Farmaindustria reclama potenciar los planes de investigación clínica para atraer inversiones

La patronal pide al próximo Gobierno que eleve el gasto público en sanidad hasta el 7% del PIB

En el centro, Martín Sellés (presidente de Farmaindustria) y Reyes Maroto (ministra en funciones de Industria, Comercio y Turismo) durante la jornada de este jueves.
En el centro, Martín Sellés (presidente de Farmaindustria) y Reyes Maroto (ministra en funciones de Industria, Comercio y Turismo) durante la jornada de este jueves.

La industria farmacéutica no se quiere quedar atrás en la carrera por la investigación y desarrollo y reclama acometer planes ambiciosos de investigación clínica para atraer una inversión extranjera que cifra en 130.000 millones a nivel mundial. Así lo ha expresado este jueves el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, que lo ha calificado como una “oportunidad histórica”, durante el XIX Encuentro de la Industria Farmacéutica Española, celebrado en Santander.

“El sector invierte 130.000 millones al año en investigación básica y clínica. Todos los gobiernos de todos los países se han dado cuenta de lo atractiva de la cantidad y tienen planes para atraer esa inversión. Las nuevas plantas de producción se crean muy de tarde en tarde mientras que los estudios clínicos se hacen todos los días y cada día se decide dónde van esas inversiones. Nosotros tenemos que desarrollar un plan para ser uno de los países ganadores. Para alguna de las grandes compañías España supone ya el segundo o tercer país en recursos dedicados a la investigación clínica solo por detrás de EE UU y China, pero tenemos que trabajar para explotar el potencial”, ha expresado.

Para ello, ha detallado que la inversión externa, que ascendió a 542 millones en el último año (según los datos de Farmaindustria), debe repartirse más entre todas las comunidades autónomas ya que Cataluña (132,7 millones) y Madrid (118 millones) se reparten el grueso de las inversiones. “La investigación clínica en España está concentrada en determinadas comunidades y pensamos que pueden seguir creciendo, pero tenemos que ser capaces de hacer ensayos clínicos en otras regiones que participan menos”, ha explicado Sellés.

Igualmente, tal como viene solicitando en los últimos meses la patronal de las empresas farmacéuticas, Sellés ha pedido elevar el gasto público en sanidad desde el 6% en el que se situó en 2018 al 7%. “En lo que llevamos de década el número de personas mayores de 65 ha crecido un 12%; en pensiones gastamos un 34% más; el PIB ha crecido un 12%; y sin embargo el gasto sanitario solo ha crecido un 3% y el gasto público en medicamentos, un 12%. Muchas voces autorizadas piensan que deberíamos dedicar el 7% del PIB a nuestro sistema sanitario público. Parece difícil mantener el sistema de sanidad de calidad con el 6% del gasto”, ha señalado.

En ese sentido, el presidente de Farmaindustria se ha alineado a favor de la propuesta del Gobierno (recogida en las 370 medidas anunciadas por Pedro Sánchez este martes) que incluye el alza de un punto porcentual del gasto del PIB en sanidad pública para 2023. Según Sellés, esta medida supondría que dentro de cinco años la inversión sería de 10.000 millones superior a la actualidad. Una inyección de capital que el sector estima clave para aumentar el atractivo entre las empresas que más invierten en investigación.

Precisamente, la ministra en funciones de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que ha participado en la apertura del evento, se ha mostrado en sintonía con el presidente de Farmaindustria al destacar el potencial del sector como motor de la innovación y desarrollo en España. “La industria farmacéutica es líder entre los sectores de alta tecnología. La I+D es una de sus principales palancas competitivas y con una inversión de más de 966 millones de euros es uno de los sectores que más destina a innovación, un 7% de la cifra de negocios. La agenda sectorial tiene el objetivo de incrementar la competitividad de la industria farmacéutica como sector estratégico en el proceso de reindustrialización que permita impulsar la competitividad”, ha concluido.

Normas