El motor alerta de que un Brexit duro acarreará 5.700 millones de euros extra en aranceles

23 asociaciones de fabricantes de coches de toda Europa han firmado un documento conjunto en el que piden que se descarte la posibilidad de una salida sin acuerdo

Trabajadores en una línea de ensamblaje de la planta de Seat en Martorell (Barcelona).
Trabajadores en una línea de ensamblaje de la planta de Seat en Martorell (Barcelona).

Asociaciones de fabricantes de coches de toda Europa han firmado un documento en el que piden al Gobierno de Reino Unido y a la Unión Europea que descarten la posibilidad de un Brexit sin acuerdo. El sector alerta de que este escenario podría acarrear 5.700 millones de euros extra en aranceles para el motor. La patronal también ha indicado que un solo minuto de paro de producción en Reino Unido supone una pérdida en el sector de 54.700 euros.

"El comercio sin barreras es crucial para el éxito continuado de una industria automovilística profundamente integrada en Europa, que gestiona unas 230 plantas de montaje y producción en toda la UE. Solo el Brexit ya tendrá un significativo impacto negativo en el sector de la automoción y un Brexit sin acuerdo exacerbaría en gran medida esas consecuencias, causando graves consecuencias en una industria que es tan vital para la economía de Europa", ha dicho Erik Jonnaert, secretario general de ACEA, asociación que representa a los fabricantes de automóviles europeos.

Según cifras de la patronal, el motor da empleo a 13,8 millones de personas en Europa y produce 16,5 millones de vehículos al año. El año pasado, solo España, que es el segundo fabricante del continente solo por detrás de Alemania, ensambló 2.819.565 automóviles.

“La industria automotriz española vende dos tercios de su producción fuera de nuestras fronteras. El Reino Unido es uno de los principales mercados para estas ventas y, desde que se votó el Brexit, las exportaciones han caído exponencialmente. El establecimiento de aranceles y barreras comerciales nos preocupa y perjudica la competitividad de nuestras fábricas y el desarrollo de nuestras cadenas de suministro altamente integradas. Un Brexit sin acuerdo empeorará aún más este comercio y dañará toda la cadena de producción, en España y en Europa”, ha señalado Mario Armero, vicepresidente de Anfac, la Asociación Nacional de Fabricantes de Coches y Camiones, que también firmó el documento.

A medida que se ha ido acercando la fecha en la que entraría en vigor el Brexit (31 de octubre) varias automovilísticas han ido anunciando cierres de plantas en Reino Unido, entre ellas Ford y Honda, aunque esta última aseguró que el Brexit no fue el motivo de la clausura de la fábrica. Según el índice de gerentes de compras (PMI), la actividad industrial de Reino Unido volvió a contraerse en agosto y se hundió hasta mínimos de 2012.

Normas