte de esos suelos tras adquirir a finales del año pasado una cartera logística a Neinver por 300 millones.

Además, se suma una edificabilidad de 140.000 m2 en oficinas, que inicialmente se agrupará fundamentalmente en una gran torre en una zona central, que actualmente está en rediseño junto al Ayuntamiento de Madrid.

La Estrategia del Sureste en su conjunto prevé sumar alrededor de 100.000 casas, aunque además de El Cañaveral, Los Berrocales, ubicado junto al Ensanche de Vallecas, tiene también todos los permisos urbanísticos para comenzar a construir. En ese caso, están previstas levantar 22.000 viviendas en 20 años, con una inversión prevista de 4.400 millones. También se prevé que a partir del año que viene Los Ahijones, colindante por el sur con El Cañaveral, pueda comenzar a edificar.

Normas