De Wow Air a Thomas Cook: ¿pueden Canarias y Baleares convertirse en Islandia?

La quiebra de la aerolínea islandesa ha hundido la llegada de turistas al país y ha provocado la recesión económica

thomas cook canarias
Bañistas en el Lago Azul, de Grindavik (Islandia). REUTERS

La sombra de la quiebra de Thomas Cook se abalanza sobre Canarias y Baleares como en marzo de este año lo hizo sobre otro territorio insular: el concurso de acreedores de la aerolínea Wow ha provocado un desplome en la llegada de turistas a Islandia del 13% en lo que va de año, según datos de Arion Bank, y ha llevado a recortar la previsión de crecimiento de Islandia, cuyo PIB se contraerá este año.

Islandia cimentó su recuperación económica tras una dura recesión en el sector turístico y en el crecimiento de su aerolínea de bajo coste nacional: Wow Air. Según el portal de estadística oficial de Islandia, el aeropuerto de Reikiavik, el más importante, pasó de recibir 459.000 viajeros en 2010 a acoger a más de dos millones en 2017. Para este año, la estimación de Arion Bank es de una caída del 15% en llegada de pasajeros para recuperarse a partir de 2020, con un avance del 2%.

Islandia ha visto como, a partir de la quiebra de Wow el pasado mes de marzo, el desempleo se ha elevado, pasando del 3% a superar el 3,6%. Además, la oficina de estadísticas nacional prevé que en 2019 la economía del país se contraiga dos décimas antes de recuperar un crecimiento sostenido del 2,6% entre 2020 y 2024. Una contracción del PIB con la que pone punto y final a cuatro años consecutivos con crecimientos superiores al 4% -el año pasado la economía avanzó un 4,6%- y que ha sorprendido al FMI con una previsión de alza del 1,7% para este ejercicio.

En el caso de los dos archipiélagos españoles, la caída del turoperador Thomas Cook tendrá un importante peso en el mercado de trabajo, y en la industria turística. En 2017 el 35,2% del PIB canario provino del turismo que, además, fue responsable del 40,3% del empleo de las islas, de acuerdo con un estudio de Exceltur. Por lo pronto, los sindicatos han avanzado que la quiebra del gigante británico afectará a un 10% del empleo en la industria turística canaria.

En el archipiélago balear los datos son tanto o más abultados: el sector dio de comer al 32% de quienes trabajaban en Baleares en 2017 y aportó el 44,8% de su PIB ese año. En ambos casos, muy por encima de la media española (11,7% del PIB y 12,8% del empleo).

Hasta el momento, Canarias ya estaba acusando los efectos del Brexit y las dudas sobre la futura relación de Reino Unido con la Unión Europea. Según un informe de BBVA Research, los británicos son el primer país de procedencia entre sus turistas (un 36% el año pasado). Además, Canarias fue en 2018 el principal destino español de las aerolíneas de la turoperadora británica (más de dos millones de pasajeros), seguido de Baleares, segundo destino con más de un millón de turistas. La suma de los dos archipiélagos absorbió el 90% de los pasajeros que la compañía transportó en avión a España en 2018.

Por lo pronto, las previsiones realizadas por BBVA prevén que la economía canaria se eleve este año un 2,4% -frente al 2,3% nacional- y se modere hasta el 1,8% en 2020; mientras que para Baleares estima un avance del 2,2% de su economía para este ejercicio y del 1,7% para 2020. 

Normas